NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 29 MARZO: El nuevo buque de Saga Cruises se llamará Spirit of Discovery.
  • 14 MARZO: El Legend of the Seas parte desde Dubai en su última singladura bajo los colores de Royal caribbean antes de pasar a manos de Thomson Cruises.
  • 14 MARZO: Celebrity Cruises desvela los primeros detalles sobre su nueva generación de buques, los Edge Class.
  • 08 MARZO: Los dos nuevos buques de expedición de la naviera Hapag-Lloyd serán bautizados como Hanseatic Nature y Hanseatic Inspiration.
  • 08 MARZO: El ex-Saga Ruby inicia su viaje final hacia la India, donde será desguazado.

domingo, 29 de julio de 2012

La Gran familia





Entre las múltiples visitas que el MSC Opera está realizando durante este mes de julio a la ciudad, el pasado 23 de julio hemos tenido la oportunidad de ver algo de variedad con la presencia en nuestros muelles del Azura, el espectacular buque de la naviera P&O y el último en sumarse a su flota. La megaciudad flotante llegó pasadas las 07:00 horas procedente del puerto de Southampton y permaneció en la dársena coruñesa hasta las 18:00 horas, cuando prosiguió ruta hacia su siguiente destino, la ciudad de Bilbao.




Con esta su tercera visita del presente año el Azura da por concluido su calendario de visitas para este 2012 en la ciudad y pese a que quedan otros muchos ilustres visitantes por pasar por nuestros muelles hasta el próximo 31 de diciembre, el Azura será seguro uno de los más importantes en el resumen final del año: Lo es por sus tres escalas, por el hecho de haber debutado este año en aguas herculinas y porque se le mire por donde se le mire es un barco ciertamente espectacular, desde su imponente y robusta proa con el espectacular puente de mando sostenido por dos enormes pilares a la impresionante popa completamente vertical pasando por las cubiertas atestadas de balcones privados.


Detalle del ala de babor del puente del Azura.


Para los más habituales a presenciar las maniobras de estos barcos en nuestra bahía, la silueta del Azura le resultará tremendamente familiar, no obstante este megabuque es una copia casi exacta de su compañero de naviera el Ventura, todo un habitual por A Coruña desde su debut en 2008. Y es que el Azura es el último ejemplar que se ha venido a sumar a una de las clases de buques de crucero más prolíficas que han surgido en la industria de cruceros de los últimos años. Se trata de la "Grand Class", una de las series de barcos más exitosas de este mundillo y que cuenta ya con un total de 11 unidades en distintas versiones pero todas ellas basadas en un mismo modelo inicial, construido allá por 1998 en los astilleros Fincantieri de Monfalcone (Italia).




La "Grand Class" recibe su nombre, como suele ser habitual, del primer buque de la serie que no es otro que el Grand Princess de la naviera Princess Cruises (todos los buques de la "Grand Class" pertenecen o a esta naviera o a la P&O). Cuando el Grand Princess nació hace ahora 14 años supuso una auténtica revolución; no sólo era el buque de pasajeros más grande de la historia con casi 110.000 toneladas de registro bruto (desbancando al Carnival Destiny), también fue con un coste de 450 millones de dólares el más caro jamás construido. Cifras y tamaño aparte si por algo destacaba externamente este buque era por poseer la popa más espectacular nunca vista en alta mar en la que sus 16 cubiertas estaban coronadas por una cubierta voladiza a la que se accedía a través de un corredor acristalado y que albergaba en su interior la discoteca Skywalkers. Tan particular emplazamiento le daba al barco el aspecto de poseer un alerón aunque los detractores de este diseño dijeron que se parecía más a una especie de asa, por lo que al Grand Princess se le empezó a conocer de manera despectiva como  "the shopping cart" (el carrito de la compra).


Grand Princess: El iniciador de toda una saga y el carrito de supermercado 
más grande del mundo.
(Fuente: kelvindavies.co.uk)


Pese a lo controvertido del diseño dos unidades se sumaron a la "Grand Class"; el Golden Princess en 2001 y el Star Princess en 2002, ambos construidos en el mismo astillero y gemelos al iniciador de la saga. De estos dos buques quizás el más conocido sea (muy a su pesar) el Star Princess a raíz del incendio sufrido en marzo de 2006. El fuego tuvo lugar en la madrugada del 23 de marzo durante una travesía por el Caribe y se inició en uno de los balcones privados, probablemente por un cigarrillo mal apagado. La falta de rociadores en los balcones y el hecho de que las separaciones entre estas estructuras fuesen de policarbonato provocó que el fuego se extendiese por todo el costado de babor del Star Princess de forma rápida.


Star Princess a la parrilla: Crudo por los bordes, churruscadito por el medio.
(Fuente. cruiseshipfires.com)


Pese a que la evacuación se hizo de forma ordenada y que el fuego quedó controlado rapidamente, el humo produjo la muerte a un pasajero y otros 13 resultaron heridos aparte de los cuantiosos daños materiales que dejaron inservibles más de 100 camarotes.


Los daños a bordo del Star Princess fueron enormes.
(Fuente. cruiseshipfires.com)


Tras la construcción de estas tres unidades, los posteriores buques de la "Grand Class" fueron el Sapphire Princess y el Diamond Princess. Estas unidades a diferencia de las primeras fueron construidas en los astilleros Mitsubishi Heavy Industries de Nagasaki (Japón) y sufrieron varias modificaciones de diseño por lo que se les considera una subclase denominada "Gem Class". La principales diferencias respecto al diseño original son un aumento de manga, que pasó de 36 a 37,5 metros, y la desaparición del controvertido "alerón" en la popa que pasó a ubicarse justo detrás de la chimenea.


La chimenea "a reacción": Un rasgo peculiar en el Diamond y el  Sapphire 
Princess es la presencia de dos enormes toberas a modo de motores a reacción 
de un avión en los lados de la chimenea. Este elemento es meramente decorativo.
(Foto: autor desconocido)


Tanto el Sapphire como el Diamond Princess también tienen batallitas que contar; para empezar ambos buques tienen los nombres cambiados; Durante la construcción del primero de ellos (que iba a ser el Sapphire) tuvo lugar un incendio cuyos daño provocaron retrasos en los tiempos de entrega. Para no modificar los cruceros ya proyectados se decidió intercambiar el nombre con la otra unidad que se estaba construyendo para conseguir entregar en el plazo previsto el Sapphire Princess. ¿Curioso no?


La imponente proa del Diamond Princess.
(Fuente: cruiseinreview.com)


Otra curiosidad es que a lo largo de su carrera comercial el Sapphire Princess ha sufrido el choque con una ballena hasta en dos ocasiones teniendo que llegar a puerto con el cetáceo enganchado en la proa de la nave.


Una ballena encastrada en el bulbo del Sapphire Princess.
(Foto: Tyler Ingram)


Mientras estas dos unidades eran construidas en Japón, en los astilleros donde había nacido la "Grand Class" se construía un nuevo integrante de la saga, su nombre era Caribbean Princess que delataba cual sería su habitat y a diferencia del Sapphire y del Diamond recuperaba la silueta característica del diseño original, con el gran alerón coronando la popa al igual que el Grand Princess. A diferencia de éste sin embargo el Caribbean tiene dos cubiertas de pasaje más construidas en aluminio para aligerarlo de pesos, lo que sin aumentar sus dimensiones generales le hace alcanzar las 112.000 toneladas de registro bruto. Todas estas diferencias hacen que a este buque se le considere una subclase aparte, la "Caribbean Class" de la que sólo existe un integrante que entre otras cosas puede presumir de ser el primer buque de crucero en tener un teatro al aire libre sustituyendo a la habitual piscina con techo retráctil presente en los otros buques de la "Grand Class". Total, si vamos a navegar por el Caribe ¿para que cubrir la piscina?


En el Caribbean Princess desaparece la piscina retráctil (la de la foto es
la del Ventura) y se sustituye por el cine al aire libre.
(Fuente: Fincantieri)


Siguiendo las líneas maestras del Caribbean Princess surgieron las siguientes unidades de la "Grand Class" a partir del año 2006, que englobadas bajo el nombre genérico de "Crown Class" fueron el Crown Princess (2006), el Emerald Princess (2007) y el Ruby Princess (2008). En estos tres buques el alerón trasero vuelve a desaparecer quedando dicha cubierta de nuevo encastrada tras la chimenea. De hecho en el Caribbean Princess sería la última vez que se instalaría la controvertida estructura y en todas las unidades siguientes la cubierta se situa de forma más convencional (aunque a mi juicio menos espectacular) por detrás de la chimenea.


Caribbean Princess: El último "Grand Class" en llevar alerón.
(Foto: autor desconocido)


Además de las diferencias exteriores, los tres componentes de la subclase Crown incorporaban importantes variaciones en su interior respecto a las unidades precedentes; la principal era una nueva estancia denominada "The Sanctuary", una zona libre de niños y situada junto al Spa en la ubicación donde antes aparecian las canchas de deportes. Como en los demás buques de la "Grand Class", estos tres últimos tambien han tenido algún que otro percance más o menos grave, el más importante lo protagonizó el Crown Princess que el 18 de julio de 2006 durante un crucero por el Caribe comenzó a escorar de forma repentina hasta alcanzar los 24º de inclinación. La rápida escora provocó la caida de todo lo que no iba trincado a bordo, desde el agua de las piscinas hasta las personas que habitaban el buque con el resultado de 284 heridos, 14 de ellos graves. El accidente del Crown Princess se convirtió en el más grave hasta esa fecha en la historia crucerística moderna y una posterior comisión de investigación reveló que había sido motivado por un error humano al pasar el buque del control automático al control manual.


El Crown Princess, protagonista de uno de los mayores accidentes de los 
últimos años en el mundo de los cruceros.
(Foto: Michael Bishton)


2008 supuso el nacimiento de la última subclase de esta "Grand" familia de buques con la construcción del Ventura para la naviera P&O, el primer buque de esta clase en no ser construido para la Princess Cruises. En esencia el Ventura es un "Crown Class" más, pero como interiormente fue modificado de acuerdo a los gustos británicos se le considera una subclase aparte (la "Ventura Class") a la que en 2010 se le añadió nuestro protagonista de hoy, el Azura, que cerró el árbol genealógico de la familia "Grand Class".




Eso si, entre tanto buque similar, nuestro Azura puede presumir al menos de un toque de originalidad; es el único integrante de los 11 buques de la "Grand Class" que luce una popa tipo "ducktail" que le permite un mayor ahorro de combustible. Lo más probable es que este artefacto técnico sea incorporado en sus hermanos en alguna reforma futura.


En el Azura la cubierta superior (flechas rojas) aparece situada tras la chimenea
a diferencia del diseño original de los "Grand Class".  El buque de la P&O 
presume de ser el único que presenta una popa tipo "ducktail" (flechas verdes).


Por acabar con la parrafada que estoy soltando en relación a estos barcos, hay que mencionar que 2011, pese a no incorporar ningún buque a la nómina de los "Grand Class" fue un año muy importante para esta familia. El pasado año el buque insignia e iniciador de la saga, el Grand Princess sufrió una profunda reforma y su icónico alerón fue suprimido tomando su silueta una imagen más parecida a los Ventura o Azura. El motivo de suprimir esta cubierta fue que el peso de la misma estaba haciendo que la estructura se fuera debilitando de manera que era necesario retirarla. Curiosamente esto no sucede en sus buques gemelos, el Golden Princess y el Star Princess puesto que en ellos el alerón dende se ubica la discoteca Skywalkers está realizado con materiales más ligeros de manera que a ellos no ha habido que "caparlos". Con motivo de su visita a la ciudad de Vigo el pasado mes de noviembre tuve la oportunidad de ver el nuevo look del Grand Princess y lo cierto es que, en mi modesta opinión, ha perdido su encanto y ahora parece un buque inacabado.



Arriba: Momento en el que la cubierta "Skywalkers" es retirada del Grand Princess.
Abajo: Ya con su nuevo aspecto, dutrante una escala en Vigo el pasado mes de noviembre se aprecia que el Grand Princess ha perdido parte de su encanto.


(Fuente foto de arriba: thehopefultraveler.blogspot.com)


Por este año se acabaron las visitas de esta gran familia a nuestra ciudad pero algunos de sus integrantes ya tienen "reservadas" unas cuantas fechas para 2013. Hasta ahora está prevista la llegada del Ventura y del Azura además del Crown Princess, que recalará en A Coruña por vez primera. Esperamos ansiosos su llegada para disfrutar de nuevo de uno de los diseños más logrados de la industria crucerística moderna.




domingo, 15 de julio de 2012

Bienvenido de nuevo





Tras la "fiestecita" que se marcaron los buques de la naviera P&O, Azura y Adonia el día anterior, el pasado viernes 6 de julio dimos la bienvenida de nuevo al MSC Opera, el buque de crucero más coruñés de toda la flota crucerística mundial. Es un título que se ha ganado a pulso sobre todo desde el año pasado, ejercicio en el que realizó un total de 9 paradas en nuestro puerto.




Con la escala del pasado viernes, la naviera MSC Cruceros inicia por segundo año consecutivo la temporada de cruceros con embarque en nuestra ciudad. En este 2012 el calendario lo componen, con esta su primera recalada, un total de ocho travesías con parada y embarque de pasajeros en A Coruña. A este paso el MSC Opera tendrá que empadronarse en nuestra ciudad...




Los itinerarios son comunes para los primeros 7 cruceros de 9 días de duración con embarque en A Coruña y escalas en Bilbao, La Rochelle (Francia), Southampton (Reino Unido), Ijmuiden (para hacer escala en Amsterdam, Holanda), St Peter Port (Reino Unido) y regreso a A Coruña. Tras estos 7 viajes el MSC Opera iniciará un crucero también de 9 días con embarque en A Coruña el 31 de agosto y escalas en Bilbao, La Rochelle, Southampton, Ijmuiden, Cherburgo (Francia) y desembarque en Vigo el 8 de septiembre.


Itinerario del MSC Opera con salida desde nuestra ciudad.
(Fuente: MSC Cruceros)


La apuesta de nuevo por el posicionamiento de este buque en el Atlántico y el embarque en nuestra ciudad demuestra lo exitoso de la experiencia del pasado ejercicio. Este año también pinta bien; pese a la mala situación económica que vivimos en este primer viaje el buque iba al completo con 2.000 pasajeros a bordo, 196 de los cuales embarcaron en A Coruña.





Esperamos que los siguientes viajes gocen tambien de una excelente acogida. Lo que es seguro es que en las próximas semanas y puntualmente cada 8 dias veremos la silueta de este coloso atracada en los muelles coruñeses para regocijo de shipspotters.


Imagen ya clásica en nuestros muelles.


Un año más bienvenido, MSC Opera.

jueves, 12 de julio de 2012

P&O party





Jornada muy especial la vivida en los muelles coruñeses el pasado jueves 5 de julio con la presencia del Azura y del Adonia en la ciudad, ambos buques propiedad de la naviera británica P&O. El primero en llegar fue el coloso Azura que sobre las 07:30 horas realizaba el giro a la altura del Castillo de San Antón para atracar en el muelle de transatlánticos dando atrás. Mientras la última incorporación de la compañía realizaba dicha maniobra, el Adonia hacía acto de aparición para dirigirse a su punto de amarre que en esta ocasión se fijó en el muelle de Calvo-Sotelo Sur al no poder albergar el muelle de transatlánticos a ambas naves a la vez.


El Adonia se vio obligado a atracar en el muelle de Calvo-Sotelo Sur
(Foto: Manuel Candal)


Ambos buques procedían de la ciudad de Southampton siendo la del Adonia la primera parada del año en la ciudad mientras que el Azura repite tras su escala inaugural del pasado mes de junio.



Si la coincidencia de dos naves de pasaje en nuestro puerto supone ya un destacado acontecimiento, que ambos buques sean de la misma compañía lo convierte en toda una rareza. En este caso la doble escala tenía un aliciente a mayores y era la procedencia de sus protagonistas; quizás que un barco (o dos como es el caso) proceda del puerto de Southampton no suene muy llamativo pero hay gato encerrado...


El Azura, ya atracado, "observa" a su colega de naviera Adonia mientras 
éste maniobra a su llegada a la dársena coruñesa.


Y es que si bien nuestros protagonistas no mostraban los signos de cansancio propios de después de una fiesta, lo cierto es que procedían de una, aunque referirse a ella como fiesta quizás sea quedarse corto; digamos mejor la madre de todas la fiestas.


(Foto: Manuel Candal)


El pasado 3 de julio ambos navíos se sumaron a los fastos commemorativos del 175 aniversario de la naviera Peninsular & Oriental Steam Navigation Company, o como más familiarmente se la conoce P&O, que tuvieron lugar en la ciudad británica de Southampton donde la compañía tiene su base de operaciones. Para celebrar tan histórica fecha, en la ciudad inglesa se dieron cita los 7 integrantes de su flota: el Adonia, el Arcadia, el Aurora, el Azura, el Oceana, el Oriana y el Ventura en lo que se dio en llamar "The Grand Event", una jornada que ya figura en la historia de esta ciudad y la de esta mítica compañía fundada en 1837.


El Azura en primer término, con otros cuatro de los integrantes de esta 
gran "quedada" atracados al fondo.
(Fuente: P&O)


Los protagonistas de la fiesta llegaron a la ciudad británica entre las 4 y las 7 de la mañana del pasado martes y cada uno de ellos fue atracando en su lugar asignado, tres de ellos en los muelles del este; el Oceana en el muelle 39, el Adonia en el muelle 40 y el Azura en el 46, mientras que el resto de la flota lo hizo en los muelles del oeste, con el Oriana atracado en el muelle 101, el Aurora en el 102, el Arcadia en el 104 y el Ventura en el 106.



Arriba: Con las primeras luces de la mañana llegó el Adonia (centro de la foto) el último integrante de la flotilla en sumarse a la fiesta.
Abajo: Desde Mayflower Park se observaba una impresionante imagen: Oriana, Arcadia, Aurora y Ventura formando un atraque de más de un kilómetro de longitud.


(Fuente: P&O)


Tras pasar buena parte de la jornada en puerto, durante la cual se celebraron diversos actos llegó la traca final; la salida conjunta de toda la flota. El primero en soltar amarras fue el Adonia, el más pequeño del equipo, al que siguieron en perfecta formación el resto de naves con el Oceana cerrando el convoy. La espectacular escuadra dividió la formación en dos líneas con el Adonia, el Arcadia, el Oriana y el Oceana por un flanco y el Aurora el Ventura y el Azura por el otro, momento en el cual su Alteza Real la princesa Ana pasó revista a la escuadra desde el buque THV Patricia escoltado por el HMS Dragon.


La flota, dividida en dos líneas, pasa a la altura del THV Patricia 
(en el centro de la foto) escoltado por el HMS Dragon.
(Fuente: P&O)


Tras la ceremonia de despedida la caravana rompió filas poniendo cada una de las naves rumbo a sus siguientes destinos, siendo el del Azura y el del Adonia las aguas coruñesas.


Una foto para la historia: Adonia, Ventura, Arcadia, Aurora, Oriana, Azura y Oceana 
en perfecta formación a su salida de Southampton
(fuente: P&O)


Concluidas las celebraciones es tiempo de mirar al futuro, y el futuro de esta histórica naviera se presenta cargado de novedades: la más importante será la incorporación a su flota de un nuevo buque que entrará en servicio en 2015 y que con 141.00 toneladas de registro bruto se convertirá en la nave de pasaje más grande de todos los tiempos en ser destinada al mercado británico. Su nombre todavía no se ha revelado pero en mi modesta opinión yo sugeriría el de Canberra, como homenaje a uno de los barcos más legendarios que ha formado parte de esta mítica compañía.


Adonia,  el benjamín de la flota P&O.


Sin alcanzar el brillo de su partida en convoy junto al resto de buques de la flota de hace unos dias en tierras inglesas, la verdad es que la salida de ambas naves en nuestro puerto resultó muy especial, si bien quedó deslucida por las adversas condiciones meteorológicas que nos acompañaron ese dia (y practicamente en lo que llevamos de este atípico verano).




El primero en levantar el vuelo fue el Azura, que pasadas las 15:30 horas soltó amarras para dirigirse hacia el archipiélago de Madeira en su siguiente escala. En apenas dos semanas tendremos una nueva oportunidad de ver surcar las aguas herculinas a este espectacular navío en la que será su última recalada por este año.




Por su parte el Adonia esperó media hora más y pasadas las cuatro puso rumbo a su siguiente destino, la bellísima ciudad croata de Dubrovnik, conocida como "la perla del Adriático" y declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO. A principios de septiembre volveremos a recibir en nuestro puerto al pequeño de la flota inglesa si bien en esa ocasión todo parece indicar que no compartirá amarre con ningun otro barco de pasaje.




No quisiera acabar esta entrada tan especial sin darle las gracias a Manuel Candal por las extraordinarias fotos aportadas al post y ya que estamos, dar también mis felicitaciones a la P&O por sus 175 años de vida (y que sean muchos más) y las gracias por todo lo que he disfrutado viendo a los integrantes de su flota atracados en nuestra ciudad a lo largo de todos estos años.


 (Foto: Manuel Candal)


Y para poner la guinda a esta celebración, os dejo dos vídeos sobre el acontecimiento; en el primero podemos ver el paso de las naves por delante del HMS Dragon mientras que el segundo es el vídeo oficial de la naviera P&O sobre el evento en el que parte de los protagonistas de tan especial día nos cuentan diversos aspectos de la celebración.









martes, 3 de julio de 2012

Emparentado con la realeza



(Foto: Jose Montero)


El mes de junio se cerró con un pequeño e ilustre visitante; el buque Ocean Countess, operado por la naviera Cruise & Maritime Voyages. El clásico navío arribó a la dársena pasadas las 10 de la mañana procedente de Gibraltar.


(Foto: Jose Montero)


La escala del Ocean Countess sirve también para cerrar el primer semestre del 2012, que concluye con unos números de récord; en lo que va de año el puerto de A Coruña ha recibido un total de 42 escalas protagonizadas por 33 barcos y si las previsiones en el segundo semestre se cumplen estaremos un año más ante el mejor ejercicio de toda la historia en cuanto a tráfico de cruceros se refiere.


(Foto: Jose Montero)


Pero no adelantemos acontecimientos y hablemos un poco de nuestro protagonista de hoy. Construido en el año1976, su casco se realizó en los astilleros Burmeister & Wain de Copenhague y una vez concluido fue llevado a Italia donde tuvo lugar el resto de los trabajos en los astilleros Navali Mechaniche Affini de La Spezia. El Ocean Countess es un bello ejemplar de nave clásica de bonitas proporciones pese a su pequeño tamaño en comparación a las actuales megaciudades flotantes; Con un registro bruto de 17.593 toneladas, una eslora de 163.6 metros, 22.8 metros de manga y un calado de 6.2 metros el Ocean Countess da cabida a un total de 884 pasajeros en capacidad máxima con una dotación formada por 364 personas. El buque lleva en la actualidad bandera portuguesa.


 El (abarrotado) Ocean Countess navega actualmente bajo pabellón portugués.
(Foto: Jose Montero)


Tratándose de un barco con 36 años de carrera comercial a sus espaldas podría hablarles de los nombres (que han sido muchos) con los que ha sido bautizado a lo largo de su longeva vida: Awani Dream II, Olympic Countess, Olimpia Countess, Lily Marleen, o Ruby pero en la entrada de hoy me centraré en su nombre original y que no fue otro que Cunard Countess. Si; ahi donde ven este coqueto barco es (o mejor dicho, fue) todo un "Cunarder".


Nuestra  condesa  durante sus años de "Cunarder".
(Fuente: beyondships.com)


Se trata de un hecho para presumir el haber pertenecido a tan legendaria naviera y haber compartido nómina con los míticos "queens", si bien durante los años que enarboló la bandera de la Cunard sólo coincidió con el Queen Elizabeth 2. Aún así no muchos barcos pueden presumir de tener un pasado "cunarder"; en concreto de toda la flota crucerística actual sólo el Golden Iris y nuestro protagonista de hoy son los únicos que pueden jactarse de haber sido costruidos para la Cunard (reinas aparte, claro). Como ven codearse con la realeza no está al alcance de cualquiera.


El actual Golden Iris en su etapa de MSC Cruises bajo el nombre de 
Rhapsody durante una de sus visitas a A Coruña, es el gemelo 
del Ocean Countess.


Tras pasar buena parte del día en la ciudad herculina a las 22:00 horas y en mitad de una espesa niebla el Ocean Countess soltó amarras para dirigirse hacia su siguiente destino, la ciudad irlandesa de Cobh. Esperamos volver a ver muy pronto a este ilustre navío surcar de nuevo nuestras aguas, y si este año no repitiera por lo menos ya está asegurada su visita para el 2013. Ante mi imposibilidad de ir a verlo a la llegada ni verlo partir agradezco una vez más y de manera muy especial en esta ocasión a mi buen amigo Jose Montero las excepcionales fotos prestadas para la elaboración del post.


(Foto: Jose Montero)