martes, 1 de mayo de 2018

Semana grande





El buque Braemar efectúaba hace apenas unas horas una breve escala en el puerto herculino en el comienzo de una de las semanas con mayor actividad del presente 2018 en el calendario crucerístico local.


El Braemar abrió la semana grande de cruceros de 2018.


A mediodía y procedente de Southampton el pequeño navío de bandera bahameña propiedad de Fred. Olsen Cruise Lines arribó a los muelles coruñeses con unos 800 pasajeros a bordo en la que supuso la primera parada de su actual viaje, un breve crucero de 8 noches de duración con inicio y final en la mencionada ciudad del sur de Inglaterra y con escalas en varios puntos del norte penínsular como Santander, Bilbao y Avilés además de la visita de ayer a tierras gallegas. Los precios para esta singladura partían desde los 680 euros correspondientes a un camarote interior, hasta los 2.500 euros por persona demandados para alguna de las 12 Superior Suites ubicadas hacia la proa y en los costados de la cubierta 7.


Poco después de las 11 de la mañana la silueta del Braemar se dejó ver entrando en la ría coruñesa. En la imagen aparece con el puerto exterior de Ferrol como telón de fondo.


Como mencionaba al principio la visita del Braemar supone el pistoletazo de salida a la semana grande del año en términos crucerísticos; en los 7 días que transcurrirán desde este lunes hasta el próximo domingo serán 7 las naves de pasaje que, si se cumplen las previsiones, recalen en los muelles herculinos; a uno por día, si bien los días 2 (miércoles) y 3 (jueves) habrá sendos dobletes. En total llegarán a la dársena herculina cerca de 12.000 pasajeros en estos siete navíos, un desembarco en toda regla que alcanzará las 16.000 personas si les sumamos también las tripulaciones de las naves.




 Tras la visita de este lunes protagonizada por el Braemar el puerto se toma unas horas de descanso durante la jornada festiva de hoy pero a partir del miércoles comenzará el goteo incesante de cruceros; esa jornada serán dos las naves que atracarán en la dársena herculina; por un lado el gigantesco Ventura, que llegará a primera hora de la mañana y por otro el pequeño buque de expedición Ocean Adventurer que hará una breve escala técnica a media tarde. El jueves nuevo doblete protagonizado por otro gran megacrucero, el Navigator of the Seas y el lujoso navío francés Le Boreal. El viernes será el turno para una de las navieras más arraigadas en nuestra ciudad, Aida Cruises, con su buque AidaBella. Y para terminar la semana a lo grande, y nunca mejor dicho en este caso, el sábado tendremos la visita del también teutón Mein Schiff 4, de la naviera TUI Cruises, uno de los mejores buques de su clase. Como véis habrá cruceros para todos los gustos.


El Navigator of the Seas, que arribará el jueves, será sin lugar a dudas el navío de mayor envergadura de los siete que llegarán esta semana a la ciudad.


Volviendo al Braemar el navío de Fred. Olsen dio por concluída su corta estancia en A Coruña sobre las ocho menos cuarto de la tarde cuando soltó amarras y retomó viaje poniendo rumbo a su siguiente destino, la dársena asturiana de Avilés. Sin más escalas programadas para lo que resta de año el navío británico regresará a aguas de la ría herculina el próximo curso, concretamente el 28 de marzo.


El Braemar transitando ante los faros de Mera. Regresará a la ciudad en 2019.



Las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario