domingo, 2 de noviembre de 2014

Una despedida por todo lo alto





Las ocasiones especiales piden celebraciones especiales y cuando el acontecimiento es tan magno como la despedida del que es hasta la fecha el buque de pasaje de mayor evergadura en atracar en A Coruña hay que echar el resto para estar a la altura. Y no se me ocurre mejor lugar "de altura" que la Torre de Salvamento Marítimo, con sus 80 metros sobre el nivel del mar, para inmortalizar al coloso que nos dice adiós. Una despedida por todo lo alto para el que ya es el navío referencia en la historia del puerto herculino. Les hablo del Independence of the Seas, que tras tantas y tantas presencias en aguas de Marineda nos deja por un período de tiempo indeterminado.


 

Arriba: Una despedida por todo lo alto para el Independence of the Seas.
Abajo: El buque de Royal Caribbean maniobra durante su salida.

(Foto arriba: Manuel Candal)


Fue el pasado día 23, una jornada que quedará para siempre en el recuerdo de "afotadores" o simples aficionados al mundillo naval. Y quisieron los caprichos del calendario que el Independence no estuviera solo durante su última estancia en nuestra ciudad buscándole un compañero a su altura; procedente de Cádiz el buque Azura llegaba a la ría herculina sobre las seis y media de la mañana para dirigirse a su atraque en Calvo Sotelo Sur. Trasatlánticos quedaba reservado para el gran protagonista de la jornada.


El Azura amarró en el muelle de Calvo Sotelo Sur.
(Foto: Manuel Candal)


Como toda buena estrella el Independence of the Seas se hizo esperar y no fue hasta pasadas las 11:00 horas cuando su formidable figura surgió de entre la bruma navegando por encima de los tejados de los edificios de Adormideras o al menos esa era la perspectiva desde la cima de la Torre de Salvamento Marítimo, encargada de controlar el tráfico marítimo de la zona y que supone una atalaya sin igual con unas vistas de 360 grados de la ciudad y sus alrededores, un ángulo nunca visto por muchos de nosotros y que constituyó el marco ideal para una escala tan especial. Tras seguir la trayectoria del gigante crucero en su transitar por la ría herculina pudimos ver como su enorme eslora se aproximaba hasta su punto de atraque para quedar amarrado minutos después en una operación tan simple como efectiva. El buque propiedad de la naviera Royal Caribbean procedía de Funchal.


El Independence of the Seas llegó a media mañana procedente de Madeira.


La coincidencia en puerto de estas dos auténticas bestias flotantes dejó otra de esas jornadas históricas en cifras para la ciudad; casi 8.000 pasajeros llegados por vía marítima (10.500 si les sumamos las tripulaciones) para dar ambiente a la zona centro y lo más importante, para dejar sus buenos euros en algunos comercios locales. Muchos prefirieron algunas de las excursiones ofertadas con la tradicional visita a Santiago de Compostela como plato estrella.


El Azura y el Independence of the Seas dejaron el pasado jueves en la ciudad cifras espectaculares de turistas.


Soplan aires de cambio el que este coruñés de adopción que es el Independence of the Seas; el navío cambiará la vieja Europa, en la que llevaba operando a tiempo completo desde mediados de 2010, por el cálido Caribe a partir de 2015 y como mínimo hasta mediados de 2016 aunque probablemente su estancia en aguas caribeñas se prolongará más allá de esta fecha. La marcha de este ya viejo conocido no supondrá sin embargo que A Coruña se quede huérfano de los buques de la flota Royal Caribbean; el testigo del Independence of the Seas lo recogerán los navíos Explorer y Anthem of the Seas, este último todavía en fase de construcción en Alemania y que se convertirá sin lugar a dudas en una de las grandes sensaciones del calendario crucerístico coruñés del próximo ejercicio.




A lo largo de estos últimos cinco años han sido un total de 27 las visitas que el megacrucero de la Royal Caribbean ha realizado a la ciudad cobrando su presencia especial relevancia en los años 2011 y 2012 con 8 y 12 escalas respectivamente. Traducido a número de pasajeros estas cifras significan que desde el 2010 el Independence of the Seas ha traído a la rada coruñesa un número aproximado de 105.000 turistas; si ha habido una antes y un después en el tráfico de cruceros en este último lustro con respecto a épocas pretéritas está claro que gran parte de culpa la tiene este colosal ingenio flotante.




La historia del Independence of the Seas en nuestra ciudad comenzó un ahora lejano 27 de noviembre. Ese día nuestro protagonista, acompañado del buque Balmoral,  se convirtió en el navío de pasaje más grande de todos los tiempos en hacer escala en A Coruña arrebatándole el trono nada más y nada menos que al mediático Queen Mary 2 que lo ostentaba  desde 2004. Pese a que siempre es un espectáculo verlo maniobrar es evidente que a estas alturas ya no levanta la misma expectación debido a sus reiteradas escalas; nada comparable al día de su debut con la costa literalmente tomada durante las maniobras de entrada y de salida por multitud de curiosos que querían ver al que en su día era el segundo mayor buque de pasaje de todos los tiempos y el más grande operando en Europa con sus 154.407 toneladas de registro bruto y sus impresionantes dimensiones de 339 metros de eslora, 56 metros de manga y 8´5 de calado.


(Foto: Manuel Candal)


Desde su debut en aguas de la ría el Independence ha mantenido hasta el día de hoy su privilegiado lugar en la cima de los gigantes presentes en A Coruña pero su reinado ya tiene fecha de caducidad; si las previsiones se cumplen el próximo 11 de junio el Anthem of the Seas, el último y más moderno navío construído para la Royal Caribbean le arrebatará el título a su compañero de naviera con sus 167.000 toneladas de registro bruto.




Tras hacer compañía al Independence of the Seas por unas horas el pasado jueves desde la distancia de su amarre, el Azura se puso de nuevo en movimiento pasadas las tres y media de la tarde para poner rumbo a Southampton. Antes de hacerlo intercambió un breve saludo con el Independence, una falta de efusividad que le achacaremos al hecho de que volverían a encontrarse pocas horas después en la ciudad inglesa. En cierto modo para el buque británico de la naviera P&O la del pasado día 23 también fue una despedida; su última escala en A Coruña... por este año, un 2014 en el que hemos disfrutado de la presencia del Azura hasta en cinco ocasiones. En 2015 repetirá visita a nuestra ciudad.


El Azura rindió el pasado jueves su última visita a la ciudad por este año.


Y a las seis de la tarde llegó el turno del Independence. Su última maniobra de salida. En esencia la operación se ejecutó como otras muchas veces pero en el aire se respiraba algo distinto; un aroma a despedida que para los shipspotters apostados en los diversos puntos de la costa  no pasaba desapercibido conscientes de que aquellos eran los últimos disparos apuntando a este coloso mil veces retratado. Una vez finalizado el giro y superado el dique de abrigo el Independence of the Seas puso proa al norte para dirigirse al puerto de Southampton, final habitual de sus rutas por Europa y a medida que ganaba velocidad su enorme figura se iba empequeñeciendo hasta desaparecer finalmente en el horizonte. Adiós Independence. Que tengas buena suerte en tus futuras singladuras y gracias por habernos hecho disfrutar tanto todos estos años.


El Independence of the Seas zarpando por última vez de A Coruña rumbo a Southampton.


Y puestos a dar las gracias y antes de finalizar esta entrada no quisiera acabar sin agradecer a todos los que me acompañaron durante la jornada del pasado día 23 fotografiando a este gigante desde las alturas de la Torre de Salvamento Marítimo, una experiencia inolvidable no sólo por el espectacular emplazamiento escogido para contemplar la última llegada del Independence a la ciudad sino por la magnífica compañía de unos grandes "afotadores" y mejores colegas. Gracias a Jose, Manuel, Chencho, Cere, Daniel y Jose Luis por hacerme pasar una estupenda mañana entre risas y encuadres. Y por supuesto el agradecimiento más profundo al que con sus gestiones lo hizo posible, mi amigo Carlos Rapela que desgraciadamente no pudo sumarse a la quedada. ¡Esperamos repetir muy pronto pero en tu compañía!


Los siete ("afotadores") magníficos: De izquierda a derecha Cere, Daniel, Jose Luis, Chencho, Manuel, un servidor y Jose Montero, presidente de la Asociación Gallega de Fotógrafos Navales.


El agradecimiento a Manuel Candal es por partida doble al aportar también sus estupendas fotos a la elaboración de este post.





5 comentarios:

  1. Preciosas fotografías para uno que que disfruta viendo estos colosos en el Puerto de la Luz Saludos desde Las Palmas

    ResponderEliminar
  2. Orales muy buen blog muchas Felicidades Diego, esto me recuerda cuando Mariner Of The Seas arribava a Mazatlán México, era sorprendente ver tan enorme buque, aunque Independence Of The Seas tiene un poco más de eslora q' Mariner pero son espectaculares los cruceros ami me encantan creo q' ya has visto algunas fotos en shipparade? . Saludos desde México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ricardo. la verdad es que los buuqes de Royal Caribbean son muy espectaculares. Saludos desde España.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar