jueves, 28 de abril de 2016

Nos visitó... Rotterdam



(Foto: Manuel Candal)


12ª escala del mes en el puerto de A Coruña. Este martes nos visitó (de nuevo) el buque Rotterdam.


El Rotterdam protagonista de nuevo en el puerto herculino.
(Foto: Manuel Candal)


Procedente de Rotterdam, punto inicial de su actual singladura, el buque de la naviera Holland America Line llegó a la ría herculina sobre las 07:00 horas con unos 1.200 pasajeros a bordo que acaban de comenzar una travesía de 14 noches de duración con inicio y final en el mencionado puerto holandés y que tras la visita a tierras gallegas realizará paradas en Leixoes, Cádiz, Málaga, Gibraltar, Lisboa y Vigo. La naviera ofrece la posibilidad de aumentar la duración del viaje hasta las tres semanas continuando viaje una vez el navío regrese al puerto de Rotterdam para proseguir la ruta haciendo escalas en Eidfjord, Alesund, Geiranger y Bergen (todas ellas en Noruega) antes de volver de nuevo al punto de partida.


El Rotterdam llegó a la ciudad a primera hora de la mañana del pasado martes.
(Foto: José Luís Porta)


Construído en los astilleros Fincantieri de Monfalcone (Italia), el Rotterdam fue puesto en servicio a finales de 1997  convirtiéndose en el momento de su estreno en el buque más grande jamás construído para la Holland America Line con  sus 59.652 toneladas de registro bruto y unas dimensiones principales de 237 metros de eslora, 32´2 metros de manga y un calado de 7´8 metros. En sus 12 cubiertas de pasaje el navío de bandera holandesa puede albergar a un máximo de 1.668 pasajeros con una tripulación formada por 593 personas. El Rotterdam es el primer navío de la Rotterdam-Class, una serie de buques casi gemelos formada por 4 unidades: además de nuestro protagonista de hoy el Volendam (1999), el Zaandam (2000) y el Amsterdam (2000). Pese a no ser ni los buques más nuevos ni los más grandes de la flota, tanto el Rotterdam como el Amsterdam ostentan el título de buques insignia de la Holland America Line.


Detalle de la maniobra de atraque.
(Foto: Manuel Candal)
 

La de este pasado martes fue la tercera y última escala que el Rotterdam realiza en nuestra ciudad por este año. Se da la circunstancia de que todas ellas se han realizado en el presente mes siendo en ésta última la primera ocasión en la que no coincidió con otro navío de pasaje. Tras permanecer atracado durante 10 horas finalmente a las cinco de la tarde soltó amarras para poner rumbo a tierras portuguesas. Un cambio de aires en sus rutas nos privará de volver a ver el próximo año a este elegante buque de pasaje surcando aguas coruñesas.


El Rotterdam se despide de A Coruña por un largo período.
(Foto: Manuel Candal)


Agradecimientos a mis amigos Manuel Candal y José Luís Porta por aportar sus estupendas instantáneas para la ilustración de este post.


No hay comentarios:

Publicar un comentario