martes, 6 de junio de 2017

De Roma a Montreal con escalas





Un inicio prometedor el del mes de junio, que en su primera semana suele aprovechar la inercia del frenético  mayo en cuanto a escalas de cruceros se refiere. El pasado sábado le tocó al buque Insignia hacer una breve parada en tierras coruñesas.


Un buque insigne protagoniza el post de hoy.


Minutos antes de las siete de la mañana el Insignia se encontraba ya en plena maniobra de atraque en el muelle de trasatlánticos. Procedente del puerto de Leixoes el barco de la naviera Oceania Cruises trajo en esta ocasión a nuestra ciudad a 650 pasajeros que pese a que no pudieron gozar de una estancia lo suficientemente prolongada como para descubrir todo lo que A Coruña ofrece a quien la visita, al menos tuvieron la climatología a su favor, con unas condiciones estupendas para callejear o realizar las excursiones contratadas.




Ojito al viaje que se están marcando los pasajeros que estos días viajan a bordo del Insignia: se trata de un crucero de 28 noches de duración (si, un mes, como lo leen) y que lleva por título "Caminos pintorescos desde Roma a Montreal". Así de partida la cosa ya suena muy bien. Seguro que hay mil maneras más rápidas de recorrer los casi 6.600 kilómetros de distancia que separan las capitales italiana y canadiense pero pocas con más lujo y estilo a como lo está haciendo el Insignia. La singladura se inició el pasado 23 de mayo en el considerado puerto de Roma, Civitavecchia, e hizo paradas en Barcelona, Alicante, Almería, Gibraltar, Sevilla, Lisboa, y Leixoes. Tras zarpar de A Coruña el buque prosiguió su itinerario para realizar escalas en San Juan De Luz, Le Verdon, Burdeos, Lorient, Belfast, Dublín y Cork, último puerto europeo del viaje. Posteriormente tocará cruzar el Atlántico hasta llegar a Corner Brook (Terranova) y por último una parada en Trois Rivieres (Quebec) antes de arribar a Montreal, punto final de este apasionante viaje, el 20 de junio.


Todo un viaje el que realiza estos días el Insignia.


Cuatro semanas de crucero se le pueden antojar muy largas al común de los mortales pero siempre hay algún turista insaciable al que un mes navegando se le queda corto. No problema. Aquellos que lo deseen pueden alargar el viaje hasta el próximo 6 de julio desembarcando en el puerto de Miami tras tocar varias ciudades norteamericanas como Halifax, Boston o Nueva York. El citado recorrido es tan sólo un segmento de la gran circumnavegación en la que el Insignia se haya inmerso desde principios de año,  una vuelta al mundo iniciada en la citada Miami el pasado 6 de enero y que ha llevado al barco a visitar los dos subcontinentes americanos, la Polinesia, Australia, gran parte del continente asiático, varios países árabes y tras atravesar el canal de Suez recorrer la costa mediterránea de cabo a rabo. 41 países en el recorrido del que sólo se han librado 2 continentes: África y la Antártida.


El Insignia está realizando la vuelta al mundo en 180 días. Willy Fogg tardó mucho menos pero acabó bastante más estresado


2017 está siendo un año con una importante presencia de los buques de la naviera norteamericana Oceania Cruises en nuestra dársena. De las 6 unidades que componen su flota 3 de ellas, el Nautica, el Marina y nuestro protagonista de hoy, ya han visitado la ciudad en al menos una ocasión. A mediados del verano será el turno de uno de los gemelos del Insignia, el Sirena, el último navío en incorporarse a esta naviera del sector "upper premium". Con 4 miembros de la familia confirmados este año tan sólo 2 se quedarán sin visitarnos; por un lado el inédito en la ciudad Riviera (gemelo del Marina) y por otro el Regatta, que es exactamente igual al buque que sale en las fotos de esta entrada y cuyos itinerarios discurren por la costa oeste americana, con Seattle y Vancouver como puertos base. (o sea que A Coruña le queda un poco lejos...)




En lo que respecta al Insignia éste dio por concluída su escala del pasado sábado a primera hora de la tarde y cuando el reloj marcaba las cuatro anunció con tres sonoros bocinazos su inminente partida. Tras soltar amarras y doblar el dique de abrigo el navío de bandera marshalesa puso proa al norte con destino a aguas francesas. Sin más escalas en nuestra dársena para 2017, el Insignia se tomará un año sabático y no lo veremos por la ría herculina en todo el 2018. El motivo es que el buque dejará de realizar rutas por el continente europeo la próxima campaña.


El Insignia se despide de los coruñeses hasta 2019... por lo menos. El detalle de la popa revela la exótica bandera de conveniencia que lucen los buques de Oceania Cruises: Islas Marshall.


Las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario