NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 22 JUNIO: Astilleros Barreras de Vigo construirá 3 lujosos megayates para la nueva naviera Ritz Carlton Yacht Collection, que verán la luz a partir de 2019.
  • 19 JUNIO: El Saga Pearl II dejará la flota de Saga Cruises en 2019.
  • 12 JUNIO: Ceremonia de bautizo oficial del nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages, el Columbus (ex-Arcadia).
  • 03 JUNIO: MSC Cruceros bautiza a su nuevo buque insignia, el MSC Meraviglia, un día antes de partir en su viaje inaugural.
  • 01 JUNIO: El futuro buque insignia de Aida Cruises se llamará AidaNova y verá la luz a finales de 2018.

viernes, 30 de mayo de 2014

¿Adónde vamos?





¿Quienes somos?, ¿De donde venimos?. ¿Adónde vamos?. Estas filosóficas cuestiones que el grupo Siniestro Total se formulaba en uno de sus éxitos más conocidos se nos plantean a veces en algún momento de nuestras vidas. Y sin adquirir una connotación tan profunda la última de las tres preguntas puede llegar a surgir incluso realizando un crucero y si no dejen que les explique...


(Foto: Jose R. Montero)


Hoy el protagonista del día es el buque Braemar, de la naviera Fred. Olsen Cruise Lines, que realizó una visita al puerto de A Coruña el pasado sábado 24 convirtiéndose así en el 17º barco de crucero en hacer escala en el puerto herculino en este prolífico mes de mayo. El Braemar llegó a la ciudad a una hora más tardía de lo que suele ser habitual para este tipo de navíos, las 9 de la mañana, algo que agradecimos muchos shipspotters tras continuos días de madrugones. Lo que ya no agradecimos tanto fue la lluvia que caía en el momento en el que el pequeño buque de bandera bahameña llegaba a la ría coruñesa procedente del puerto de Leixoes y que dificultó bastante la labor fotográfica. A bordo del pequeño Braemar de 24.344 toneladas de registro bruto y 196 metros de eslora viajaban 777 pasajeros.




La propietaria de este barco, la Fred. Olsen Cruise Lines, es una naviera que no necesita presentación y menos por aguas gallegas donde es todo un clásico, bien en nuestro puerto donde tiene una presencia muy destacada cada año desde hace casi dos décadas o bien en otras dársenas como las de Vigo o Ferrol. Fundada en el año 1848  esta compañía englobada en un gran consorcio que extiende sus tentáculos por diferentes sectores tales como el hotelero, el aéreo o el de la construcción naval opera con su división de cruceros en el mercado británico peleándose con auténticos pesos pesados de esta industria como las históricas P&O o Cunard con una flota que en la actualidad componen 4 buques, todos ellos ya algo entrados en años y que le otorgan a la naviera ese punto de clasicismo y aire retro que constituye una atractiva alternativa a la tendencia actual del gigantismo de esta industria ofreciendo viajes en mastodónticas ciudades flotantes de 3.000 o 4.000 pasajeros. En un sector tan competitivo como el de los cruceros la especialización es la clave para hacerse un hueco en el mercado pero pese a  moverse en un nicho distinto al de otras compañías la competencia obliga a innovar para no quedarse rezagado, ya sea renovando las flotas, ya sea aportando ideas originales. Éste último parece ser el camino seguido por esta empresa.


Fred. Olsen apuesta por ideas originales para seguir ganando clientes.
(Foto: Jose R. Montero)


La última ocurrencia de Fred. Olsen toma como base el concepto de que el destino es algo secundario y que lo realmente importante es la experiencia del viaje en sí. Partiendo de esta premisa la naviera ha ideado un itinerario al que ha denominado "you choose your cruise" ("tu eliges tu crucero") y que consiste en una travesía en la que los pasajeros eligen los puertos donde el barco hará escala. El Braemar ha sido el barco escogido para llevar a cabo esta experiencia pionera en la compañía.




El viaje comenzará el 10 de octubre de 2015 cuando el barco parta de Southampton (los único puntos fijos son, evidentemente los de embarque y desembarque) y desde ese instante el itinerario se adecuará a los gustos de lo que vote la mayoría del pasaje 48 horas antes de la escala en cuestión. La primera elección de la ruta estará muy relacionada con Galicia ya que los pasajeros tendrán que elegir para su primera escala entre los puertos de Vigo o Leixoes (Portugal), éste último habitual lugar de parada para visitar la histórica ciudad de Oporto. En la segunda escala se podrá optar por dos propuestas tan antagónicas como Málaga y su riqueza monumental o Gibraltar y el reclamo de sus compras libres de impuestos.


(Foto: Jose R. Montero)


Tercera parada también con opciones muy dispares; de un lado una ciudad cosmopolita como Barcelona, del otro la tradición y el encanto de un pequeño rincón de la costa catalana como Palamós. Reemprendiendo el camino de vuelta a las islas británicas habrá que elegir entre la modernidad de Valencia o el encanto de Palma de de Mallorca con su preciosa catedral y más tarde escoger entre dos ciudades levantinas como Alicante o Cartagena. Ya en el Océano Atlántico una duda difícil de resolver; por un lado Cádiz, que si no supone suficiente aliciente el pasearse por sus calles incluye la visita a la ciudad de Sevilla, y por otro el puerto de Portimao, donde los viajeros podrán conocer un poco más de la preciosa región del Algarve portugués. Nos acercamos al final del viaje pero antes de desembarcar en Southampton toca una última encrucijada y ésta si que tiene claro color gallego; ¿A Coruña o Ferrol?. La opción aquí se hará más complicada puesto que en cualquiera de los puertos la escala incluirá la obligada visita a Santiago de Compostela. Así que, ¿que escogerán los afortunados pasajeros que realicen esta travesía? Habrá que esperar al 23 de octubre del próximo año para salir de dudas y ver en que ría gallega entra finalmente el Braemar.


El Braemar realizará el próximo año un viaje lleno de incertidumbre.


De todas maneras y pese a lo llamativo de esta propuesta no es del todo original dentro del mundo de los cruceros; una de las navieras rivales de Fred. Olsen Cruise Lines, Saga Cruises, presentó hace ya algunos años los llamados "cruceros del misterio" en los que los pasajeros desconocen también el itinerario de la travesía. A diferencia de la iniciativa presentada hace unas semanas por la naviera Fred. Olsen, en los viajes misteriosos de Saga al pasaje no se le da a elegir entre dos puertos y el secretismo sobre la ruta se lleva al extremo; el destino tan sólo lo conocen a bordo un grupo reducido de tripulantes y los pasajeros no conocen el nombre de la ciudad que van a visitar (sólo pueden hacer cábalas) hasta que el capitán lo anuncia por megafonía una vez el barco ha atracado en el puerto en cuestión. El último "crucero del misterio" tuvo lugar el pasado mes de abril a bordo del Saga Pearl II e incluyó entre otros los puertos de Alcudia, Ibiza, Propriano (Córcega) o Toulón.


El Saga Pearl II, en la foto todavía con el nombre de Quest for Adventure
en una de sus escalas en A Coruña, realizó el pasado mes
 uno de los tan llamativos "Cruceros del misterio"


Volviendo al pasado sábado y tras una breve escala de apenas 7 horas en la que la climatología no acompañó a los turistas, el Braemar reemprendió viaje a las cuatro de la tarde rumbo al norte para dirigirse al puerto de Avilés, una dársena que en los últimos años trata de abrirse hueco en la captación de este tipo de tráficos. De hecho fue precisamente el Braemar el buque que en el año 2012 se convirtió en el primer barco de estas características en atracar en la ciudad asturiana.


El Braemar está muy ligado a la ciudad de Avilés.


Sin más visitas por la proa para este año en el puerto de A Coruña habrá que esperar hasta el 2015 para ver si el Braemar se vuelve a dejar ver por nuestra ría, ya sea en visita programada o, quien sabe, en visita sorpresa. Agradecimientos a mi amigo J.R. Montero por las sensacionales fotos prestadas para la elaboración de este post.


(Foto: Jose R. Montero)


No hay comentarios:

Publicar un comentario