martes, 12 de septiembre de 2017

7 años magníficos... y lo que está por venir





El pasado sábado visitó nuestra ciudad el buque MSC Magnifica de la naviera italiana MSC Cruceros, un viejo conocido por nuestra ría que con su presencia cerró una intensa semana de actividad crucerística en los muelles coruñeses con un total de 6 escalas.


El MSC Magnifica echó el cierre a una gran semana en lo que a tráfico de cruceros se refiere.
(Foto: Manuel Candal)


 Procedente de Southampton y con practicamente todo el pasaje vendido para la actual ruta, lo que supoonen unos 2.500 pasajeros, el MSC Magnifica llegó a la ciudad sobre las 08:00 horas para iniciar minutos más tarde y bajo la supervisión del práctico la maniobra que lo habría de llevar a atracar en el muelle de trasatlánticos con su proa señalando hacia el corazón de la ciudad.




El MSC Magnifica se encuentra realizando estos días un crucero de 11 noches de duración que se inició el pasado día 3 en el puerto alemán de Warnemunde y que hasta la fecha ha hecho escalas en Gotemburgo, Amsterdam y Southampton antes de llegar a tierras gallegas. Tras partir de A Coruña el buque de bandera panameña puso rumbo hacia el puerto de Lisboa y tras visitar tierras portuguesas aún le quedarán dos escalas más en Gibraltar y Barcelona antes de finalizar su singladura en el puerto de Génova el próximo día 14. MSC ofrecía la posibilidad a todos aquellos que así lo quisieran de embarcar en Copenhague un día antes, aumentando de esta manera la duración del viaje hasta los 12 días.




Pese a que es el teórico cuarto y último componente de la Clase Musica, el MSC Magnifica toma lo mejor de ésta y de la clase sucesora, la Fantasia Class, para formar una especie de híbrido donde la forma exterior se corresponde con la primera clase pero cuyo interior se inspira en la segunda. Al igual que sus teóricos tres hermanos, los MSC Musica, Orchestra y Poesia, nuestro protagonista de hoy fue construído en los astilleros STX France de la ciudad de St. Nazaire y entró en servicio en marzo de 2010. Se trata de un buque de 93.330 toneladas de registro bruto con unas dimensiones principales de 293´8 metros, una manga de 32´2 metros y un calado de 8 metros. La altura desde la lína de flotación al "top" de la chimenea es de 59´6 metros.




El MSC Magnifica tiene capacidad para 2.550 pasajeros en acomodación normal alojados en alguno de los 1.275 camarotes de los que dispone la nave, de los cuales el 65% tienen terraza privada. La tripulación la componen 987 personas. La propulsión es de tipo diesel eléctrica, lo habitual en este tipo de barcos, aunque a diferencia de la mayoría de unidades salidas de los astilleros en los últimos años el Magnifica no se propulsa mediante pods sino que presenta timones y hélices convencionales. El coste estimado de construcción de este buque fue de unos 410 millones de euros.


El MSC Magnifica apuntando con su proa hacia los faros de Mera.


Mucho han cambiado las cosas en la naviera MSC desde la botadura del MSC Magnifica hasta nuestros días, y eso que sólo han transcurrido 7 años. Cuando nuestro protagonista de hoy vio la luz la naviera napolitana se encontraba ya en pleno desarrollo de la Clase Fantasia, cuyo volumen aumentó un 45% respecto al buque que sale en las fotos y de la que como antes mencioné el Magnifica toma muchas de sus características interiores. En la actualidad MSC se halla inmersa en un ambicioso proceso de expansión de su flota, con el desarrollo al unísono de hasta tres clases de buques distintas, algo inédito en la industria crucerística, y un total de 11 unidades ya firmadas que se incorporarán en el períodos que va desde 2017 hasta 2026. A mediados de este año se entregó la primera unidad de la Meraviglia Class, el MSC Meraviglia, un espectacular navío cuyo tamaño es un 80% mayor al del Magnifica. Tras el Meraviglia llegará su gemelo, el MSC Bellisima (2019) y dos unidades más aún sin nombre y que serán ligeramente más grandes (se las conoce como Clase Meraviglia Plus I y II).


A mediados de este año vio la luz el primer buque de la Meraviglia Class, el MSC Meraviglia. La foto corresponde a su escala inaugural en el puerto de Vigo el pasado 6 de junio.


Paralelamente al desarrollo de la Meraviglia Class que se construye en los astilleros STX Europe de St. Nazaire, los astilleros Fincantieri se encuentran dándole los últimos retoques al que será el primer integrante de la Seaside Class, el MSC Seaside, y que verá la luz este mes de noviembre. Se trata de una clase de buques ligeramente más pequeños que los de la Clase Meraviglia (aunque más largos) y con unas formas exteriores mucho más radicales. Tras el Seaside llegará el MSC Seaview (junio del año que viene) y una tercera unidad todavía sin nombre asignado para el 2021. Y si con esto no fuera suficiente 2022 verá nacer la nueva generación de buques MSC, la World Class, que alcanzará las 200.000 toneladas, más del doble que las registradas por el MSC Magnifica. Si es que 7 años dan para muchos cambios...


El MSC Seaside se encuentra ya realizando las pruebas en el mar previas a su entrega a la naviera MSC a finales de este año.
(Fuente: MSC Cruises)


Volviendo a este pasado sábado tras una breve escala de apenas 7 horas el MSC Magnifica se hizo de nuevo a la mar a las cuatro de la tarde para dirigirse hacia su siguiente destino, el puerto de Lisboa. Tras dos recaladas este año el buque da por cerrada su comparecencia en aguas herculinas por este ejercicio quedando su próxima visita fijada para el 26 marzo de 2018.


El MSC Magnifica se despide de A Coruña hasta 2018.
(Foto: Manuel Candal)


Agradecimientos a Manuel Candal por las fotos prestadas para la elaboración del post. Tanto las suyas como las de un servidor no se corresponden con la escala del pasado sábado sino que me he visto obligado a tirar de archivo. Sorry.


No hay comentarios:

Publicar un comentario