NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 14 MARZO: El Legend of the Seas parte desde Dubai en su última singladura bajo los colores de Royal caribbean antes de pasar a manos de Thomson Cruises.
  • 14 MARZO: Celebrity Cruises desvela los primeros detalles sobre su nueva generación de buques, los Edge Class.
  • 08 MARZO: Los dos nuevos buques de expedición de la naviera Hapag-Lloyd serán bautizados como Hanseatic Nature y Hanseatic Inspiration.
  • 08 MARZO: El ex-Saga Ruby inicia su viaje final hacia la India, donde será desguazado.
  • 28 FEBRERO: El Silver Muse finaliza con éxito sus pruebas de mar.

miércoles, 6 de agosto de 2014

Sol y ciencia





Porque no todo van a ser buques de crucero en esta vida y porque al puerto de A Coruña se acercan además de éstos muchos otros barcos interesantes, hoy quiero dedicarle unas líneas (y unas fotos) a uno de esos ejemplares dignos de mención que de vez en cuando atracan en nuestros muelles. El protagonista del post de hoy es el Sonne, un buque alemán que el pasado 31 de julio visitó A Coruña por primera vez.




El Sonne ("sol" en alemán) es un puntero y vanguardista buque de investigación alemán de 8.600 toneladas de registro bruto, 116 metros de eslora, 20´6 metros de manga y 6´4 metros de calado con una tripulación formada por 35 personas además de los 40 científicos que pueden ir a bordo durante sus  tareas de investigación y en sus cubiertas puede albergar hasta 25 contenedores de 6 metros de longitud repletos de material científico. El Sonne porta bandera alemana siendo su puerto de registro el de Wilhelmshaven.


El Sonne abandonando la ciudad el pasado 31 de julio.
(Foto: Carlos Rapela)


La construcción del Sonne duró aproximadamente 20 meses y tuvo lugar en los astilleros alemanes Meyer Werft, uno de los principales centros mundiales especializados en la producción de buques de pasaje pero de donde también salen otro tipo de joyas flotantes como este elegante y moderno sol. El coste del buque está valorado en unos 124´4 millones de euros siendo el 90% de la cifra facilitada por el gobierno federal alemán. El Sonne dejó el dique cubierto número 5 de los astilleros de la ciudad de Papenburg (Alemania) el pasado mes de mayo y antes de iniciar sus pruebas en el mar tse celebró la ceremonia de bautizo a la que asistió como madrina la Canciller alemana Angela Merkel en un evento que contó con más de 300 invitados y en el que estuvieron presentes buena parte de los trabajadores que participaron en la creación de este proyecto.


La Canciller alemana Angela Merkel y los operarios de los astilleros Meyer posan orgullosos delante del Sonne en el día de su bautizo.
(Fuente: Meyer Werft)


El Sonne ha sido construído para realizar estudios acerca del cambio climático por las áreas  del Pacífico y el Índico como principal campo de estudio y de como éste afecta sobre los ecosistemas y la vida marina. Estos dos océanos son los más influyentes en el clima mundial por lo que la investigación en estas zonas se hace crucial. Con sus investigaciones el Sonne buscará dar respuesta a cuestiones relacionadas con el suministro de materias primas de origen marino o como la acción del ser humano afecta a la vida terrestre. Cuenta para ello con un avanzadísmo equipamiento que lo convierten en uno de los buques científicos más tecnológicos del mundo; destaca su impresionante sistema de estabilidad en el mar que le permite mantener su posición exacta pese al azote del fuerte oleaje, o su sistema de regulación de temperatura capaz de mantener constante la temperatura interior del navío permitiendo trabajar a su tripulación incluso en las condiciones climáticas más extremas. El Sonne cuenta también con uno de los sistemas de propulsión más silenciosos del mundo, que reduce al máximo las vibraciones producidas por los motores con el objetivo de que los estudios sobre los ecosistemas marinos no se vean influenciados por la presencia del buque.


(Fuente: Meyer Werft)


El Sonne se encuentra en la actualidad realizando los tests ciéntificos en el mar para comprobar el correcto funcionamiento de todos sus sistemas. Cuando finalicen las pruebas, en enero del próximo año, el navío pasará a manos de la Reederei RF Forschungsschiffahrt, la que será la encargada de su explotación sustituyendo a su buque homónimo, un viejo arrastrero reconvertido a buque cientifico y que cuenta ya con 36 años


(Foto: Carlos Rapela)


Tras una escala de 12 horas en A Coruña finalmente el Sonne dejó la bahía para continuar su puesta a punto antes del comienzo de su actividad científica dentro de unos meses. Con esta nueva y sofisticada nave los alemanes cuentan con una excelente herramienta para indagar los interrogantes que al ser humano todavía le quedan por averiguar sobre su propia existencia y sobre el entorno que lo rodea. Quien sabe cuantas respuestas hallará en las profundidades de los océanos este sol dedicado al mar...




Agradecimientos a Carlos Rapela por las fotos prestadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada