domingo, 9 de julio de 2017

Vacaciones como las de antes





Julio puede parecer de partida un mes de transición entre los dos períodos del año con más actividad crucerística en la ciudad pero 2017 parece que está decidido a acabar con este tópico; no va a ser para nada aburrido puesto que contará con un destacado número de recaladas e incluso alguna de ellas de cierta relevancia como la escala inaugural el pasado miércoles del buque Magellan, un veterano de los mares que se estrena este año en el escenario herculino.


El Magellan hizo su debut en A Coruña este pasado miércoles.


Pasada la una de la tarde, hora poco habitual de llegada para una nave de sus características, hacía su entrada en la ría procedente de Gibraltar el buque Magellan de la naviera Cruise & Maritime Voyages que de esta manera inscribía por primera vez su nombre en los libros de registros del puerto coruñés. A bordo de la nave de la compañía británica unos 1.200 pasajeros que estos días se encontraban realizando un crucero de 11 noches de duración con salida desde el puerto de Liverpool el pasado día 27 y que ha hecho escalas en La Rochelle, Bilbao, Lisboa, Gibraltar, A Coruña y Dublín antes de regresar a la ciudad situada a orillas del Mersey este mismo sábado. La naviera ofrecía como alternativa embarcar un día antes en Dublín finalizando el crucero también en la capital irlandesa.




El del Magellan es el tercer debut del año en aguas herculinas tras los del Viking Star y Seven Seas Explorer. 2017 no será un año muy dado a los debuts, al menos si lo comparamos con el fecundo 2016 pero aún así este año traerá suculentas novedades y en este segundo semestre además de la de nuestro protagonista de hoy veremos las inaugurales de los buques Silver Muse, Celebrity Silhouette, MSC Fantasia, MSC Preziosa y Columbus, éste último compañero de flota del Magellan y nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages.



El del Magellan es el tercer debut crucerístico del año en aguas coruñesas tras el de los buques Viking Star (arriba) y Seven Seas Explorer (abajo). Por delante quedan cinco más.



 Las escalas inaugurales en nuestro puerto tienen un especial interés porque gracias a ellas podemos ver en directo las últimas novedades de las navieras; buques de nueva factura que cautivan por sus llamativas (que no bonitas) formas, sus colosales tamaños a veces y sus inverosímiles instalaciones a bordo que en ocasiones cuesta creer que podamos encontrar en un buque. Pero a veces el debutante no cumple ninguno de estos criterios. Es el caso que nos ocupa hoy y es que no hay más que echarle un vistazo a las fotos de este post para darse cuenta de que el Magellan no acaba de salir de un puntero astillero europeo ni mucho menos. Su apariencia de barco "con forma de barco" delata que estamos ante una unidad ya entradita en años, lo cual a mi juicio convierte este debut en todavía más interesante.




Para explicar la historia de nuestro protagonista de hoy hay que viajar en el tiempo hasta mediados de la década de los 80 del pasado siglo. Por aquel entonces eran impensables los navíos de pasaje con más de 100.000 toneladas de registro bruto (y ya no digamos las 223.000 T.R.B. de un Harmony of the Seas). Los otrora grandes trasatlánticos navegaban ya reconvertidos en barcos de cruceros y los dos actuales gigantes del sector, Royal Caribbean y Carnival, si bien ya existían eran 2 distaban mucho de su actual poderío empresarial. Fundada en 1972 por Ted Arison la industria del crucero moderna  no se puede entender sin la existencia de esta marca convertida en la actualidad en un poderoso conglomerado de navieras que abarca  casi el 25 % del mercado crucerístico mundial.. En 1983 Carnival colocó la primera piedra de lo que hoy es su vasto imperio poniendo en circulación su primer buque de nueva factura (hasta esa fecha eran todos barcos de segunda mano), el Tropicale. Pero los planes de futuro de la compañía no terminaban ahí y sobre la base de este navío se proyectó una unidad de mayor tamaño que vería la luz en 1985 y que sería bautizado como Holiday, o lo que es lo mismo, el Magellan que ven en las fotos y que nos visitó el pasado miércoles.


Nuestro protagonista de hoy durante sus "años mozos" como Holiday, trabajando para la naviera Carnival.
(Fuente: Carnival Cruises)


Construcción nº 246 de los astilleros daneses Aalborg Vaerft el Holiday, actual Magellan, es un buque de 46.052 toneladas de registro bruto con unas dimensiones principales de 221´3 metros de eslora, 28´1 metros de manga y un calado de 7´7 metros. Cuenta con dos motores diesel Sulzer capaces de producir 22.360 KW que impulsan las nave por medio de sus dos hélices hasta los 21 nudos de velocidad máxima. Tras sus numerosas reformas la capacidad actual del Magellan se sitúa en los 1.452 pasajeros en acomodación normal a los que hay que sumarles los 660 miembros de su tripulación. A lo largo de las 9 cubiertas de pasaje se reparten sus 726 camarotes de los que tan sólo 10 (poco más del 1%) presentan la tan demandada terraza privada. Este dato basta por si sólo para evidenciar que estamos ante un barco de otra época. Tras lucir muchas bendera el Magellan navega hoy en día bajo bandera bahameña, con Nassau como puerto de registro.


Las formas del Magellan (muy atractivas, eso si) delatan que no estamos ante un navío de reciente construcción.


Llamar grande a un buque de 46.000 T.R.B. puede provocarnos hoy en día una mueca de hilaridad pero lo cierto es que en el contexto de 1985 el Holiday era todo un gigante; de hecho se trataba del buque de pasaje más grande del momento si exceptuamos claro está a los clásicos "liners" reconvertidos a cruceros como el Queen Elizabeth 2 o el Norway (ex-France). De todas maneras el honorífico título le duró poco a nuestro Holiday ya que tras su aperición fueron proyectados dos unidades gemelas que aumentaron ligeramente el tamaño respecto al diseño original: fueron el Jubilee (1986) y el Celebration (1987). Estas tres unidades forman la Holiday Class, una familia de buques creadas a la vieja usanza, con los alojamientos situados en las cubiertas bajas (de la 4 a la 7) y las zonas comunes en las superiores (de la 8 a la 12) y con los botes salvavidas situados allá en lo alto en plena cubierta de paseo. De la llamativa chimenea hablamos luego...


 
 En su día el Holiday (el actual Magellan) fue el buque de cruceros más grande del mundo si no contamos por supuesto a los antiguos trasatlánticos.
(Fuente: shipspotting.com)


A lo largo de sus 24 años al servicio de la Carnival Cruise Lines el Holiday gozó de un tremendo éxito que se extendió más allá de su carrera comercial llegando incluso a servir a su país en momentos de necesidad. En 2005 el potentísimo huracan Katrina sembró de muerte y destrucción la ciudad de Nueva Olrleans y sus alrededores. Para paliar los efectos que el devastador fenómeno meteorológico había producido la naviera Carnival cedió a la FEMA (iniciales en inglés de la Autoridad Federal de Emergencias) tres de sus navíos con el objetivo de albergar a los afectados por la catástrofe. Del trío de buques prestado el Holiday, atracado en Mobile (Alabama), fue el únic usado para tal efecto mientras que los otros dos, el Sensation y el Ecstasy se usaron como hogar  para los integrantes de los cuerpos de emergencias. La brutal expansión de Carnival con la continua adición a su flota de mayores y modernas unidades hizo que los buques de la Holiday-Class quedaran obsoletos con la llegada del nuevo milenio, lo que se tradujo en su salida de la compañía que en el caso del Holiday se hizo efectiva en noviembre de 2009.




Tras dejar Carnival el Holiday pasó a formar parte de la naviera española Iberocruceros, una marca creada por Carnival para meterle mano al entonces pujante mercado crucerístico español. Tras una leve reforma nuestro protagonista de hoy fue rebautizado muy originalmente como Grand Holiday y pasó a ofrecer cruceros por el caribe con tarifas muy asequibles. Iberocruceros gozó de un pequeño período de esplendor llegando a tener hasta 4 navíos en su flota (uno de ellos el gemelo del Holiday, el Celebration) pero pronto llegaron las vacas flacas encadenando varios ejercicios con importantes pérdidas debido a la crisis. Finalmente en 2014 Carnival tomó cartas en el asunto; Iberocruceros fue absorbida por Costa, (que también pertenece al gigante crucerístico norteamericano), ésta posicionó a su nuevo buque insignia, el Costa Diadema en Barcelona haciéndose con toda la operativa de Iberocruceros y de la noche a la mañana la otrora naviera española desapareció para siempre tras una corta carrera de tan sólo 7 años.


El actual Magellan durante su etapa como Grand Holiday luciendo los colores (nunca mejor dicho) de la española Iberocruceros.
(Fuente: shipspotting.com)


Tras quedarse de nuevo en el paro el Grand Holiday fue comprado en noviembre de 2014 por la naviera  Cruise & Maritime Voyages, especializada en el mercado británico y que cuenta en su flota con un bonito surtido de naves clásicas tales como el Azores (1948) o el Marco Polo (1965). Tras una somera reforma su "novísimo" fichaje entró en servicio con sus nuevos colores en marzo de 2015 ya bautizado con su actual nombre de Magellan. Ni que decir tiene que lo de Magellan se debe al explorador portugués Fernando de Magallanes (en inglés Ferdinand Magellan), el encargado de capitanear la expedición que acabaría por circumnavegar el globo por primera vez, honor que terminaría recayendo sobre el español Juan Sebastian de Elcano al morir Magallanes durante el viaje en la isla filipina de Mactán. Lo de ponerle nombres de exploradores a sus barcos parece que les ha gustado a los de Cruise & Maritime Voyages y no contento con tener a un Marco Polo y a un Magellan, hace unas semanas bautizaban a su nuevo buque insignia como Columbus.


Otro explorador para la CMV: Contando al Magellan la naviera Cruise & Maritime Voyages tiene en su flota a 3 buques con nombres de famosos navegantes.


Si un rasgo llama la atención por encima de los demás en el aspecto del Magellan es su original chimenea que aquí en Europa puede que no nos resulte muy familiar pero que en América es todo un icono. El culpable de su atípica forma fue Joe Farcus, diseñador fetiche de Carnival que se inspiró en la chimenea del SS France para crear la del primer buque construído para Carnival, el Tropicale, una estructura que a la postre acabaría convirtiéndose en el símbolo distintivo de la naviera. Desde la aparición de este navío en 1983 y sin excepción de ningún tipo todos los barcos de Carnival están coronados con esta simpática chimenea que emula la cola de una ballena zambulléndose en el agua. Pero, si el actual Magellan ya no pertenece a Carnival ¿por qué sigue luciendo su símbolo? eso nadie lo sabe. Lo normal habría sido que tras su salida de la compañía el Holiday hubiese perdido esta inconfundible marca de la casa como lo suelen hacer los barcos que abandonan la naviera, ocurrió en el caso del Tropicale pero no así en todos los Holiday Class: Del trío de gemelos además del Holiday el Celebration también la mantuvo y aún la mantiene en la actualidad navegando bajo el nombre de Bahamas Celebration. El Jubilee por su parte sí que perdió su "cola de ballena" cuando se convirtió en 2004 en el Pacific Sun.



El logo de la naviera Carnival (arriba) incluye la icónica chimenea en forma de cola de ballena que lucen todos sus barcos, por eso resulta cuanto menos curioso que el Magellan (abajo) siga luciendo esa misma estructura a pesar de que desde hace más de dos años no pertenece a la corporación norteamericana.



 Volviendo al pasado miércoles el Magellan finalizó su visita inaugural a la ciudad herculina sobre las ocho de la tarde cuando soltó amarras e inició una larguíiisima maniobra de desatraque, que resultó bastante lenta a ojos de los que habitualmente nos congregamos en las inmediaciones del puerto para ver y fotografíar la partida de estos navíos. Tras doblar el dique y ya en aguas abiertas el Magellan incrementó su velocidad y puso proa al norte con destino a tierras irlandesas. El 1 agosto de 2018 volveremos a ver a este veterano explorador por nuestra ría.


 El Magellan ya ha confirmado su presencia en la ciudad en el próximo año.



Salvo las que así lo indiquen las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario