NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 22 JUNIO: Astilleros Barreras de Vigo construirá 3 lujosos megayates para la nueva naviera Ritz Carlton Yacht Collection, que verán la luz a partir de 2019.
  • 19 JUNIO: El Saga Pearl II dejará la flota de Saga Cruises en 2019.
  • 12 JUNIO: Ceremonia de bautizo oficial del nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages, el Columbus (ex-Arcadia).
  • 03 JUNIO: MSC Cruceros bautiza a su nuevo buque insignia, el MSC Meraviglia, un día antes de partir en su viaje inaugural.
  • 01 JUNIO: El futuro buque insignia de Aida Cruises se llamará AidaNova y verá la luz a finales de 2018.

lunes, 15 de mayo de 2017

Sin Thom ni Son





Nuevo atraque de una nave de cruceros en la ciudad herculina el pasado viernes. En esta ocasión el protagonista fue uno de esos buques que podemos denominar como "rareza" tanto por tratarse de un barco poco habitual por nuestras aguas, como por su llamativa forma exterior. Su nombre: Thomson Celebration.

 
 (Foto: José R. Montero)


A primera hora de la mañana hacía su entrada en la ría el buque de bandera maltesa Thomson Celebration, de la naviera británica Thomson Cruises. Procedente de Lisboa la nave trajo a la ciudad a unos 1.100 pasajeros, británicos en su mayoría, que desgraciadamente no pudieron disfrutar de un clima muy benévolo durante su estancia en tierras gallegas, con un día más propio del invierno que de la estación primaveral en la que se supone que estamos.


A los pasajeros del Thomson Celebration no les acompañó la climatología durante su breve estancia en A Coruña. A la salida también tocó mojarse para conseguir unas cuantas fotos decentes.


 Los pasajeros del Thomson Celebration disfrutan estos días de un crucero de dos semanas de duración denominado "Tesoros escondidos de Europa". Tras este sugerente título se esconde una travesía que partió de Málaga el pasado 7 de mayo y que ha llevado a los cruceristas a visitar los puertos de Cádiz, Portimao y la mencionada capital portuguesa antes de recalar en tierras gallegas. La singladura continuará haciendo paradas en Bilbao, La Rochelle, Le Havre (para visitar París), Zeebrugge (el puerto de Brujas), Amsterdam, y Bremerhaven antes de finalizar el viaje en el puerto inglés de Newcastle-upon-Tyne, su base durante el verano. Como ven un crucero muy atractivo y con una alta carga cultural.


 (Foto: José R. Montero)


A los que se acercaran el viernes por las inmediaciones del puerto a buen seguro que les llamó la atención las formas de este original navío, unas formas que delatan que no estamos ante un buque de nueva hornada; de hecho 33 años lo contemplan. Construcción X27 de los astilleros franceses Chantiers de l´Atlantique, el actual Thomson Celebration fue puesto en servicio el 8 de abril de 1984 y era un encargo de la Holland America Line, que lo bautizó como Noordam, el tercer buque en la historia de la naviera en portar dicho nombre. Se trata de una unidad de 33.930 toneladas de registro bruto y unas medidas principales de 214´6 metros de eslora, 27´2 metros de manga y un calado de 7´5 metros que puede albergar en sus 10 cubiertas destinadas al pasaje a un total de 1.254 pasajeros en acomodación normal. Su tripulación la forman 520 personas. 2 motores diesel Sulzer son capaces de impulsar la nave hasta los 18 nudos de velocidad de servicio. Como dato histórico hay que decir que éste fue el último buque construído para la marca Holland America Line antes de que esta mítica compañía fuese absorbida por el gigante crucerístico norteamericano Carnival plc.


Durante su primera etapa comercial como Noordam, al servicio de la naviera Holland America Line, el buque visitó A Coruña en alguna que otra ocasión. La foto corresponde con una de sus últimas visitas, en mayo de 2004.


La entrada de Carnival trajo consigo una fuerte inversión económica para tratar de revitalizar la entonces moribunda Holland America Line, una gran inyección de dinero que se tradujo en nuevos barcos que se incorporaron para modernizar su veterana flota; de esta manera la llegada de nuevas construcciones provocaron la progresiva salida de las unidades más viejas. A nuestro protagonista le llegó el turno en  2005 cuando la inminente entrada de un nuevo Noordam estaba a punto de producirse. Su destino fue la británica Thomson Cruises que lo alquiló y lo rebautizó como Thomson Celebration. En su nueva aventura comercial el ahora Thomson Celebration se reencontró con su nave gemela, el Thomson Spirit (ex-Nieuw Amsterdam) construído un año antes que él. Nuestro protagonista debutó en A Coruña con la librea de Thomson Cruises el 22 de septiembre de 2006.



En 2005 nuestro protagonista de hoy abandonó la flota Holland America en vistas a la inminente incorporación del nuevo Noordam. Como podemos apreciar en estas fotos cualquier punto de semejanza entre el actual Noordam (arriba) y el Thomson Celebration (abajo) es pura coincidencia.

 (Foto abajo: José R. Montero)


Quizás por estos lares Thomson nos suene más a marca de televisores que a naviera de cruceros pero lo cierto es que en el Reino Unido es un histórico del sector vacacional. Fundada en 1965 Thomson Holidays inició en la década de los 70 su experiencia en el mundo de los cruceros pero la crisis del petróleo tumbó cualquier opción de sacar la cabeza en un mercado tan competitivo. En 1995 el segundo intento de montar su propia naviera, la actual Thomson Cruises, consiguió llegar a buen puerto (nunca mejor dicho). En 2007 Thomson fue adquirida por el consorcio alemán TUI Group dando lugar al mayor gigante mundial de la industria del ocio y de los paquetes vacacionales y que aglutina  un total de 300 hoteles y resorts repartidos por todo el mundo, 6 aerolíneas y 5 navieras de cruceros entre las que se encuentran además de la propia Thomson Cruises, TUI Cruises y Hapag-Lloyd.


Por tierra, mar... y aire. TUI Group es un gigante mundial de origen germano dedicado al turismo en cualquiera de sus vertientes.
(Fuente: TUI Group)


La entrada del gigante alemán va a ser clave en el futuro a corto plazo de la naviera Thomson Cruises, que en los próximos años va a vivir una auténtica revolución. A su flota original, ya algo envejecida y compuesta por 4 navíos, se le sumó el año pasado el que fuera Splendour of the Seas de la Royal Caribbean siendo rebautizado para la ocasión como TUI Discovery. Su segunda adquisición se ha hecho efectiva hace tan sólo unos días; se trata del gemelo del Splendour, el Legend of the Seas, que muy originalmente ha sido rebautizado como TUI Discovery 2. Y para 2018 y 2019 llegarán dos nuevos fichajes: los TUI Explorer 1 y 2 (actuales Mein Schiff 1 y 2 respectivamente).


La primera incorporación de esta nueva etapa de Thomson Cruises fue la del TUI Discovery, el que fuera Splendour of the Seas.
(Fuente: Thomson.co.uk.)


 ¿Y que será de la flota original? Los 4 buques que de momento navegan bajo la denominación "Thomson" (Thomson Celebration, Thomson Dream, Thomson Majesty y Thomson Spirit) no serán renombrados con la nueva formula ("TUI X") e irán abandonando la compañía a medida que vayan entrando las nuevas incorporaciones. El primero en tener fecha de salida es precisamente el gemelo de nuestro protagonista de hoy, el Spirit, que en octubre de este año será charteado a la chipriota Louis Cruises. El futuro del Thomson Celebration no ha sido confirmado aún pero a la vista de lo que le espera a su hermano mayor es muy posible que siga su mismo camino.


Futuro incierto para el Thomson Celebration.


Hasta que eso suceda el Thomson Celebration seguirá "dando el callo" para la compañía inglesa y lo hará además con novedades; en noviembre de este año el buque se mudará al Caribe, estableciendo en el puerto dominicano de La Romana su base de cruceros para la temporada invernal. A mediados de marzo el veterano buque volverá de nuevo Europa fijando su plaza fuerte primero en Málaga y posteriormente en Dubrovnik. A partir de octubre de 2018 se abre un gran interrogante en el futuro del navío que sólo el paso del tiempo logrará resolver.


 (Foto: José R. Montero)


Tras una estancia muy breve en la ciudad de poco más de 7 horas y con una jornada de continuos chubascos que dificultaron la labor "afotadora", el Thomson Celebration soltó amarras minutos antes de las tres de la tarde para dirigirse a su siguiente destino, la ciudad de Bilbao. Con el incierto futuro que se cierne sobre su proa quien sabe si volveremos a ver a este peculiar navío por aguas coruñesas. Nos queda el consuelo de que al menos lo veremos una vez más por aguas del golfo ártabro ya que el Thomson Celebration tiene confirmada una visita a la ciudad de Ferrol a principios de otoño; será el próximo 26 de septiembre.


Despedida pasada popr agua el pasado viernes para el Thomson Celebration. ¿Será la definitiva?.


Agradecimientos a mi amigo José R. Montero por las fotos prestadas para la elaboración del blog.



Salvo las que así lo indican, las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario