sábado, 21 de octubre de 2017

Aida a lo grande





Hacía tiempo que no se dejaba ver por nuestras aguas un buque de Aida Cruises, asiduos visitantes a la ría herculina de inconfundible estampa gracias a su antropomorfa imagen corporativa. El AidaMar fue el encargado de poner fín a esta sequía de caras sonrientes en la rada coruñesa con su escala del pasado jueves.


El AidaMar protagoniza el post de hoy.


Minutos después de las siete de la mañana hacía su entrada en la dársena herculina el AidaMar procedente de Southampton. El buque de la naviera Aida Cruises trajo en esta ocasión a la ciudad a unos 2.000 pasajeros, alemanes en su práctica totalidad, que aprovecharon la escala de 12 horas para conocer un poco mejor el destino al que acababan de recalar, bien a pie o bien dando pedales, ya que los buques de la compañía alemana despliegan una flotilla de bicicletas a su llegada a algún puerto para los cruceristas que prefieran este medio de locomoción para recorrer la urbe.




18 noches es la duración del crucero que estos días realizan los afortunados que viajan a bordo del AidaMar, una singladura muy especial por cuanto supondrá la despedida (por este año) del continente europeo para la nave germana. El viaje comenzó el pasado día 14 en el puerto de Hamburgo para a continuación visitar Le Havre, Southampton, A Coruña y Ponta Delgada. La capital del archipiélago de las Azores será la última parada en territorio europeo antes de cruzar el charco, y ya en el continente americano recalar en los puertos de Halifax, Portland y Boston antes de finalizar el viaje en los "docks" de Manhattan, en Nueva York el próximo día 31. Pese a la duración del crucero (tres semanas) los precios del mismo eran muy asequibles: un billete en camarote interior salía por 1.100 euros y por 300 euros más ya se podía disponer de uno con vistas y terraza privada.


El AidaMar se encuentra inmerso en un crucero transatlántico que lo llevará hasta Nueva York.


Aida Cruises es una naviera muy ligada al puerto coruñés desde sus mismos inicios; no obstante en el año de su estreno con su actual nombre, 1996, el por aquel entonces único buque de la compañía, el Aida (hoy AidaCara) atracaba en la ciudad a mediados de junio en el transcurso de su primer crucero oficial. Con la llegada de los buques de la clase Esfinge, serie a la que pertenece el AidaMar, la naviera ganó presencia en aguas herculinas. Todas y cada una de sus siete unidades han pasado por A Coruña, algunas de ellas en pleno viaje inaugural, como fue el caso del AidaLuna en 2009 y del AidaBlu en el 2010. Sin embargo a fuerza de repetir visitas resulta inevitable que los buques de la naviera de Rostock no levanten ya tanta expectación como antes; no sólo por sus frecuentes recaladas; también influye su discreto tamaño en comparación con los nuevos buques de la competencia recién salidos de los astilleros. ¿Quiere ésto decir que Aida ya no tiene nada que ofrecernos?. Lo tiene y mucho. Y no ha de pasar mucho tiempo para que los coruñeses lo comprobemos.


Los coruñeses nos hemos acostumbrado ya a la presencia en los muelles herculinos de los buques de la Clase Esfinge, a la que pertenece nuestro protagonista de hoy.


Hace unas semanas los que seguimos las novedades crucerísticas  a nivel local recibíamos con sorpresa la noticia de que el AidaPrima, el buque más grande de su flota, recalaría en la ciudad el próximo 9 de noviembre. En un principio la escala ese día estaba prevista en el vecino puerto de Ferrol pero por circunstancias que no han trascendido (y que tampoco he logrado averiguar) se ha introducido esta leve modificación en su itinerario. Para los ferrolanos la anulación de la escala supone un gran chasco puesto que el Prima iba a ser la gran estrella en los muelles departamentales para el presente año. Eso sí, nuestros vecinos pueden consolarse con el hecho de que la nave gemela  del Prima, el AidaPerla, mantiene sus dos visitas programadas en Ferrol, la primera de las cuales se producirá el próximo 10 de marzo. Del mal el menos. Pero Aida Cruises aún tiene más sorpresas guardadas para los coruñeses...


El AidaPrima, que en principio tenía prevista su recalada en Ferrol, atracará finalmente en A Coruña el próximo 9 de noviembre convirtiéndose de esta manera en el debut más importante del año en el puerto herculino.
(Foto: autor desconocido)


....y ésta es de las gordas. Su futuro buque insignia, que actualmente toma forma en los astilleros Meyer de Papenburg y que recibirá el nombre de AidaNova, ha confirmado que hará escala en nuestra ciudad a finales del próximo año. Será además durante su travesía inaugural. ¿Qué más se puede pedir?. Hablamos de un navío que supondrá un radical salto cuantitativo para la naviera germana puesto que el Nova tendrá unas cifras que asombrarán al mundo: 6.554 pasajeros de capacidad máxima y 183.900 toneladas de registro bruto; eso es en términos de volumen más del doble que el buque que nos visitó el pasado jueves. El AidaNova será la primera unidad de una nueva serie de barcos agrupados bajo el nombre genérico de Helios-Klasse y que de momento tiene proyectadas 7 unidades asignadas a las navieras Carnival (2), Costa (2) y P&O (1) además de las dos que se incorporarán a la compañía germana. Serán navíos revolucionarios, sobre todo a nivel mecánico, con su propulsión mediante gas licuado.



Arriba: El AidaNova se convertirá a finales de 2018 en el buque insignia de Aida Cruises. Recalará en A Coruña el próximo 6 de diciembre. 
Abajo: Mientras la fecha llega los primeros módulos del futuro barco se ensamblan en las instalaciones de Meyer Werft situadas en Papenburg (Alemania)
 

(Foto arriba: cruisemapper.de)
(Foto abajo: Aida Cruises)


Pero antes de que todo ésto ocurra aún tienen que visitar la ciudad otro muchos buques. De momento toca despedir al protagonista de la entrada de hoy que cerró su escala del pasado jueves sobre las siete y cuarto de la tarde cuando soltó amarras para dirigirse a las Azores. A Coruña se convirtió de esta manera en el último puerto de la Europa continental que el AidaMar visitará por este 2017. Una vez en el continente americano el buque germano establecerá su base de operaciones en Montego Bay (Jamaica) hasta mediados de abril del 2018, momento en el que regresará a Europa para sus rutas estivales. En su viaje de regreso al viejo continente el Mar también hará una parada en tierras gallegas; esta vez será Ferrol la que tendrá el honor de recibir al navío convirtiéndose así en la primera ciudad de la Europa continental donde atraque el buque en 2018. En A Coruña el AidaMar no tiene ninguna escala programada para el próximo año.


El AidaMar se despide de A Coruña al menos hasta 2019.


Al resultarme imposible asistir a la entrada y a la salida del buque el pasado jueves, he tenido que tirar de archivo para ilustrar el post. Todas las fotos del AidaMar que salen en la entrada pertenecen a escalas anteriores realizadas en la ciudad.


Salvo las que así lo indican, las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas


No hay comentarios:

Publicar un comentario