jueves, 28 de septiembre de 2017

Como una Reina, o mejor





El trepidante ritmo de escalas de cruceros no se detiene en el puerto herculino y el sábado sumamos una nueva visita a cargo esta vez del vistoso Mein schiff 3.


"Mein Schiff" = "Mi barco".


Esta vez los shipspotters y aficionados al mundo naval no tuvimos que pegarnos el clásico madrugón para fotografíar la entrada del buque de turno puesto que el Mein Schiff 3 no se plantó a los pies de la Torre de Hércules hasta minutos antes de las 10 de la mañana; todo un detalle. A bordo de la nave propiedad de TUI Cruises llegaron en esta ocasión a la ciudad unos 2.400 pasajeros, alemanes practicamente en su totalidad por ser éste el mercado donde opera esta compañía. Una vez atracado en el muelle de trasatlánticos media hora más tarde, los cruceristas pudieron bajar a tierra y aprovechar la agradable climatología para callejear por la zona centro de la ciudad o descubrir sus lugares más destacados. Las excursiones a Santiago y otros puntos fueron otra de las opciones.


¡Al abordaje!: La lancha de prácticos realiza la maniobra de aproximación al Mein schiff 3 a la llegada de éste a la ría herculina el pasado sábado.


La escala que el pasado sábado realizó el Mein Schiff 3 en la ciudad, primera y única para este 2017, se enmarca dentro de una travesía de 11 noches de duración iniciada el pasado día 18 en Hamburgo, base de operaciones de la nave, con escalas programadas en los puertos de Le Havre, Southampton, A Coruña, Lisboa, Cádiz y Barcelona. La singladura llegará a su fín este viernes en Palma.


Detalle de la popa del Mein Schiff 3 a su llegada a la ciudad.


Construcción nº1383 de los astilleros STX Europe de la ciudad finesa de Turku, el Mein Schiff 3 entró en servicio en mayo de 2014, realizando su debut en aguas coruñesas a las pocas semanas de su estreno oficial. Hablamos de un navío de 99.526 toneladas de registro bruto y que cuenta con unas dimensiones principales de 295 metros de eslora, 36 metros de manga y un calado que alcanza los 8´05 metros. El Mein Schiff 3 tiene un total de 15 cubiertas de las cuales 12 están dedicadas en exclusiva al pasaje. En ellas se distribuyen los 1.253 camarotes que otorgan a la nave una capacidad de 2.506 pasajeros en acomodación normal. Del total de cabinas el 82% presenta la hoy en día tan demandada terraza privada. La tripulación la componen 1.000 personas. El Mein Schiff 3, al igual que el resto de barcos de TUI Cruises, navega bajo pabellón maltés siendo Valeta su puerto de registro. Su distintivo de llamada es 9HA3062.


Pese a las colosales dimensiones del Mein Schiff 3 la gaviota ni se inmuta. Es porque ya ha visto llegar muchos cruceros...
(Foto: Manuel Candal)


El Mein Schiff 3 es un barco crucial en la historia de la naviera TUI Cruises al tratarse del primer buque construído ex profeso para la joven compañía germana ya que sus dos unidades predecesoras, Los Mein Schiff 1 y 2, fueron transferidas en su día desde la naviera norteamericana Celebrity Cruises. Creada en 2009 por el gigante crucerístico Royal Caribbean en asociación con el todopoderoso touroperador TUI AG, el rol de la nueva marca del grupo era el de establecerse en el pujante mercado alemán, en la actualidad el mercado europeo con mayor cuota de cruceristas, y ya de paso hacer frente a su archirrival, la Carnival, que con su marca Aida Cruises se lleva gran parte del pastel teutón. Hay que aclarar que ambos productos no compiten directamente entre sí ya que mientras Aida se encamina hacia el concepto generalista,  TUI tiene un enfoque premium.


El producto TUI Cruises se engloba dentro del segmento premium.


... Y tan premium. Los alemanes tienen fama de imprimir un inherente toque de calidad en todo aquello que realizan y el Mein Schiff 3 es un claro ejemplo de ésto. Desde el momento mismo de su entrada en servicio este navío está considerado como uno de los mejores buques de gran tamaño (aquellos que albergan a más de 2.500 pasajeros) superando incluso a las "Reinas" de la Cunard Queen Elizabeth y Queen Victoria. Sólo el mediático Queen Mary 2, el mejor navío de cruceros de gran tamaño, consigue aventajar, y por muy poco al soberbio buque de TUI.




 Con un producto tan logrado estaba claro que el éxito estaba más que asegurado y los números dan buena prueba de ello. El negocio va viento en popa como demuestra la brutal expansión que la flota TUI está experimentando en los últimos años: a nuestro protagonista de hoy le siguió al año siguiente su gemelo, el Mein Schiff 4, y tras él llegaron los idénticos Mein Schiff 5 y 6 (lo que les sobra de calidad a los germanos les falta en imaginación a la hora de bautizar a sus barcos). En 2018 TUI pasará a contar con su primera unidad que excederá las 100.000 T.R.B., el Mein Schiff 1, que visitará A Coruña en unos meses.


 TUI Cruises ha afianzado su presencia en la ciudad en los últimos años y 2018 no será una excepción, con un total de 6 recaladas entre las cuales figurará el estreno de su nuevo buque insignia, el Mein Schiff 1.


Volviendo a la jornada del pasado sábado el Mein Schiff 3 dio por finalizada su estancia en tierras herculinas a las ocho de la tarde, momento en el que la nave germana soltó amarras y tras doblar el dique aumentó revoluciones poniendo rumbo a su siguiente destino, la ciudad de Lisboa. Sin más escalas por la proa en lo que resta de 2017 los coruñeses despedimos al Mein Schiff 3 hasta su próxima visita, que será ya en verano de 2018.


El Mein Schiff 3 se despide de A Coruña hasta mediados de agosto del año que viene.
(Foto: Manuel Candal)


 No quisiera terminar la entrada de hoy sin agradecer a mi amigo y habitual colaborador Manuel Candal su aportación a este post en forma de sensacionales fotos.


Salvo las que así lo indican, las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario