martes, 30 de junio de 2015

Pre-Independencia (Parte I)





A decir verdad este 2015 está siendo pródigo en debuts de buques de crucero en el puerto herculino y si nos centramos en concreto en el presente mes de junio tendremos que durante las últimas semanas hemos recibido la visita en escala inaugural del Azamara Quest y del espectacular Anthem of the Seas. El pasado sábado recibimos al tercero en discordia (y décimo del año), el formidable Explorer of the Seas.


Uno más para la colección.


Quizás injustamente ensombrecido por la presencia hace unos días de su portentoso compañero de naviera, el Explorer of the Seas abrió su propia página en la historia de los muelles coruñeses poco antes de las 11 de la mañana del 27 de junio cuando el enorme navío propiedad de Royal Caribbean llegaba a la altura de la Torre de Hércules, punto donde subió el práctico a bordo para llevarlo a su amarre en el habitual muelle de trasatlánticos. La expectación por la visita del Explorer distó mucho de lo vivido apenas dos semanas antes con el Anthem of the Seas a pesar de que en términos de tamaño ambos barcos quitan el hipo (de hecho el Explorer será el tercer buque más grande que nos visite en 2015). Quizás el hecho de que el Anthem sea un buque de reciente construcción le otorgue un rol más mediático que nuestro protagonista de hoy perdió ya hace algún tiempo. El Explorer of the Seas llegó a A Coruña procedente de Funchal con más de 3.000 pasajeros a bordo, casi todos británicos, y que sumándolos al grueso de su tripulación hizo del pasado sábado una lucrativa jornada para las arcas locales.




Además de convertirse en uno de los debuts más importantes del año, la visita del Explorer of the Seas el pasado sábado supuso también el cierre del primer semestre de 2015 en lo referente a escalas crucerísticas en el puerto coruñés, unos seis primeros meses del año que arrojan un saldo muy positivo como veremos en detalle a continuación.


Con el Explorer of the Seas se cerró el primer semestre crucerístico de 2015..


En total desde el primero de enero han sido 45 escalas las realizadas en la ciudad a cargo de 37 barcos distintos y que en conjunto sumaron unos 64.000 pasajeros en la dársena herculina, cifras muy similares a las del pasado año por estas fechas y que confirman la buena línea que desde hace ya varios años mantiene el puerto de A Coruña en lo que se refiere a este tipo de tráficos. Las previsiones para el segundo semestre son también buenas; tras el habitual parón del mes de julio (sólo 2 escalas previstas) llegará un prometedor agosto con 9 recaladas antes de alcanzar septiembre, tradicionalmente el mejor mes para este tipo de tráficos junto al de mayo. Con esta previsión se espera que 2015 arroje unos números finales que igualen o superen ligeramente la excelente cosecha del pasado año.


Prometedores cifras las de este 2015.


Tras este pequeño paréntesis para resumir en números lo que ha sido este primer semestre del año es hora de volver con nuestro flamante protagonista de hoy para comentar algunos de sus datos principales. Construído en los astilleros Kvaerner-Masa de Finlandia y puesto en servicio en octubre del año 2000, el Explorer of the Seas es uno de los mayores resorts flotantes que hoy en día surcan las aguas con unas medidas de impresión: 138.194 toneladas de registro bruto, 311´1 metros de eslora, 37´4 metros de manga y un calado de 8´8 metros. En sus 14 cubiertas de pasaje este navío de bandera bahameña puede albergar a un total de 3.840 pasajeros en capacidad máxima a los que hay que sumar su tripulación compuesta por 1.181 personas. En su día el Explorer of the Seas tuvo un coste aproximado de construcción de unos 475 millones de euros.


Megaciudad flotante lo define muy bien.


La naviera del Explorer of the  Seas, Royal Caribbean, es de sobra conocida en nuestra ciudad por la continua presencia desde 1996 de los buques que conforman su vanguardista flota. Sin ir más lejos y como ya comenté antes, hace unos días los coruñeses nos quedábamos asombrados con el debut de su última creación, el prodigioso Anthem of the Seas, pero sin lugar a dudas el buque más conocido de la naviera americana por estas aguas es el sensacional Independence of the Seas que debutó en A Coruña a finales de 2010 y que desde entonces ha realizado en nuestra dársena más de 20 escalas convirtiéndose en uno de los iconos de la urbe. Tras cinco años de presencia ininterrumpida en la ciudad este 2015 será el primero en mucho tiempo en el que el Independence no se dejará ver por nuestra ría pero será un pequeño paréntesis ya que Royal Caribbean ha confirmado la vuelta de este coloso a A Coruña para el 2016.


El Independence of the Seas es el buque más representativo de la naviera Royal Caribbean en nuestra ciudad. ¿No observan un sospechoso parecido con nuestro protagonista de hoy?.


El espectacular Independence of the Seas se convirtió en el año de su debut, 2008, en el buque de pasaje más grande de todos los tiempos pero lo que muchos desconocen es que su diseño no es en absoluto original y que se basa en una serie anterior cuya aparición revolucionó el sector crucerístico hasta el punto de convertirlo en lo que es hoy en día. Esa serie fue la Clase Voyager y a ella pertenece nuestro protagonista de hoy, el Explorer of the Seas, en su día poseedor también del prestigioso título de navío más grande de su clase.




De la aparición de la clase Voyager y de su importancia en la industria crucerística actual hablaré en la siguiente entrada además de seguir comentando más cosas sobre nuestro último visitante llegado por mar, el Explorer of the Seas.





1 comentario: