viernes, 11 de septiembre de 2015

De dos en dos (Parte II)



(Foto: Manuel Candal)


En el post anterior comentaba la destacada presencia el martes de dos naves de pasaje haciendo escala en la ciudad en el mismo día, circunstancia que se repitió apenas 24 horas más tarde esta vez con los buques Britannia y Silver Cloud como protagonistas. Se trata del tercer doblete de naves de crucero consecutivo que se produce en nuestros muelles. Habría que mirar en el libro de registros del puerto coruñés para comprobar si tal acontecimiento ha tenido lugar en la historia de la ciudad desde que recibe este tipo de tráficos.


(Foto: Manuel Candal)


Abriendo la jornada crucerística del miércoles el más pequeño del dúo, el coqueto Silver Cloud, que procedente de la dársena de Gijón llegó a aguas coruñesas pasadas las siete de la mañana para atracar en un lugar poco conocido para él como el muelle de Calvo Sotelo Sur. Su compañero de amarre de la jornada requería todo el espacio disponible en el muelle de trasatlánticos. A bordo del navío propiedad de la elitista Silversea unos 300 pasajeros que disfrutan estos días de una singladura de ensueño con salida del puerto de Southampton y escalas por varios puertos franceses como Honfleur, St. Malo, Belle Ile o Burdeos, españoles como Bilbao o el mencionado Gijón y final en tierras portuguesas tocando Leixoes antes de finalizar la ruta en Lisboa.


El Silver Cloud en su ya tradicional visita a la ciudad del mes de septiembre.


Algunos de los puertos mencionados son verdaderamente exclusivos a los que sólo tienen acceso buques de pequeño tamaño como el Silver Cloud y como es obvio la exclusividad se paga; un pasaje para una travesía similar a la que estos días realiza el pequeño navío de Silversea cuesta a partir de los 4.500 euros. Eso sí, a cambio viviremos una experiencia dificilmente igualable en alta mar.


Silversea es una de las navieras más lujosas del sector.


Pese a que el Silver Cloud es uno de los buques más lujosos que puede arribar a un puerto, su presencia estaba condenada a quedar en un segundo plano este miércoles con la llegada de su compañero de amarre, el gigantesco y portentoso Britannia, uno de los buques más grandes y modernos del mundo. En su cuarta y ültima presencia en A Coruña por este 2015 el nuevo buque insignia de la P&O atracaba en la ciudad poco antes de las ocho de la mañana procedente del puerto de Bilbao con unos 3.500 pasajeros a bordo, en su totalidad británicos, y que al igual que los llegados en el Silver Cloud disfrutaron de una estupenda mañana en lo climatológico para callejear o realizar las pertinentes excursiones contratadas.


(Foto: Manuel Candal)


El Britannia se ha convertido en el protagonista estelar del año en curso en la ciudad de A Coruña (con permiso del Anthem of the Seas) y es que méritos no le faltan: Con su puesta de largo a finales del mes de marzo se trata de uno de los debuts más importantes de la industria crucerística del presente 2015, más si cabe por aguas de la ría coruñesa al formar parte este barco de una de las navieras con mayor arraigo en nuestra dársena, la británica P&O. A todos estos datos hay que sumarle uno más, quizás el más importante a nivel local y es su aporte a los datos estadísticos del año: sumando sus cuatro escalas el Britannia ha traído el solito a la ciudad en tan sólo 5 meses a un total de 14.000 turistas.


El Britannia es la nueva estrella de los muelles herculinos.


Y ya que hablamos de números no hay que dejar de comentar el siempre agradable dato de los casi 4.000 turistas desembarcados con la presencia  este miércoles del Britannia y el Silver Cloud, una cifra muy positiva a la que hay que sumar la de la anterior jornada cuando las visitas del Mein Schiff 1 y el Oriana dejaron en A Coruña otros tantos turistas sin contar a las tripulaciones. Y el viernes pasado fueron otros 4.000  los llegados por vía marítima a bordo del Braemar y el Costa Fortuna. Con este espectacular inicio de mes, septiembre tiene todas las papeletas para acabar con unos números de récord.


El pasado sábado Braemar y Costa Fortuna abrieron un prometedor mes de septiembre.


Como curiosidad decir que lo de sumar escalas de dos en dos desde que comenzara el mes de septiembre no es exclusivo de nuestra ría; este mismo miércoles nuestros vecinos ferrolanos vivieron una histórica jornada con la presencia al unísono de dos de estas  naves atracadas en sus muelles. Los protagonistas en cuestión fueron los buques Marina y Star Legend que dejaron la visita de unos 1.500 turistas con esta doble escala, todo un acontecimiento en Ferrol.


Jornada histórica la del miércoles en la ría de Ferrol con la presencia de dos barcos de pasaje, el Marina y el Star Legend. Este último aparece en la foto transitando por delante del Castillo de San Felipe.
(Foto: Jose Luís Porta)


Tras una mañana de gran ambiente en las inmediaciones del puerto a primera hora de la tarde fue el momento de las despedidas. El primero en partir fue el pequeño Silver Cloud que poco antes de las cuatro y media retomaba viaje poniendo rumbo a su siguiente destino, la dársena de Leixoes. En 2016 el lujoso navío de Silversea volverá a dejarse ver por la ría coruñesa.




El flamante Britannia no esperó mucho más y poco después de las cinco de la tarde iniciaba el desatraque, una maniobra que muchos coruñeses no quisieron perderse dado el enorme tamaño del protagonista. Una vez más y al igual que ocurriera en sus anteriores tres escalas nadie se marchó descepcionado con el espectáculo. Tras deslizarse lentamente por aguas interiores una vez sobrepasado el dique el buque inglés fue aumentando revoluciones progresivamente al tiempo que ponía proa al norte camino de la isla de Guernsey, su siguiente objetivo. Al igual que ocurrirá con el pequeño buque que le hizo compañía durante buena parte del día, el Britannia repetirá visita a la ciudad el próximo año para convertirse una vez más en su estrella más rutilante. 


La escala del miércoles supuso para el Britannia el punto y final a su presencia en la ciudad por este 2015.
(Foto: Jose Manuel Cereijo)


Con tantos días recibiendo buques a pares la tranquilidad vuelve a los muelles ya que si bien el goteo de escalas seguirá siendo continuo ya no serán de dos en dos. Costará acostumbrarse. No quisiera despedir estas dos entradas sin agradecer una vez más (y van tantas) a mis colegas de afición que siempre que pueden me echan una mano a la hora de sacar adelante los posts. En este caso han sido mis amigos Manuel Candal, Jose Manuel Cereijo y Jose Luís Porta los que han aportado sus estupendas fotografías para ilustrar el reportaje sobre lo que dieron de sí en lo crucerístico las jornadas del martes y el miércoles en el puerto coruñés. Como siempre un millón de gracias.





No hay comentarios:

Publicar un comentario