sábado, 22 de junio de 2013

De vacaciones



(Foto: Jose R. Montero)


Junio es un buen mes para tomarse unos días de descanso y desconectar un poco de los quehaceres habituales. En mi caso esto incluye también el trabajo en el blog y por esa razón "Cruceros en la ciudad de cristal" se ha tomado un período de inactividad que evidentemente no se ha correspondido con un parón de escalas en el puerto de A Coruña, donde el ritmo de recaladas en las últimas semanas, si bien ha disminuido respecto a los frenéticos días del mes de mayo, no se ha detenido y la nómina de visitantes llegados por mar ha seguido aumentando.


(Foto: Jose R. Montero)


Como el principio fundamental de este espacio es darle su merecida importancia a todas y cada una de las escalas que se producen en nuestra ciudad haré una breve reseña de los barcos que nos han visitado en las últimas jornadas, que para el caso concreto de estos últimos 20 días han sido 3: el AidaStella, el Sea Cloud II y el Nautica. Mencionar también que una de las escalas previstas en el calendario crucerístico coruñés, la del Ventura el día 6, no se produjo por un cambio en el itinerario del buque británico.


Cambios en las rutas de este último mes impidieron la presencia del Ventura 
en A Coruña, prevista para el pasado día 6.


Si nos centramos en los que sí hicieron acto de presencia toca empezar con la visita del AidaStella el pasado día 8, un buque que con apenas unos meses de vida va camino de convertirse en todo un clásico de nuestra ciudad y es que con ésta última sumaba su segunda escala de las cinco que tiene previsto realizar en 2013 por aguas herculinas. El buque de la naviera Aida Cruises llegó a la ciudad muy temprano, sobre las 07:00 horas procedente del puerto de Lisboa. Por desgracia y siguiendo la tónica habitual de las últimas fechas sus pasajeros no gozaron de una meteorología muy agradable para pasear por la ciudad a pie o en bici, este último medio muy utilizado por los pasajeros que desembarcan de los buques germanos.


El mal tiempo acompañó la escala del AidaStella el día 8.
(Foto: Jose R. Montero)


Tres días después de la visita del AidaStella tuvo lugar la escala de uno de esos buques peculiares dentro de la industria crucerística; el Sea Cloud II, un barco al que viendo su aspecto jamás englobaríamos dentro de este sector y es que a la vista de sus tres mástiles más bien nos parece estar delante del típico buque escuela participando en la regata de grandes veleros. Las apariencias engañan: es un genuíno buque de cruceros.


(Foto: Jose R. Montero)


Procedente del puerto de Leixoes el flamante navío entró en la ría coruñesa a primera hora de la mañana para atracar en el muelle transatlánticos y permitir el desembarco de su reducido pasaje, compuesto por tan sólo 94 personas y que tras pasar unas 8 horas en tierras gallegas volvieron a embarcar para dirigirse a su siguente destino, el puerto de Bilbao. En un par de meses, si las previsiones se cumplen, tendremos la oportunidad de volver a ver por nuestras aguas a este bello y raro especímen y será entonces cuando le dedique un post contando las curiosidades más destacadas de esta peculiar nave.


(Foto: Jose R. Montero)


Por último y para cerrar el trío de protagonistas de hoy, hace unos días tuvimos en la ciudad al Nautica de la naviera Oceania Cruises, un buque de silueta muy conocida al formar parte de una serie de 8 barcos gemelos, en su dia englobados dentro de la misma compañía y que en la actualidad navegan bajo distintas banderas y al servicio de distintas navieras siendo algunos de los más conocidos por estas aguas el Columbus 2, el Azamara Journey o el Adonia.


El Nautica llegando a la ciudad.
(Foto: Jose R. Montero)


Procedente de Leixoes, el Nautica atracó poco antes de las 08:00 horas y lo cierto es que al igual que le ocurriera al AidaStella, sus privilegiados huéspedes tampoco contaron con una jornada muy veraniega para callejear aunque como mal menor no apareció la lluvia. Que no les lleve a engaño la foto que aparece sobre estas líneas ya que se corresponde con una escala realizada el año pasado. Tras un descanso de varias horas, a media tarde el Nautica reemprendió la marcha rumbo a Bilbao.


Detalle de la chimenea del Nautica.
(Foto: Carlos Rapela)


Se que es un modo muy breve de referirme a tres naves de crucero tan destacadas pero prometo dedicarle más tiempo a cada una de ellas en próximas entradas ya que por fortuna las tres repetirán en lo que resta de año por la dársena coruñesa. Mi agradecimiento a los colegas Jose Montero y Carlos Rapela, autores de la mayor parte de fotos que acompañan a esta entrada y que estuvieron al pie del cañón (no como yo) durante todos estos días. A partir de la próxima semana el blog retoma su actividad habitual y lo hará con un post muy especial (y hasta aquí puedo leer...)


(Foto: Jose R. Montero)



No hay comentarios:

Publicar un comentario