NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 14 MARZO: El Legend of the Seas parte desde Dubai en su última singladura bajo los colores de Royal caribbean antes de pasar a manos de Thomson Cruises.
  • 14 MARZO: Celebrity Cruises desvela los primeros detalles sobre su nueva generación de buques, los Edge Class.
  • 08 MARZO: Los dos nuevos buques de expedición de la naviera Hapag-Lloyd serán bautizados como Hanseatic Nature y Hanseatic Inspiration.
  • 08 MARZO: El ex-Saga Ruby inicia su viaje final hacia la India, donde será desguazado.
  • 28 FEBRERO: El Silver Muse finaliza con éxito sus pruebas de mar.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Overbooking (Parte I)





Los días finales del año siempre son propicios para hacer balance: de todo lo bueno, de todo lo malo, de lo hecho o de lo que ha quedado por hacer... En lo referente a las naves de crucero en nuestra ciudad será también tiempo para echar la vista atrás y valorar lo vivido en esos 365 días, y pese a que todavía queda mucho para alcanzar esas fechas (los ultimos coletazos del verano parece que no se quieren ir) la realidad es que todo lo relativo a movimiento de este tipo de tráficos será indudablemente positivo y todo apunta a que varias marcas serán quebradas. Como digo es pronto para hacer balance y resumir el año eligiendo cual ha sido el barco o la escala más destacada pero si hay que apuntar a la fecha que será más recordada puede que hayamos encontrado ya un ganador.




18 de septiembre. Figura desde ya en la historia del puerto de A Coruña con letras de oro. El decimoctavo día del noveno mes del año figurará en el libro de registros de la ciudad como la jornada en la que por primera el puerto herculino acogió al unísono a cuatro naves de pasaje, toda una flotilla de buques de cruceros que inundó de vida y de turistas los tres muelles comerciales que hicieron falta para acoger semejante avalancha nunca antes vista. Los protagonistas de tan memorable fecha fueron los buques Deutschland, Discovery, Funchal y Hamburg y desde hoy sus nombres quedaran grabados para siempre en la memoria de la dársena gallega.


El Funchal atracado en primer término con el Hamburg al fondo.
(Foto: Manuel Candal)


Como si de una solemne parada naval se tratase los cuatro protagonistas de la histórica jornada fueron desfilando uno a uno por delante del dique de abrigo desde primera hora de la mañana. La veda la abrió el más grande de los cuatro, el Deutschland, que cuando el reloj marcaba las 08:00 horas y con las primeras tímidas luces de un día gris aparecía en las inmediaciones de la dársena procedente del puerto de Santander. Al buque alemán de la naviera Peter Deilmann le tocó atracar en el muelle de transatlánticos y tras un giro de 180 grados a la altura del Castillo de San Antón amarró sus 176 metros de eslora en los norays iniciales de dicho muelle.


El Deutschland fue el primero en llegar.


Sin tiempo de respiro y mientras el primero de los componentes del cuarteto aún maniobraba, llegaba el segundo convidado del día. También alemán, por lo que se intuía de su nombre. El Hamburg apareció de entre la niebla como si surgiera de la nada, pero nada más lejos de la realidad; el pequeño navío que navega con los colores de la compañía Plantours Kreuzfahrten, procedía de Bilbao y tras avanzar lentamente por aguas interiores dirigió su proa hacia el muelle de Calvo Sotelo Norte, un emplazamiento poco habitual para este tipo de buques pero muy útil en los casos de "sobrepoblación" como el del pasado miércoles. Ya había dos. Media entrada en el puerto coruñés. Pero quedaba más...


El Hamburg, en primer término se dirige hacia su punto de amarre mientras 
que al fondo surge de entre la niebla el Discovery, el tercero en llegar a la rada herculina.
(Foto: Manuel Candal)


Tras el dueto alemán llegó el Discovery, que permaneció un rato remoloneando en el interior de la ría a la espera de que el Hamburg concluyera su maniobra de atraque o más bien a que los prácticos, en una de las jornadas más ajetreadas que seguramente recuerden, se dirigiesen a su costado para poder llevarlo hasta el muelle de transatlánticos y hacerle compañía al Deutschland por unas horas. Allí atracó "mirando" a la ciudad, proa con proa con el buque alemán como si ambos pretendieran retarse para ver quien era el legítimo dueño del muelle, una decisión difícil para el caso concreto de estas dos naves que aunque presentan aspectos bastante diferenciados debido a que les separan 25 años, son muy similares en cuanto a dimensiones.


El Discovery a su llegada a A Coruña.


Faltaba el último integrante del cuarteto. Faltaba la guinda del pastel. Y ésta llegó pocos minutos después de que el Discovery hubiese completado la maniobra de atraque. De entre los últimos estertores que daba la niebla sobre la bahía herculina apareció una pequeña pero esbelta figura de casco negro y chimenea amarilla, colores que junto a las líneas de su casco le otorgaban a la nave que se aproximaba una estampa marinera tan soberbia como pocas veces se haya visto sobre nuestras aguas. Era el Funchal, que a pesar de ser un viejo conocido de la ciudad volvía a surcar la ría coruñesa tras un gran paréntesis y a juzgar por la imagen una gran metamorfosis. Procedente del puerto de Le Verdon (Francia) el histórico navío portugués se dirigió hacia su amarre en el muelle de Batería ayudado por dos remolcadores, al carecer el veterano buque de pasaje de propulsores de proa con los que ejecutar las maniobras de atraque y desatraque.


El bellísimo Funchal fue el último en llegar.


La pasada en secuencia de los integrantes de este histórico cuarteto sirvió además para comparar las dotes marineras de cada uno de ellos y pese a que las comparaciones son siempre odiosas hay que decir que los mejor parados en este aspecto fueron los más antiguos Funchal y Discovery frente al Deutschland y sobre todo al Hamburg, que parecía un corcho a merced del omnipresente mar de fondo coruñés.


Mi buen amigo y compañero de jornada Jose Montero retrata al Hamburg 
mientras el buque alemán se dirige a su amarre en el muelle de Calvo Sotelo Norte.


A las 10 de la mañana se daba por concluido el dispositivo de llegada y las cuatro naves aparecía comodamente atracadas en sus respectivas ubicaciones dando lugar a una línea de amarre que se extendía de forma continua a lo largo de 640 metros y tres muelles. El pequeño tamaño de los protagonistas de la jornada impidió que se batiera otro récord, el de pasajeros llegados en un sólo día; la cifra alcanzó los 2.150, muy lejos de la marca establecida el pasado 16 de mayo por los buques Independence of the Seas y Ventura con 7.000 turistas.


Overbooking en la zona portuaria
(Foto: Manuel Candal)


Tras las presentaciones es hora de hablar con más detenimiento sobre cada uno de los protagonistas de tan histórica jornada pero eso será en el siguiente post...



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada