NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 20 MAYO: La naviera Saga Cruises celebra su 20 aniversario.
  • 27 ABRIL: Aida cruises toma posesión de su nuevo buque, el AidaPerla.
  • 23 ABRIL: El AidaDiva cumple hoy 10 años.
  • 23 ABRIL: El Henna (ex-Carnival Jubilee) será desguazado en Alang.
  • 18 ABRIL: Viking Ocean Cruises construirá dos nuevos buques de cruceros ampliando su flota hasta los 8 navíos en 2022.

viernes, 28 de abril de 2017

Soles, lunas y cuernos (Parte II)





En la anterior entrada inicié el repaso a lo que dio de sí la prolífica jornada crucerística del pasado domingo en A Coruña con nada menos que 3 cruceros atracados en la ciudad. Hoy continuamos con el artículo.


El Midnatsol durante su llegada a la ciudad el pasado domingo cruzándose con el mercante Kingcraft.


Es hora de comentar algunos detalles de cada uno de los protagonistas del día: AidaLuna, Midnatsol y Viking Sea, empezando por el primero de la lista. Decir algo nuevo del AidaLuna o de cualquiera de los buques que componen la flota de Aida Cruises y que no haya citado ya antes en el blog resulta casi imposible por lo que volveré a repetir algún dato de los ya mencionados.


Sólo falta la banda sonora de Tiburón...


Aidas hay muchos; 12 concretamente en estos momentos pese a lo que muchos suelen pensar: En más de una ocasión me he topado con gente mientras fotografío la llegada de éste buque o de alguno de sus hermanos y les he escuchado decir aquello de "es el Aida", como si sólo existiese un único barco con la característica mirada y los labios rojos pintados sobre su casco. Nada más lejos de la realidad. El que nos ocupa hoy es el tercer integrante de la "Sphinx Klasse" ("Clase Esfinge") compuesta por 7 unidades similares y cuya saga  inició el AidaDiva en 2007. El Luna vio la luz en 2009 y en esencia sigue el esquema original de la Clase Esfinge (las unidades posteriores sufrieron unas leves modificaciones). Se trata de un buque de 69.203 toneladas de registro bruto construído al igual que todos sus gemelos en los astilleros alemanes Meyer Werft de la ciudad de Papenburg. Sus dimensiones principales son 253´3 metros de eslora, 32´2 metros de manga y un calado de 7´3 metros y cuenta con un total de 13 cubiertas de pasaje en las que puede alojar hasta 2.050 pasajeros a los que hay que sumarles sus 646 tripulantes. El AidaLuna es un buque que está fuertemente vinculado a nuestra ciudad ya que A Coruña formó parte de su crucero inaugural, una singladura que llevó al navío en marzo de 2009 desde el puerto de Hamburgo hasta el de Palma de Mallorca, lugar donde se celebró su bautismo oficial dos semanas más tarde.


El AidaLuna debutó en A Coruña el 27 de marzo de 2009 haciendo escala en nuestro puerto durante su travesía inaugural.


A diferencia de lo que ocurre con el Luna el Viking Sea es más desconocido por nuestras aguas, y lo es por diversos motivos. El primero porque su naviera, Viking Ocean Cruises, es una recién llegada en el sector, al menos en lo que respecta a cruceros oceánicos, donde inició operaciones en el año 2013. En lo que respecta a esta unidad naval en concreto el Viking Sea cuenta con apenas 12 meses de vida marinera siendo la del pasado domingo la segunda escala realizada hasta la fecha en aguas coruñesas. Su debut aquí tuvo lugar el 1 de mayo del pasado año convirtiéndose esta recalada en una de las escalas inaugurales más destacadas del pasado ejercicio, y al igual que ocurriera con el AidaLuna en su estreno coruñés el Viking Sea  también iba de camino en aquella ocasión hacia su lugar de bautizo, esta vez en el emblemático Royal Borough de Greenwich, en la ciudad de Londres. En unas horas Viking Ocean Cruises repetirá efeméride en nuestros muelles ya que mañana hará su estreno en la dársena herculina otro de sus barcos, el Viking Star, una fotocopia del buque que sale en las fotos de este post.


Fuegos de artificio durante la ceremonia de bautismo del Viking Sea en Londres el pasado año.
(Fuente: Viking Cruises)


Y es que la flota vikinga la componen de momento tres elegantes "drakkares" indistinguibles al ojo humano salvo por el nombre escrito en sus respectivas amuras. Nuestro Viking Sea es el segundo miembro de la familia tras el mencionado Star y el recién llegado Viking Sky, botado a principios de este mismo año. Se trata de unos buques de 47.800 toneladas de registro bruto, 227´7 metros de eslora, 28´8 metros de manga y 6´3 de calado que cuentan con 9 cubiertas de pasaje por donde se reparten 465 camarotes, todos ellos con balcón privado y que dan a estos navíos una capacidad para 930 cruceristas. Esta cifra unida al número de tripulantes, 545, le otorga al Viking Sea uno de los ratios pasajero/tripulante má bajos de la industria: 1´7. Viking Ocean Cruises tiene unos ambiciosos planes de expansión y el que de momento es trío de buques se convertirá con el paso de los años en toda una prolífica familia, mayor incluso que la Clase Esfinge de Aida Cruises: De momento ya está prevista la construcción de 5 unidades más similares a las que ya navegan y que verán la luz desde finales de este año hasta 2022. Los vikingos nos acabarán invadiendo y si no, tiempo al tiempo.


Viking Cruises se ha propuesto plagar los mares de todo el mundo con buques como el de la foto.


Por último nos queda hablar del más pequeño del trío, el semidesconocido Midnatsol. Su nombre significa en noruego "sol de medianoche", el fenómeno natural que tiene lugar en los circulos polares ártico y antártico por el cual el Sol es visible las 24 horas del día durante las fechas próximas al solsticio de verano. Esta nomenclatura es una seña histórica de la naviera Hurtigruten y el actual es el cuarto buque de la compañía en portar tan histórico nombre. La denominación eso sí le va como anillo al dedo puesto que el actual Midnatsol es un genuíno buque de expedición diseñado para navegar por las regiones más agrestes del planeta.


Midnatsol, un nombre indispensable en la historia de la compañía Hurtigruten.


Construído en los astilleros Fosen Mekaniske Verksteder AS de la ciudad noruega de Rissa y puesto en servicio en el año 2003, el Midnatsol es un buque de 16.151 toneladas de registro bruto que presenta unas dimensiones principales de 135´7 metros de eslora, 21´5 metros de manga y un calado de 5´1 metros que cuenta con un total de 7 cubiertas de pasaje y que dan cabida a 970 pasajeros en capacidad máxima como buque costero; como buque de cruceros su aforo es bastante más reducido. Y es que tecnicamente el Midnatsol no es un buque de cruceros al uso sino que está clasificado como buque mixto de carga y pasaje. El motivo es que además de alojar a un volumen concreto de pasajeros puede transportar carga refrigerada y cuenta con un hangar con espacio suficiente para 22 coches. El Midnatsol tiene un buque gemelo; el Trollfjord.



Arriba: El Midnatsol es un buque de tamaño pequeño, aunque no tanto como un Clío...
Abajo: A media eslora y sobre el costado de babor encontramos el portalón (flechas verdes) que da acceso a la cubierta de vehículos .



Volviendo al pasado domingo y tras una jornada crucerística ciertamente intensa, a media tarde los protagonistas del día comenzaron a marcharse de la ciudad. El primero en hacerlo fue el primero en llegar y cuando el reloj marcaba las cinco de la tarde tres bocinazos anunciaron la partida del AidaLuna. Tras despedirse de los buques que le habían acompañado durante gran parte de la jornada el buque alemán puso rumbo a Hamburgo, punto y final de su actual ruta. Sin más escalas en 2017 el Luna volverá a aguas herculinas en la primavera del próximo año.


AidaLuna rumbo a tierras alemanas...


Apenas una hora después y con el AidaLuna todavía visible desde la costa coruñesa era el turno del Viking Sea, cuya maniobra de desatraque se prolongó algo más que en el caso de la nave germana debido a la situación algo más confinada de su lugar de amarre. Una vez navegando en aguas abiertas el barco noruego aumentó revoluciones y enfiló por la canal norte a la búsqueda de su siguiente objetivo, el puerto de Cherburgo. Al igual que ocurre con el AidaLuna, tendremos que esperar un año para volver a ver a este elegante y lujoso navío surcando de nuevo las aguas de nuestra ría.


...y mientras el Viking Sea rumbo a Francia.


El Midnatsol por su parte prolongó su estancia en los muelles herculinos varias horas más, como queriendo aprovechar el hecho de haberse quedado la totalidad del muelle de trasatlánticos para él solito. No fue hasta las 10 de la noche cuando el expedicionario escandinavo soltó amarras y puso rumbo a la dársena gala de Brest, siguiente escala en su actual itinerario. El Midnatsol regresará a A Coruña el 19 de septiembre.


Evidentemente esta foto no corresponde a la salida del Midnatsol...


Con la despedida del Midnatsol se puso punto y final al extraordinario domingo crucerístico en el que el puerto herculino sumó un nuevo triplete en este año, un año que promete ser de récord. Por delante aún quedan jornadas memorables con dobletes, triples escalas... y alguna sorpresa máyor.





Las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario