jueves, 6 de octubre de 2016

No diga septiembre...



(Foto: Manuel Candal)


...diga cruceros. Y es que aquí en A Coruña septiembre es sinónimo de cruceros. Día tras día la presencia de buques de pasaje atracados en el muelle de trasatlánticos es continua y con ellos el habitual desembarco de varios cientos, cuando no miles de cruceristas con el consiguiente aporte a la economía local pese a que muchos quieran negar la evidencia. La última semana del pasado mes contó con un total de 4 atraques en la ciudad herculina que por falta de tiempo no he podido abordar a título individual en el blog dándole a cada uno de los protagonistas la importancia que se merecen . Es por este motivo por el que este post va dedicado estos 4 navíos que cerraron tan prolífico mes.


(Foto: Jose R. Montero)


Si bien he dicho que fueron 4 los cruceros recibidos en una semana habría que especificar que en realidad los cuatro atraques tuvieron lugar en tan sólo cuatro días. La semana empezó por todo lo alto con la escala del buque Oriana, uno de los navíos más conocidos en la ciudad por sus constantes visitas desde el mismo año de su debut. El barco de la naviera británica P&O llegó a la ciudad a primera hora de la mañana del lunes procedente de Southampton con unos 1.800 pasajeros a bordo que realizaban una ruta de una semana de duración con salida y llegada a la mencionada ciudad del sur de Inglaterra y que contó con paradas en A Coruña, Bilbao, La Rochelle y Saint Nazaire. Curiosamente el viaje llevaba por título "7 nights Iberia" pese a que el Oriana sólo tocó dos puertos de la península. Habría que preguntarles a los de la P&O que entienden exactamente por "Iberia", en fin... Tras permanecer toda la mañana en puerto el Oriana zarpó a primera hora de la tarde despidiéndose de la ría coruñesa hasta el próximo 24 de octubre, fecha en la que realizará su último atraque del año en tierras herculinas.


(Foto: Jose R. Montero)


El segundo barco en discordia fue el Nautica de la naviera Oceania Cruises que el pasado miércoles hizo una breve parada en A Coruña durante su actual itinerario, un crucero de dos semanas de Southampton a Barcelona con escalas en St. Malo, Bilbao, Lisboa o Palma de Mallorca entre otras. Al igual que el Oriana, el Nautica es otro de los habituales en la ciudad desde hace bastantes años, no tantos como en el caso del navío inglés ya que el buque de Oceania Cruises debutó con su actual nombre en 2005. A media tarde el Nautica zarpó para poner rumbo a su siguiente destino, la dársena de Leixoes. Tras dos estancias (la anterior tuvo lugar a finales de mayo) el Nautica ha puesto punto y final a su calendario de escalas por este año en el puerto de A Coruña.


El Nautica saliendo del puerto coruñés.
(Foto: Jose R. Montero)


La guinda a cuatro días de frenética actividad cruceril en A Coruña la pusieron el jueves los buques Balmoral y Britannia protagonizando un doblete de marcado acento británico. El Britannia fue el primero en instalarse en la urbe herculina y a eso de las siete y media de la mañana su descomunal eslora llenaba casi por completo el muelle de trasatlánticos. Los 3.400 turistas que el buque insignia de la P&O trajo a la ciudad disfrutan estos días de una travesía de 12 noches de duración con salida y llegada en el puerto de Southampton y escalas en Funchal, St. Cruz de La Palma, Gran Canaria, Arrecife, y Lisboa antes de regresar a tierras inglesas. Como ven una ruta con un importante componente canario.


(Foto: Manuel Candal)


No fue hasta el mediodía cuando el Balmoral se dignó a hacerle compañía al gigantesco Britannia, lo hizo eso sí desde la distancia ya que el amarre del buque de Fred. Olsen Cruise lines se situó en esta ocasión en el muelle de Calvo Sotelo Sur, al exceder la suma de sus esloras la longitud del muelle de trasatlánticos. El Balmoral trajo a la ciudad algo más de un millar de turistas británicos que procedentes de Dover hacían la primera escala de un viaje que les llevará a visitar hasta el próximo 7 de octubre además de la nuestra las dársenas de Vigo, Cádiz, Lisboa y Leixoes antes de regresar a la ciudad británica desde donde partieron. Nave también muy conocida en el puerto herculino gracias a sus frecuentes visitas desde su debut en febrero de 2008, el presente año viene con novedades para el buque insignia de Fred. Olsen ya que ha estrenado los nuevos colores corporativos de la naviera con unos tonos grises en su casco que le quedan realmente bien. La del jueves ha sido la segunda de las tres visitas que el Balmoral tiene previsto realizar en la ciudad herculina este año quedando la última de sus comparecencias en aguas de Marineda para el próximo 25 de este mes.


El Balmoral maniobrando durante su salida el pasado jueves.
(Foto: Carlos Rapela)


Tras varias horas de descanso sobre las tres de la tarde el enorme Britannia inició su maniobra de desatraque levantando el interés de muchos curiosos que se arremolinaron en las inmediaciones del puerto para contemplar el espectáculo. Con su popa perdiéndose en el horizonte en dirección sur el Britannia ha dado por finalizado su periplo de escalas en A Coruña en 2016 pero en 2017 ya ha confirmado su presencia en la ciudad con 4 nuevas visitas. El Balmoral por su parte esperó hasta las ocho de la tarde para despedirse de los coruñeses y poner también rumbo al sur.


En 2017 volveremos a ver en A Coruña la formidable estampa del Britannia.
(Foto: Jose R. Montero)


Con el Balmoral poniendo rumbo a tierras olívicas se cerró en lo crucerístico el mes de septiembre, 30 días que nos han dejado unos números excepcionales en lo relativo a este tipo de tráficos, con un total de 18 escalas incluyendo la no prevista del MSC Opera el pasado día 21 (debía haber hecho escala en Ferrol) y que supusieron la llegada a la ría coruñesa de casi 22.000 pasajeros  por vía marítima, unos números que confirman a septiembre como el mes por excelencia para la captación de cruceros en A Coruña en dura pugna con mayo y que confirman la tendencia al alza que el sector crucerístico experimenta año tras año en el puerto coruñés. Entre las visitas más destacadas cabe nombrar aquellas cuyos protagonistas recalaban a la ciudad por primera vez. Nombres como los de Pacific Princess, MSC Musica y sobre todo Mein Schiff 5 y Koningsdam, este dos últimos auténticas primicias del sector y botados hace pocas semanas.


Vista frontal del Britannia durante su maniobra de desatraque el pasado jueves.
(Foto: Carlos Rapela)


Pero el final de septiembre no significa ni mucho menos un parón en el número de visitas de estas ciudades flotantes; ya hace varios ejercicios que octubre mantiene la inercia de escalas del mes que le precede y genera unos buenos números; sin ir más lejos el mes que ahora comienza tiene confirmadas las visitas de un total de 14 naves de pasaje, destacando la visita de algunos colosos como el Celebrity Eclipse (5 de octubre), el MSC Splendida (día 7) o los buques de la naviera Royal Caribbean Independence y el Navigator of the Seas (11 y 12 de octubre).

 
El Independence of the Seas será una de las estrellas del mes que acabamos de estrenar.


Septiembre se acaba pero la fiesta de los cruceros en A Coruña continúa en octubre y en los próximos días lo iré relatando en el blog. No quisiera terminar este atropellado (y atrasado) resumen realizado en este post sin agradecer a mis amigos Manuel Candal, Jose R. Montero y Carlos Rapela su colaboración a la hora de ilustrar la entrada.


 El adiós a septiembre no significa despedirse de los cruceros.
(Foto: Jose R. Montero)




No hay comentarios:

Publicar un comentario