NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 23 ABRIL: El AidaDiva cumple hoy 10 años.
  • 23 ABRIL: El Henna (ex-Carnival Jubilee) será desguazado en Alang.
  • 18 ABRIL: Viking Ocean Cruises construirá dos nuevos buques de cruceros ampliando su flota hasta los 8 navíos en 2022.
  • 18 ABRIL: El MSC Magnifica sufre un incidente sin consecuencias al golpear contra el muelle de Civitavecchia por culpa del fuerte viento.
  • 29 MARZO: El nuevo buque de Saga Cruises se llamará Spirit of Discovery.

lunes, 10 de abril de 2017

Idas y venidas





Que un buque de cruceros recale dos veces en el mismo puerto en un intervalo de tiempo de tan sólo cinco días  es una circunstancia bastante inusual pero perfectamente factible si pensamos en las numerosas incidencias que pueden sufrir este tipo de navíos (evacuación médica, avería mecánica...) pero ¿puede producirse el mismo hecho estando además ambas paradas programadas dentro del itinerario previsto de antemano por la naviera? eso sí que es toda una rareza pero también puede darse. El Balmoral lo demostró esta misma semana.


El Balmoral estuvo el lunes en A Coruña...


Hay que matizar eso sí que las dos escalas del buque de Fred. Olsen Cruise Lines se produjeron en los puertos de A Coruña y Ferrol respectivamente, pero es tan pequeña la distancia que separa estas dos dársenas (poco más de 50 kilómetros por carretera y tan sólo 11 millas por mar) que para el sector crucerístico  se trata de dos atraques alternativos para un mismo destino. ¿Tiene lógica pues parar dos veces en el mismo lugar?. Evidentemente la cosa tiene truco como veremos a continuación.


...y el viernes en Ferrol. Raro, raro, raro.


Procedente de Cádiz y con unos 1.100 pasajeros a bordo, la nave británica llegó a la rada herculina el pasado lunes poco después de las siete de la mañana  para quedar atracada minutos más tarde en el muelle de trasatlánticos. La escala en A Coruña era la última de un crucero de dos semanas de duración iniciado el pasado 22 de marzo en el puerto de Southampton y que llevó a los cruceristas que en él tomaron parte a visitar Lisboa, Agadir, Casablanca, Gibraltar, Almería, Málaga y Cádiz antes de arribar a aguas gallegas. La travesía tuvo un marcado acento español como bien reflejaba el nombre de la ruta: "Mysterious Morocco & Seductive Spain" ("Marruecos misterioso y España seductora").


El Balmoral es todo un habitual de las aguas herculinas.


La estancia del Balmoral en la ciudad fue más breve de lo acostumbrado para este tipo de naves y tras apenas siete horas de amarre finalmente a las dos y media de la tarde el buque se hizo de nuevo a la mar poniendo proa al norte con destino al puerto de Southampton. En este puerto del sur de Inglaterra se puso el miércoles punto y final a un viaje de ensueño para el algo más de un millar de pasajeros que viajaban a bordo de la nave pero como no hay mal que por bien no venga, tan pronto desembarcaron, una nueva horda de turistas ocupó su lugar ansiosos por iniciar las vacaciones de su vida.




A última hora del pasado 5 de abril el Balmoral zarpaba una vez más de Southampton poniendo rumbo al puerto de Ferrol adonde arribó en la mañana del pasado viernes. La dársena departamental fue la primera parada de un recorrido de 17 jornadas de duración y que hará escalas  en Ibiza, Mahón, Ajaccio, Olbia, Palermo, Palma de Mallorca, Cartagena y Lisboa antes de regresar al punto de partida el próximo 22 de abril. El crucero esta vez se denomina "Islands of the Mediterranean" ("islas del Mediterráneo") un nombre ciertamente acertado ya que el buque visitará Mallorca, Menorca, Ibiza, Córcega, Cerdeña y Sicilia.


Durante las dos escalas en tierras gallegas los pasajeros del Balmoral disfrutaron de una climatología totalmente veraniega.


La estancia de este viernes en Ferrol tuvo una duración similar que la efectuada días antes en la urbe herculina y minutos después de las dos y media de la tarde el Balmoral reemprendió su viaje. A diferencia de su salida de aguas de la bahía coruñesa en la ferrolana a los cruceros se les rinde tributo a su paso por la fortaleza de San Felipe; los encargados de hacerlo son los soldados dieciochescos de la Asociación Batalla de Brión que siempre despiden a sus visitantes a disparo de mosquete y cañón. A las salvas de despedida el "master" del Balmoral respondió tímidamente con un bocinazo, quien sabe si por miedo o desconfiaza por si se trataba de fuego amigo o no. Una vez alcanzada la bocana de la ría y desembarcado el práctico el buque británico (aunque de bandera bahameña) aumentó revoluciones y puso rumbo al sur hacia el "Mare Nostrum".


El Balmoral saliendo de Ferrol este viernes con las grúas del puerto exterior de fondo.


Como ven el hecho de que un mismo buque de pasaje recalara dos veces en el golfo ártabro en menos de cinco días se debió a uno de esos caprichos del calendario crucerístico que de vez en cuando tienen lugar.  Influye de manera determinante, eso sí, el estar a tiro de piedra de uno de los principales puertos base europeos en lo referente a este tipo de tráficos. Les hablo del puerto de Southampton. De los casi dos millones de cruceristas que anualmente llegan a Reino Unido, casi el 85% lo hacen a este punto geográfico. Puesto en cifras se traduce a que en 2015 fueron 1.600.000 los turistas llegados por vía marítima a este puerto. Las migajas del resto de la tarta (unos 200.000 cruceristas) se reparten entre los puertos de Dover y en menor medida los de Tilbury, Bristol o Newcastle. Las principales navieras del sector establecen en Southampton el inicio y el final de sus principales rutas marítimas atlánticas europeas y las que parten desde allí hacia el Mediterráneo o las Canarias practicamente tienen una parada obligada en A Coruña (o en su alternativa ferrolana) a la ida o a la vuelta del viaje. Es el caso de compañías ya muy arraigadas y con un enorme volumen de movimiento en nuestra dársena tales como P&O, Saga Cruises o la propietaria de nuestro protagonista de hoy, Fred. Olsen Cruise Lines.


Entre un 30 y un 35% de los buques de cruceros que nos visitan anualmente  tienen como puerto de procedencia o como puerto de destino el de Southampton.


Tras esta doble escala en tierras gallegas el Balmoral volverá a visitarnos varias veces más a lo largo del año; en A Coruña tiene todavía programadas un total de tres recaladas más siendo la próxima el 9 de mayo. A Ferrol arribará una vez más antes de acabar 2017: será el próximo 28 de noviembre con el aliciente además de ser el encargado de cerrar el año crucerístico en vigor.


Tras su doble visita el Balmoral se despide del golfo ártabro hasta dentro de unas semanas.



Salvo las que así lo indiquen, las fotos de esta entrada han sido realizadas por Diego Veiga. Por favor, respetad la autoría de todas ellas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario