sábado, 26 de mayo de 2018

Récord a 372 kilómetros



(Foto: Ignacio Rey Riego)


El pasado miércoles tuvo lugar un nuevo doblete de cruceros en A Coruña de la mano esta vez de los buques Britannia y Island Sky, dos navíos que no pueden ser más diferentes tanto en tamaño como en concepción pero cuya presencia conjunta contribuyó a sumar una nueva brillante jornada crucerística en la ciudad herculina.


 Hoy en la entrada estampas cántabras en lugar de gallegas.
(Foto: Ignacio Rey Riego)


Poco antes de las 9 de la mañana el impresionante buque insignia de la naviera P&O  iniciaba la maniobra de atraque al muelle de trasatlánticos. En esta ocasión el Britannia trajo a nuestra ciudad a 3.662 pasajeros, en su gran mayoría británicos que, procedentes de St. Peter Port (Isla de Guernsey), disfrutan estos días de un crucero de una semana que se desarrolla en su mayor parte por aguas del Golfo de Vizcaya y del Canal de la Mancha. Su compañero de amarre del miércoles, el pequeño pero exclusivo Island Sky arribó media hora más tarde procedente de Leixoes y con apenas un centenar de huéspedes a bordo, que por temas de espacio se vió obligado a atracar en el muelle de Calvo Sotelo Sur para su corta estadía en la ciudad que apenas alcanzó las cinco horas. Entre las dos naves y sumando cruceristas y tripulaciones, la jornada del pasado día 23 contempló un desembarco en los muelles de más de 5.000 personas.


No, no es una embarcación auxiliar: es el Island Sky zarpando de la terminal coruñesa ante la atenta mirada del imponente Britannia.
(Foto: Luís Francisco Fernández Martínez)


La presencia del Britannia en A Coruña, si bien es siempre un deleite para los ojos de los que disfrutamos con la visita de este tipo de naves, ya no se convierte en una noticia de gran alcance en los medios y es así porque desde su debut, hace apenas tres años, el buque insignia de P&O ha hecho de la dársena herculina una de sus plazas habituales; sin ir más lejos para la presente temporada el Britannia tiene confirmada en aguas de la ría coruñesa un total de 6 recaladas. Muy diferente fue sin embargo la repercusión que tuvo su escala a 372 kilómetros de nuestra urbe al día siguiente.


 (Foto: Ignacio Rey Riego)


Y es que a su salida de la ría herculina, y previa evacuación médica que obligó al megacrucero británico a regresar a puerto 15 minutos después de haber zarpado, el Britannia puso rumbo a Santander donde 24 horas después de recalar en tierras gallegas batió un récord convirtiéndose en la mayor nave de cruceros de todos los tiempos en atracar en los muelles de la capital cántabra, una marca que hasta esta semana ostentaba el italiano Costa Magica desde mayo de 2010. Desde este jueves Santander tiene nuevo rey (o mejor dicho, reina) y es británica.


 
 (Foto: Ignacio Rey Riego)


La presencia del espectacular Britannia atracado en el Muelle de Raos 5 levantó durante gran parte de la jornada gran expectación entre los santanderinos que no dudaron en acercarse hasta la zona portuaria para contemplar el descomunal tamaño del crucero británico, sobre todo a media tarde cuando el navío zarpó rumbo a tierras francesas.  La presencia de este tipo de tráficos en Santander no es ni mucho menos habitual; este año las previsiones apuntan a que serán 7 las naves de cruceros que atraquen en sus instalaciones, unas cifra muy baja en contraposición con todos los atractivos que tiene como destino turístico este bello rincón de la costa cántabrica; en este sentido juega en su contra  la proximidad del puerto de Bilbao (apenas 100 kms) y que con  unas 70 escalas previstas para este año, está más afianzado en el circuito crucerístico que la preciosísima urbe cántabra. La buena noticia para los santanderinos es que antes de que acabe el año recibirán de nuevo al Britannia; será el próximo 19 de julio y al igual que en esta ocasión también procedente de A Coruña donde hará escala la jornada anterior. Buenas noticias también para nosotros.


La visita del Britannia a Santander dejó hermosas estampas 
(Foto: Ignacio Rey Riego)


No quisiera terminar la entrada sin agradecer a Ignacio Rey Riego las sensacionales fotos sobre la presencia del Britannia en Santander y que ilustran en su mayor parte el post de hoy. También darle las gracias a Luís Francisco Fernández Martínez, autor de las fotos de ambos navíos durante su estancia en A Coruña.


(Foto: Ignacio Rey Riego)


No hay comentarios:

Publicar un comentario