viernes, 8 de mayo de 2015

"Hoy nos visitó..." Ryndam



(Foto: Carlos Rapela)


Este viernes nos visitó el buque Ryndam, de la naviera Holland America Line.


(Foto: Manuel Candal)


La llegada del navío holandés a aguas coruñesas se produjo a primera hora de la mañana y pasadas las siete maniobraba en aguas interiores para efectuar su atraque en el habitual muelle de trasatlánticos. A bordo unos 1.266 pasajeros que hacían su segunda escala de la travesía en nuestra ciudad tras la recalada dos jornadas antes en el puerto de Cherburgo. La actual singladura que realiza el Ryndam es un viaje de 13 días de duración con inicio y final en Harwich (Inglaterra).


(Foto: Carlos Rapela)


Botado en noviembre de 1994 y construído en los astilleros italianos Fincantieri el Ryndam es un navío de tamaño medio de 55.451 toneladas de registro bruto, con 219´3 metros de eslora, 30´8 metros de manga y 7´5 metros de calado que en sus 10 cubiertas de pasaje puede albergar a 1.627 pasajeros en capacidad máxima con una dotación de 557 tripulantes. El buque está abanderado en Holanda siendo su puerto de registro el de Rotterdam, puerto que comparte con el resto de la flota de su naviera. Su callsign es PHFV.


(Foto: Manuel Candal)


 Si no hay cambios de última hora, la escala que el Ryndam hizo ayer en A Coruña será la última con su actual denominación ya que en noviembre de 2015 sufrirá una remodelación y será renombrado como Pacific Eden pasando a operar para la naviera P&O Australia. Su hueco dentro de la flota Holland America Line lo ocupará el Koningsdam, que se convertirá a partir de febrero de 2016 en el buque más grande en los casi dos siglos de historia de la compañía con sus 99.500 toneladas de registro bruto. Entre él, el Rotterdam y el Zuiderdam (también inédito en nuestras aguas) se ocuparán de representar a esta prestigiosa naviera en A Coruña durante el próximo año.


El futuro buque insignia de la naviera, el Koningsdam, será una de las estrellas en los muelles herculinos en 2016.
(Fuente: Holland America Line)

 
Tras casi 12 horas de estancia en A Coruña el Ryndam se despidió de la ciudad, puede que para siempre, a las siete y media de la tarde cuando tras soltar amarras se puso lentamente en movimiento para dirigirse a su siguiente destino, el puerto de Gibraltar. Le deseamos a este formidable buque toda la suerte del mundo y muchos éxitos en su nueva aventura comercial.


El Ryndam cerró ayer una etapa en A Coruña.
(Foto: Carlos Rapela) 


Agradecimientos a mis amigos Manuel Candal y Carlos Rapela por ilustrar con sus fotos este post.


No hay comentarios:

Publicar un comentario