NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 22 JUNIO: Astilleros Barreras de Vigo construirá 3 lujosos megayates para la nueva naviera Ritz Carlton Yacht Collection, que verán la luz a partir de 2019.
  • 19 JUNIO: El Saga Pearl II dejará la flota de Saga Cruises en 2019.
  • 12 JUNIO: Ceremonia de bautizo oficial del nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages, el Columbus (ex-Arcadia).
  • 03 JUNIO: MSC Cruceros bautiza a su nuevo buque insignia, el MSC Meraviglia, un día antes de partir en su viaje inaugural.
  • 01 JUNIO: El futuro buque insignia de Aida Cruises se llamará AidaNova y verá la luz a finales de 2018.

martes, 3 de noviembre de 2015

Agrostis stolonifera





Puede que les suene a chino (pese a ser latin) pero el título de la entrada guarda mucha relación con nuestro protagonista de hoy, que no es otro que el Celebrity Eclipse de visita por la ciudad el pasado día 30 y que con su escala cerró un fantástico mes de octubre en lo que a este tipo de tráficos se refiere con algo más de 11.000 pasajeros desembarcados.




Procedente de Funchal la nave de Celebrity Cruises llegó a A Coruña poco antes de las 12:00 horas con 2.700 pasajeros a bordo disfrutando de una travesía de 12 días de duración con inicio y final en Southampton y paradas en Vigo, Lisboa, Gran Canaria, Sta. Cruz de Tenerife y la citada Funchal. La del pasado viernes fue la segunda y última escala del Eclipse en nuestra ciudad para este 2015 tras la realizada hace apenas dos semanas. En previsión de esta segunda presencia decidí no publicar ningún post sobre su primera visita por lo que las fotos que ilustran la entrada de hoy se corresponden a ambas escalas.


La climatología no acompañó en la primera escala del Eclipse el pasado 19 de octubre como demuestra esta original foto de Manuel Candal.


Construído en los astilleros alemanes Meyer Werft de la ciudad de Papenburg y botado en 2010, el Celebrity Eclipse es un buque de 121.878 toneladas de registro bruto con unas imponentes medidas de 317 metros de eslora, 36´8 metros de manga y un calado de 8´3 metros. En sus 17 cubiertas (13 de pasaje) el navío de bandera maltesa puede albergar a un total de 2.850 pasajeros en alguno de sus 1.426 camarotes de los cuales el 90% son exteriores y de ellos el 85% presenta balcón privado. A mayores de su pasaje hay que sumar a sus 1.271 tripulantes de distintas nacionalidades. El corazón de este palacio flotante está compuesto por 4 motores diesel Wärtsila 16V46 que accionan dos unidades ABB Azipod de 20´5 MW cada una y que sustituyen a las convencionales hélices y timones, lo que le otorga al Eclipse un plus de maniobrabilidad a la que colaboran también tres hélices auxiliares Wärtsila CT300 a proa. El conjunto puede impulsar al Eclipse hasta los 24 nudos de velocidad máxima. El coste aproximado de construcción de esta maravilla de la ingeniería naval ascendió a los 605 millones de euros.




El Eclipse es la tercera de una serie de cinco unidades gemelas que se agrupan bajo el nombre genérico de Clase Solstice (lleva el nombre del primer integrante de la serie), todas ellas realizadas en Alemania y que en su día se convirtieron en los buques de pasaje más grandes en ser construídos en el país centroeuropeo. La Clase Solstice, que vio la luz en 2008, fue en el momento de su debut una de las series de buques de pasaje más innovadoras y respetuosas con el medio ambiente de la industria incorporando numerosas primicias con el objetivo de disminuir el consumo de carburante y las emisiones. Destaca su uso de pinturas siliconadas en el casco que disminuye la fricción del barco con el agua, una forma muy estudiada del casco y un nuevo sistema de propulsión que reduce un 8% el consumo energético respecto a buques de similar tamaño, motores diesel de última generación para reducir la emisión de óxidos de nitrógeno o la utilización de una superficie de 500 metros cuadrados para colocar 216 paneles solares que alimentan buena parte del sistema de iluminación, todo él formado por LEDs. De las cinco unidades del proyecto Solstice, la cuarta (el Silhouette) presenta ciertas modificacones internas que aumentan un poco su capacidad de pasaje  y la quinta (el Reflection) es algo mayor en cuanto a tamaño.


 (Foto: Manuel Candal) 


Al menos en mi modesta opinión el diseño del Celebrity Eclipse y de la Clase Soltice en general es de los más bonitos que podemos encontrar entre los megacruceros actuales, muchos de ellos carentes de la menor gracia y proporción, lo que hace que peyorativamente sean denominados cajones flotantes. Recientemente he publicado varios posts especiales en el blog  sobre el controvertido Norwegian Epic con motivo de su reciente escala inaugural en el puerto de Vigo lo que me da la oportunidad decomparar la estética de ambos buques. Cierto es que el Epic es un buque muy extremo cuya apariencia y forma se ha sacrificado en pos de una funcionalidad revolucionaria pero si no tenemos en cuenta estas peculiaridades y sólo nos ceñimos al aspecto exterior está claro que en cuanto a lo estético sus propuestas no pueden estar más alejadas y el Eclipse sale claramente ganador gracias a su línea esbelta apoyada en una atractiva popa de caída suave y que culmina en un elegante "duck-tail".


El diseño de la popa de los Clase Solstice es todo un acierto estético.


Sin embargo gran parte de su encanto reside en sus dos chimeneas colocadas en línea a tres cuartos de su eslora, una característica que busca diferenciarlo de la mayoría de buques de pasaje si bien este rasgo cada vez es más tendencia en el sector. La presencia de dos chimeneas en lugar de una no se debe a ninguna necesidad mecánica sino que es una mera cuestión estética que simplemente busca hacer un guiño al pasado, a la época dorada de los grandes "liners" que pateaban el Atlántico en la primera mitad des siglo XX. A diferencia de muchos de ellos las dos chimeneas del Celebrity Eclipse son reales cuando antes se añadían muchas de ellas como "atrezzo" para darle al navío una imagen más poderosa. El ejemplo más famoso de ésto es el del malogrado Titanic cuya cuarta chimenea era de pega y sólo tenía una función decorativa. Si alguna vez ven alguna foto del trasatlántico más famoso de todos los tiempos echando humo por la última de sus chimeneas les indicará que la instantánea está trucada.


(Foto: Manuel Candal)


 Otro aspecto relacionado con sus chimeneas que siempre da que hablar es el de la misteriosa "X" que corona la primera de ellas. Quienes conozcan algo de la naviera del Eclipse sabrán que esa equis constituye el logo de Celebrity Cruises. Lo que igual no saben es que el motivo de que la letra elegida como imagen corporativa sea esa y no otra se debe a que los orígenes de esta compañía se asientan en una antigua naviera griega llamada Chandris Lines. La forma griega  para la palabra "Chandris" es "Xanthi" y por eso la equis, o mejor dicho la letra ji del alfabeto griego fue la escogida como imagen de esta naviera. Celebrity Cruises unicamente ha mantenido el logo y sus colores en una especie de homenaje de sus raíces helenas.


La doble chimenea le da al Eclipse un toque "retro" muy atractivo. La "X" sigue llamando la atención a mucha gente.


Como suele suceder con cada nuevo proyecto que ve la luz, la Clase Solstice sin llegar a ser una revolución, presentó numerosas novedades que se suman a los habituales atractivos de Celebrity Cruises y que ya son marca de la casa en esta naviera premium como su esmerado servicio y sobre todo su excelente cocina a bordo. Entre las innovaciones encontramos una bastante curiosa como es el show de soplado de vidrio, una atracción en la que los pasajeros pueden aprender este noble arte con cursos gratuítos a cargo de expertos del prestigioso Museo del Cristal de Nueva York. Los objetos creados en este particular taller son subastados durante el crucero.




 Pero si bien todo el conjunto resulta un auténtico espectáculo visual, hay un rincón que merece una mención aparte por lo sorprendente de su concept; lo encontarmos en la cubierta 12, en el llamado Lawn Club. Ahí es donde apareceel especímen que da título a nuestra entrada de hoy. Agrostis Stolonifera, o lo que es lo mismo una variedad de césped que cubre gran parte del suelo de esta cubierta y que convierte a los buques de la Clase Solstice en los primeros de la industria en incluír una superficie vegetal en lugar del habitual astroturf (moqueta que imita al césped). La elección de esta especie en concreto se realizó por su crecimiento uniforme y por su especial resistencia a la degradación, algo que resulta muy util en un ambiente tan hóstil como es alta mar. Esta especie de césped es habitual en los "greens" de los campos de golf. El Lawn Club permite al pasaje del Eclipse disfrutar de la naturaleza en alta mar, ya sea practicando algún deporte como el minigolf o los bolos, realizando un ameno picnic o simplemente comer en su restaurante mientras disfrutamos del olor a hierba recién cortada, en resumen una utilidadmás bien escasa pero que dota a esta nave y a sus gemelas de un  símbolo de distinción que para sí quisieran sus rivales.


Increíble pero cierto: Pisar el césped enmedio del mar.
(Fuente: Celebrity Cruises)


Volviendo al pasado viernes y tras siete horas de escala finalmente el Celebrity Eclipse reemprendió su viaje poco antes de las siete de la tarde poniendo rumbo hacia el norte para dirigirse a su siguiente destino, el puerto de Southampton, punto y final de su actual ruta. En octubre del próximo año el navío de Celebrity Cruises volverá a eclipsar con su presencia a todos los coruñeses.


El Eclipse volverá a ser protagonista en A Coruña en 2016.
(Foto: Manuel Candal) 


Todo mi agradecimiento a mi buen amigo Manuel Candal por prestarme sus sensacionales fotos sobre las dos escalas que el Celebrity Eclipse hizo en nuestra ciudad.
 

 
 (Foto: Manuel Candal) 



No hay comentarios:

Publicar un comentario