NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 22 JUNIO: Astilleros Barreras de Vigo construirá 3 lujosos megayates para la nueva naviera Ritz Carlton Yacht Collection, que verán la luz a partir de 2019.
  • 19 JUNIO: El Saga Pearl II dejará la flota de Saga Cruises en 2019.
  • 12 JUNIO: Ceremonia de bautizo oficial del nuevo buque insignia de la naviera Cruise & Maritime Voyages, el Columbus (ex-Arcadia).
  • 03 JUNIO: MSC Cruceros bautiza a su nuevo buque insignia, el MSC Meraviglia, un día antes de partir en su viaje inaugural.
  • 01 JUNIO: El futuro buque insignia de Aida Cruises se llamará AidaNova y verá la luz a finales de 2018.

martes, 9 de abril de 2013

Hermanos de acero





Continuando con la semana de clásicos iniciada el lunes con el buque Discovery, el pasado jueves 4 de abril el turno fue para el Boudicca, el archiconocido barco de la naviera Fred. Olsen Cruise Lines que nos tiene acostumbrados a 1 ó 2 visitas al año a nuestro puerto. El Boudicca llegó a la rada coruñesa pasadas las siete de la mañana procedente de Cádiz y permaneció por espacio de unas nueve horas atracado en el muelle de transatlánticos hasta que a las cinco de la tarde soltó amarras de nuevo para reemprender viaje rumbo al norte, en concreto hacia el puerto de Portsmouth, en el sur de Inglaterra.




Como dije en el encabezamiento el Boudicca se engloba, al igual que el reciente visitante Discovery en ese grupo de naves clásicas cuyas formas evocan el tiempo de la gran navegación transatlántica; es por ello que pese a sus muchas visitas siempre es agradable situarse en una buena atalaya en la costa para ver el bonito navegar que tienen todos estos navíos ya entrados en años y es que al igual que el Discovery, el Boudicca ya sobrepasa las cuatro décadas aunque más correcto sería decir que lo hará en unos meses; Fue el 5 de junio de 1973 cuando nuestro protagonista de hoy se hizo a la mar por primera vez iniciando una longeva carrera comercial que el pasado jueves lo trajo hasta aguas gallegas. Y mucho han cambiado las cosas desde entonces...




En aquellos días nuestro actual Boudicca navegaba bajo el nombre de Royal Viking Sky para la prestigiosa naviera Royal Viking Line y era el mediano (en edad) de tres hermanos gemelos construidos en los astilleros Wärtsilä Hietalahti de Helsinki (Finlandia). Quizás hoy en día se trate de un buque de crucero de los "baratos" pero hace 40 años el Boudicca y sus dos gemelos eran la máxima expresión del lujo flotante; baste decir que por aquella época a bordo viajaban sólo 536 pasajeros y el barco contaba con una dotación de 324 tripulantes, números que a día de hoy sólo encontramos en las navieras más exclusivas del mercado. Actualmente el Boudicca tiene mayor capacidad de pasajeros, concretamente 900; no es que ahora sus huéspedes vayan apretujados en los camarotes si no que unos años después de su botadura al entonces Royal Viking Sky y a sus gemelos los sometieron a un alargamiento añadiéndoles una sección de 28 metros a cada uno. Ya os hablaré en otra ocasión y con más detenimiento de estos peculiares "aumentos de peso" a los que fueron sometidos estos tres gemelos porque constituyen un procedimiento muy curioso.


El Boudicca en sus primeros años de carrera comercial con su nombre 
original de Royal Viking Sky.
(Fuente: shipdatabase.com)


La historia del Royal Viking Sky, nuestro Boudicca de hoy en día, no se puede explicar sin la existencia de sus dos hermanos de sangre (o mejor dicho de acero) y de hecho junto a uno de ellos, el Star, este buque entró en la historia el 1 de mayo de 1976 al convertirse en los primeros buques gemelos en cruzar el Canal de Panamá de forma simultánea en direcciones opuestas; el Royal Viking Sky lo hizo en dirección oeste mientras que el Star lo hizo hacia el este. Tan ligados están estos dos buques que el destino quiso que tras estar separados más de una década, en 2005 se volvieran a encontrar trabajando juntos para la misma naviera cuando la Fred. Olsen Cruise Lines compró el Royal Viking Sky rebautizándolo como Boudicca al igual que hiciera años atrás con su hermano, que ahora se hace llamar Black Watch. Será que la sangre tira mucho...


El Boudicca comparte colores con uno de sus dos gemelos, el Black Watch, 
al que vemos en esta foto. Ambos buques volvieron a encontrarse trabajando 
para la misma naviera a finales de 2005 tras trece años sin hacerlo.


Al Boudicca le queda por delante un calendario con bastantes escalas en nuestra ciudad, concretamente tres. La próxima tendrá lugar el 11 de mayo aunque es bastante probable que en esa ocasión pase algo más desapercibido; esa fecha ha sido la elegida por la naviera Aida Cruises para traer a A Coruña por primera vez a su última creación, el AidaStella. Aún así recibiremos al Boudicca con los brazos abiertos.


El Boudicca con su "hermano pequeño" anteriormente conocido como  
Royal Viking Sea y que ahora se denomina Albatros. Ambos buques 
compartieron atraque por unas horas en A Coruña el 24 de abril de 2009.



No hay comentarios:

Publicar un comentario