NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 22 JUNIO: Astilleros Barreras de Vigo construirá 3 lujosos megayates para la nueva naviera Ritz Carlton Yacht Collection, que verán la luz a partir de 2019.
  • 19 JUNIO: El Saga Pearl II dejará la flota de Saga Cruises en 2019.
  • 12 JUNIO: Ceremonia de bautizo oficial del nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages, el Columbus (ex-Arcadia).
  • 03 JUNIO: MSC Cruceros bautiza a su nuevo buque insignia, el MSC Meraviglia, un día antes de partir en su viaje inaugural.
  • 01 JUNIO: El futuro buque insignia de Aida Cruises se llamará AidaNova y verá la luz a finales de 2018.

jueves, 12 de junio de 2014

Al otro lado de los Pirineos





Se solía decir (y utilizo a propósito el pretérito) que en España se vivía muy bien, así en una generalización un tanto absurda ya que como en todos los aspectos generales de la vida ello depende de a quien se le pregunte. Lo que si es cierto es que en este país como en cualquier otro cuando vienen mal dadas hay que buscarse las habichuelas en otro lado. Los destinos pueden ser múltiples pero por proximidad geográfica uno muy a tener en cuenta puede ser Francia y pese a que pueda resultar inverosímil, en el mundo de los cruceros también suceden este tipo de situaciones; sin ir más lejos el protagonista de la entrada de hoy es un ejemplo de esos casos en los que la búsqueda de un futuro más próspero lleva a un buque a cambiar de aires y pasarse al otro lado de los Pirineos. Como un  barco de 40.000 toneladas es capaz de atravesar semejante cordillera es un tema que trataré de explicar a continuación.




El pasado día 6 el puerto de A Coruña recibió la visita del buque Horizon procedente de la dársena de Leixoes en la que supuso su escala debut o no (algo que trataré de aclarar después) en nuestros muelles. El navío de bandera maltesa llegó pasadas las ocho de la mañana para permitir a gran parte de su pasaje, franceses en su totalidad, coger los buses de las excursiones previamente contratadas o simplemente darse una vuelta por el centro de la urbe a fin de conocer un poco mejor la ciudad que les acogía por unas horas. La meteorología de la jornada, un tanto inestable, pemitió el callejeo pero siempre con un ojo puesto en las amenazadoras nubes.


El Horizon es conducido a su amarre en el muelle de trasatlánticos acompañado 
de la lancha de prácticos.


Conviene aclarar ahora el tema de la escala debut. Bien, este buque como tal ya visitó la ciudad allá en el lejano año 2000 con su nombre actual pero con los colores de otra compañía (Celebrity Cruises). Durante la última década el Horizon ha cambiado de naviera varias veces, cambios que han supuesto también la adopción de nuevos nombres tales como Island Star o Pacific Dream para acabar volviendo a su original denominación a finales de 2010. Así que teniendo en cuenta que el buque ha sido rebautizado (aunque haya acabado teniendo el mismo nombre que tenía) y trabaja ahora para una compañía distinta a la de su última visita se puede considerar una escala inaugural. A su libre elección lo dejo.


El Horizon trabaja ahora para la Croisières de France.


Unos cuantos datos sobre nuestro protagonista de hoy: Construído en los astilleros Meyer de Papenburg (Alemania) en 1990, se trató de un encargo para la naviera Celebrity Cruises; de hecho fue el primer barco construído expresamente para esta compañía al que le seguiría un gemelo dos años más tarde denominado Zenith. El Horizon es un buque de tamaño medio con un registro bruto de 46.811 toneladas, una eslora de 207´6 metros, una manga de 29 metros, 7´2 metros de calado y 10 cubiertas de pasaje que puede llegar a albergar en capacidad máxima a un total de 1.828 pasajeros con una tripulación formada por 642 personas.




En la actualidad el Horizon trabaja para la naviera Croisières de France (CDF), una compañía subsidiaria de la española  Pullmantur donde este barco estuvo enrolado una temporada; de hecho el Horizon ha cambiado hasta cuatro veces de naviera pero sin salirse nunca de marcas pertenecientes al grupo Royal Caribbean International, ésto le ha valido para conocer bien los mercados internacionales ya que en su casi cuarto de siglo de vida ha trabajado para el americano, el británico el español... y ahora el francés. Explicar como este barco ha acabado en el mercado galo requiere un poco de contexto histórico.


El logo de CDF corona la chimenea del Horizon.


Europa no es ajena al boom que la industria del crucero está experimentando a nivel mundial pero en el viejo continente la fiesta va por barrios y no todos los mercados están evolucionando de la misma manera. Con Gran Bretaña como la eterna  referencia en los viajes de placer por mar, dos son las naciones donde más se ha notado el aumento de cruceristas, Alemania y Francia, y las navieras no han sido ajenas al fenómeno. Para el caso concreto del país galo algunas compañías se han volcado a la caza del turista destinando buques en exclusiva para este mercado ofreciendo productos enfocados a los gustos del público francófono, pero algunas navieras han decidido ir más allá. Es el caso de Royal Caribbean International, la megacompañía propiedad de los buques de pasaje más grandes en la actualidad y de una gran flota de "of the seas" que pululan por todo el mundo.




Viendo el lucrativo negocio que se presentaba en el país de Napoleón, Moliére y Gustave Eiffel, la naviera americana decidió crear en el año 2007 su propia marca para este territorio ofreciendo así un atractivo producto con una imagen e identidad propias separada de la de su matriz. Así nació Croisières de France, surgida como una ramificación de la española Pullmantur Cruises que Royal Caribbean había comprado en 2006. En esencia la compañía gala opera de un modo bastante similar a la española, ofertando cruceros "todo incluido", tan de moda ultimamente, pero enfocados a una clientela francófona: el francés es el idioma oficial a bordo de su flota y los recorridos, decoración y cocina del barco están adecuados a los gustos galos.




La iniciativa se puso en marcha con un buque cedido desde Pullmantur al que se le rebautizó con el muy patriótico nombre de Bleu de France (hoy en día lo conocemos como Saga Sapphire) y que operaba cruceros por el Mediterráneo en verano con salidas desde Marsella, mientras que en invierno realizaba rutas por el Caribe francés. Tras dos años el Bleu de France fue vendido a la naviera Saga Cruises y en su sustitución, también salido de la compañía española, llegó nuestro protagonista de hoy que comenzó a operar en su nuevo cometido a principios de 2012 no sin antes ser remodelado y rebautizado con su actual nombre.


El Horizon durante su salida de A Coruña el pasado día 6.


El negocio de Croisières de France le debe estar funcionando muy bien a Royal Caribbean; la prueba es que a principios de este año el gemelo del Horizon, el Zenith, también dejó Pullmantur para unirse a "Les Bleus" y la cosa no para de crecer: El próximo año se unirá a la flota francesa un tercer buque procedente esta vez de Celebrity Cruises, el Celebrity Century, que casi con toda seguridad será rebautizado simplemente como Century. ¿Será que al otro lado de los Pirineos se vive mejor?.




Sea como fuere nos alegramos del éxito de esta naviera francesa y de que sus buques visiten A Coruña, cuantos más mejor. De momento esta primera incursión de Croisiéres de France en nuestra ciudad el pasado día 6 tuvo su punto y final a primera hora de la tarde cuando el Horizon soltó amarras y tras un giro en aguas interiores puso proa al norte para dirigirse al puerto de Calais. Su presencia en los muelles herculinos no será algo puntual sino que el buque galo tiene previsto volver el próximo 29 de agosto y para 2015 tiene también concertadas dos escalas en la ciudad. Très bien!!!


El Horizon se cruza con el mercante Esky durante su salida del puerto 
herculino el pasado viernes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario