lunes, 9 de septiembre de 2013

A vela y a motor (Parte I)





El pasado día 1 tuvo lugar una nueva escala doble en la dársena herculina protagonizada esta vez por los buques Club Med 2 y Nautica de las navieras Club Med Cruises y Oceania Cruises respectivamente. La visita no sólo es destacada por la coincidencia de dos buques de crucero compartiendo atraque por unas horas si no porque supone el pistoletazo de salida a un mes de septiembre que, de cumplirse las previsiones, puede convertirse en el mes con más escalas de este tipo de tráficos en nuestros muelles de todo el registro histórico.


(Foto: Manuel Candal)


Y además de por lo acabo de mencionar resulta también notorio que, siendo dos los buques atracados en el muelle de transatlánticos el pasado domingo y dedicándose a un mismo negocio, los protagonistas de la entrada de hoy sean tan diferentes; y es que pocos puntos en común se podrían sacar entre Nautica y Club Med 2. Un vistazo a su morfología externa es suficiente para darnos cuenta de ello. Ante ustedes dos ejemplares que representan a dos grandes familias totalmente contrapuestas; de un lado el Nautica, como prototípico buque de pasaje a motor y del otro el Club Med 2 en el bando de los buques a vela. Evidentemente el velero francés también navega a motor pero su principal rasgo y atractivo a la hora de elegirlo como opción para viajar en él es que gran parte de la travesía se realiza utilizando el viento como único elemento propulsor.


El Nautica a su llegada a la ciudad el pasado día 1.


Hace unas semanas ya se dio una coincidencia similar en nuestros muelles con la presencia de dos buques tan antagónicos juntos como el Sea Cloud II y el Quest for Adventure, diferencia que en aquel caso era más manifiesta al ser las formas del Sea Cloud II más "puras" y más aproximadas a los que es un genuino velero tradicional y no tan revolucionarias como las del Club Med 2 (que es más "high-tech").


El Club Med 2 maniobrando para atracar.


Porque no nos engañemos, el Club Med 2 tiene una silueta que definiremos como "peculiar"; es algo que ya pudimos apreciar en su primera escala del año a principios del mes de julio y es que pese a la llamativa presencia de sus cinco mástiles desnudos (sólo se le puede ver con algo de trapo tras recorrer unas millas después de haber dejado puerto) si prescindieramos de este elemento las formas del velero de bandera francesa se acercarian bastante a las de cualquier otro buque de propulsión convencional. El pasado sábado el Club Med 2 fue el primero en alcanzar la "meta" coruñesa procedente de Brest (Francia) y sobre las siete de la mañana el buque se encontraba ya maniobrando en aguas interiores para atracar dando atrás en el comienzo de la línea de amarre del muelle de transatlánticos.




Tan sólo media hora después de la llegada del Club Med 2 y ya con las primeras luces del día iluminando la dársena coruñesa apareció tras el dique de abrigo la silueta del Nautica, uno de los viejos conocidos de nuestra ría. En su segunda escala del año en la ciudad y procedente de Bilbao el buque de Oceania Cruises realizó también un giro de 180 grados para quedar situado en la misma disposición que el Club Med 2 y atracado justo por la proa de su compañero de escala. Una vez confortablemente instalados en sus respectivos amarres y pese a ser dos los buques que ocupaban gran parte de la longitud del muelle de transatlánticos no se produjo el esperado y masivo desembarco de pasajeros por tratarse de unidades bastantes exclusivas lo que se traduce en navíos no muy masificados; a bordo del Club Med 2 viajan 400 pasajeros y en el Nautica tan sólo "residen" 684 afortunados.




Queda claro entonces que ambos buques sí comparten una característica y es que dentro del negocio de los cruceros sus compañías se sitúan dentro del sector premium, aquel que ofrece unos niveles de calidad y servicio situados por encima de la media, un intricado eufemismo que se podría resumir diciendo que se trata para ambos casos de barcos "de los caros". En la anterior visita del velero francés a la ría coruñesa y en su consiguiente post ya expliqué un poco la idiosincrasia de esta compañía, que se considera como la precursora del concepto de resort todo incluido mientras que la naviera americana Oceania Cruises hace ya unos años que goza de un status de compañía de gran lujo en cualquiera de las cuatro naves que en la actualidad componen su flota (serán cinco el próximo año tras la reincorporación del buque Insignia, gemelo del Nautica, tras finalizar su contrato de charter con la alemana Hapag-Lloyd donde operaba con el nombre de Columbus 2)


El logo de Oceania Cruises coronando la chimenea del Nautica.


Puestos a buscar puntos en común también podríamos citar el de sus puertos de registro, que si bien no comparten si se podrían englobar ambos en el grupo de "puertos raros", de esos para buscar después en la wikipedia o páginas similares; les ahoraré la "visita" y el gasto de datos diciéndoles que Majuro, el nombre que aparece a popa del Nautica, es la capital de las Islas Marshall, un archipiélago formado por 29 atolones y 5 islas situado en la micronesia y que en el mundillo naval constituye una bandera de conveniencia de tomo y lomo mientras que en el caso del Club Med 2 el nombre de Mata-Utu hace referencia a la capital de las Islas Wallis y Futuna, un conjunto de tres islas del Pacífico Sur y que constituye el segundo registro de Francia (traducción: el buque es francés a todos los efectos pero tiene una fiscalidad más ventajosa). Como ven y pese a que su aspecto no puede ser más distinto ambas naves tienen algún punto en común, incluida la fecha de atraque...


Un lugar exótico: El Nautica está abanderado en las Islas Marshall y su puerto 
de registro es Majuro.


... y los horarios. Porque ambos calcaron tanto horarios de llegada como de salida del puerto coruñés. Tras pasar buena parte de la jornada en la ciudad a media tarde comenzaron las despedidas. El primero en hacerlo fue el Club Med 2 que puso rumbo a Leixoes. Tan solo unos minuto más tarde y cuando el buque de vela francés aún era visible, fue el turno del Nautica que hizo lo propio rumbo al mismo puerto donde se encontrarían a la mañana siguiente ambas naves. La ruta sin embargo no la hicieron en convoy; una de las peculiaridades del Club Med 2 es su velocidad de crucero, apenas unos 12 nudos de media, mientras que el Nautica, con algo más de "reprise" suele navegar a unos 18 pero ya se sabe que lo importante en estos viajes no es llegar cuanto antes si no disfrutar de la travesía, ¿no?.


(Foto: Manuel Candal)


Agradecimientos a Manuel Candal por la colaboración prestada en forma de excepcionales fotos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario