viernes, 22 de junio de 2012

Un viejo rockero



(Foto: Manuel Candal)


Pese a la brevedad en tiempo, que apenas llegó a las dos horas, la escala del pasado martes 12 de junio debe ser destacada por ser su protagonista una de esas joyas navales de las que ya desgraciadamente van quedando pocas. Les hablo del Princess Danae, un clásico entre los clásicos que casi todos los años honra a la ciudad de A Coruña con alguna visita. El veterano navío llegó sobre las 19:00 horas y el motivo de tan breve escala se debió a la necesidad de recoger a los pasajeros que a primera hora de ese mismo día habían desembarcado en Vigo para las excursiones a Santiago y a otros puntos de la geografía gallega.




Su clásica estampa marinera ya delata que nos hallamos ante un veterano de los mares; en concreto el Princess Danae fue construido en 1955, pero pese a tratarse de un buque con 57 años de vida en sus cuadernas sigue navegando como si nada. Casi 6 décadas de vida dan para muchas curiosidades y con motivo de su última visita a nuestra ciudad hace ahora un año publiqué un post en el que relataba algunos detalles de su dilatada carrera. Aquí os dejo el enlace: El paisano del Titanic




Pese a su elevada edad, sorprendentemente el Princess Danae no es el más longevo de la Classic International Cruises, la compañía para la que trabaja; ese honor lo detenta el venerable y mediático Athena, el componente más famoso de su flota y que visitó A Coruña hace unas pocas semanas.
De hecho si sumamos los años de edad de los 5 componentes de la flota de esta naviera; el Arion, el Athena, el Funchal y sus dos princesas, el Danae y el Daphne obtenemos la espectacular cifra de ¡¡¡276 años!!! y una media de edad de algo más de 55 años por buque. Ya ven: los viejos rockeros nunca mueren...


(Foto: Manuel Candal)


...y tiene mérito pues todos ellos han superado las exigentes normas de seguridad del convenio SOLAS (iniciales de "safety of life at sea") el más importante de todos los relacionados con la seguridad de los buques, y que cada año imponen estándares más duros para evitar catástrofes marítimas.




Classic International Cruises explota el encanto de navegar en barcos clásicos de bella silueta ofreciendo una atractiva alternativa a los mastodónticos cajones flotantes modernos y cuida a cada unos de los integrantes de su flota con auténtico esmero; no olvidemos que por su avanzada edad merecen un mayor número de cuidados. Para muestra un botón: el Funchal, a mi juicio el ejemplar más bonito de su veterana flota, lleva en dique seco desde septiembre de 2010 sometiéndose a un tratamiento de revitalización para adaptarse a la última actualización de la normativa SOLAS.


El Funchal durante una de sus múltiples visitas a nuestra ciudad.


Desde este modesto blog aplaudo la iniciativa de este tipo de navieras de contar entre sus filas con barcos en los que poder disfrutar de la más clásica tradición marinera del viaje de placer por mar y permitirnos también a nosotros los shipspotters disfrutar de la hermosa imagen de joyas como el Princess Danae navegando por nuestra bahía. Que sea así por muchos años.


 El Princess Danae a su llegada a A Coruña el pasado martes.


Para acabar el post, una vez más mostrar todo mi agradecimiento a Manuel Candal, autor de varias de las fotografías que jalonan el post y sin cuya desinteresada ayuda este blog a veces no saldría adelante.


(Foto: Manuel Candal)



miércoles, 20 de junio de 2012

Igual pero distinto





El pasado lunes 11 de junio tuvo lugar un nuevo debut en los muelles coruñeses, si bien es verdad que éste no es uno cualquiera; posiblemente se trata de la escala inaugural más importante de este 2012. El navío en cuestión es el Azura, el último ingenio mecánico en sumarse a la sensacional flota de la naviera británica P&O. El espectacular buque llegó a la ciudad procedente de Southampton pasadas las 7:00 horas en mitad de un gran aguacero que practicamente impedía ver el gran objeto que se aproximaba lentamente a su punto de amarre.




Colosal es la palabra que mejor define al Azura. Su diseño es francamente espectacular, al menos a mi modo de ver su imagen externa es de las más impresionantes que podemos observar a pie de muelle de cuantos buques de pasaje operan en la industria crucerística actual. Sus dimensiones, a la vista de las fotos queda patente, son soberbias: Con 115.055 toneladas de registro bruto, 290 metros de eslora, 36 metros de manga y 8.0 metros de calado. A lo largo de sus 14 cubiertas de pasaje (aunque el total de cubiertas son 19) el Azura presenta un total de 1.557 camarotes, 900 de los cuales tienen balcón privado, con capacidad para 3.096 pasajeros y 1.226 tripulantes.




Desde su entrada en servicio el Azura  mantenía como puerto de registro el de Southampton, pero a partir del 1 de noviembre de 2011 y apuntándose a la moda de otras navieras del consorcio Carrnival Corp. (como por ejemplo la Cunard) el buque pasó a tener bandera de las Bermudas. Se trata de una cuestión de ahorro de costes, además de obtener nuevos ingresos mediante la celebración de bodas a bordo, algo que el registro británico no permite. 




En esencia, el Azura es el buque gemelo de su compañero de flota, el Ventura, pero externamente una gran diferencia sirve para distinguir a ambas naves;  y es que sus popas fueron construidas siguiendo dos conceptos diametralmente opuestos.


Azura: Por su popa lo conocereis...


Si en el caso del Ventura, la popa es convencional, (convencional para este tipo de barcos, claro está) el Azura incorpora la conocida popa tipo "ducktail" que, siendo honestos, no es que se trate de un prodigo estético pero que a efectos prácticos resulta de lo más efectiva. Este tipo de apéndices, como el que incorpora el Azura suponen una mejora en la estabilidad  y sobre todo una mayor eficiencia en el empleo de combustible, aspecto este último muy importante en los tiempos que corren.



En estas dos fotografías podemos comparar las popas de ambos buques. En la del Ventura (foto de arriba) vemos la ausencia del apéndice en la base, mientras que a la del Azura (foto de abajo) se le ha añadido la poco vistosa popa tipo "ducktail" que contribuye a ahorrar combustible.



Una vez traspasada la escala de acceso las diferencias entre ambos navíos se incrementan y lo hacen porque los dirigentes de la P&O optaron por dotar a estos dos buques de personalidades diferentes; Así en el caso del Ventura la apuesta es por un barco orientado para captar a un público joven, con un ambiente más familiar a bordo lo que se refleja en unas instalaciones orientadas hacia ese tipo de clientes. En el Azura por su parte se recupera el ambiente más tradicional de la naviera inglesa y desaparecen algunas de las instalaciones presentes en el Ventura, la más significativa es la eliminación de la piscina con techo retráctil. El motivo de eliminar esta estructura es que el Azura está pensado para navegar por aguas del Caribe, donde la climatología más benévola hace poco práctico el uso de este elemento mecánico.




Pensando también en la navegación por estas aguas cálidas, el Azura incoropora, en sustitución de la mencionada piscina con magrodome, el SeaScreen un cine al aire libre que es una primicia dentro de la flota P&O, pese a que es bastante habitual verlo en muchas otras navieras. También algo exclusivo dentro del Azura es encontrar camarotes individuales; ningún otro barco de la compañía los presenta.




Tras disfrutar de unas cuantas horas de reposo en la ciudad herculina, a las 6 de la tarde tres fuertes bocinazos anunciaron la partida inminente del Azura. Una vez que la impresionante mole flotante soltó amarras puso proa al norte para dirigirse a su siguiente destino, la ciudad de Bilbao. En poco menos de un mes el Azura volverá a navegar por aguas coruñesas: será, si las previsiones se cumplen el próximo día 5 de julio y con el aliciente de compartir visita con un "compi" de naviera como el Adonia.




sábado, 16 de junio de 2012

En honor a su majestad





Destacada visita la ocurrida el pasado 7 de junio en nuestra ciudad. El protagonista fue el imponente Queen Victoria, miembro del selecto club Cunard, una de las navieras con más tradición marinera y en cuya flota han figurado algunos de los más míticos transatlánticos de la historia. El Queen Victoria llegó a la dársena coruñesa pasadas las 07:00 horas procedente del puerto inglés de Southampton.




Como ya empieza a ser costumbre, la llegada del Queen Victoria se produjo una vez más en un día ciertamente desagradable en lo climatológico, que curiosamente se repite en cada una de sus escalas en nuestra ciudad.


(Foto: Manuel Candal)


La escala realizada estos días en A Coruña se enmarca dentro de un viaje muy especial, y es que hace apenas dos jornadas el Queen Victoria iniciaba travesía en el puerto de Southampton donde esta espectacular dama se unió a sus hermanas (y también reinas) el Queen Elizabeth y el Queen Mary 2 el pasado 5 de junio en una especial reunión para celebrar el 60º aniversario de la ascensión al trono de la reina Isabel II.


 (Foto: Colin Ryan)

Tres "reinas" para una Reina: Los 3 Cunarders se dieron cita el pasado 5 de junio en Southampton con motivo de los 60 años de reinado de Isabel II. El Queen Victoria (señalado con las flechas) atracó proa con proa con su cuasigemelo Queen Elizabeth.

(Foto: Andreas Sobester)


Y pese a ser muy repetitivo con el tema no me canso de decir que de los tres buques retratados en la foto anterior, el único que a mi modo de ver merece tan monárquico apelativo sea el Queen Mary 2 por tratarse del único de la tríada en ser un genuino transatlántico (como todos sus predecesores que han portado tan honorable nombre). Por su parte el Queen Victoria y su casi gemelo Queen Elizabeth, pese a ser dos navíos excepcionales dentro de la industria crucerística no dejan de ser naves de crucero (nada que ver con un transatlántico) a los que un nombre tan épico o unos colores tan cargados de historia no convierten en otra cosa.




De hecho las similitudes del Queen Victoria con las anteriores "reinas" acaban ahi, en la pintura. Una vez sobrepasado este punto ya nada es lo que debería. Un ejemplo: el Victoria fue el primer "Queen" en no ser amadrinado por una reina. En su ceremonia de bautizo, que tuvo lugar en el puerto de Southampton el 10 de diciembre de 2007, se "pasó" de la tradición que dice que a los "Queens" sólo los bautizan reinas, siendo la madrina de la "criatura" Camilla, la Duquesa de Cornwall. Como si el karma quisiera reestablecer el equilibrio roto por saltarse a la torera tan ilustre tradición en la ceremonia de bautismo, en el momento en el que la botella de champán impactó contra el casco del Queen Victoria ésta no se rompió, lo que se considera un signo de mala suerte para la nave el resto de su vida. Al menos de momento no se ha comprobado que el gafe persiga al navío, pero lo que está claro es que por mucho que sus interiores sean sublimes, posea un nombre mítico, y unos colores de leyenda, el encanto se ha perdido...


(Foto: Manuel Candal)


...Y se ha perdido hasta en los más pequeños detalles. Como el de ver su nuevo puerto de registro. De toda la vida la Cunard Line abanderaba a sus barcos en puertos ingleses (Liverpool o Southampton, basicamente), no es una cuestión de modas si no que hablamos de más de 170 años de tradicion que han tenido un final abrupto hace unos meses cuando la compañia, englobada desde hace unos años en el gigante americano Carnival Corp. tomó la decisión de registrar a los 3 queens en Bermudas. ¿Las razones? evidentemente el ahorro de costes, pero llevar bandera bermudeña también permite celebrar bodas a bordo (con registro británico no se pueden realizar), un negocio que puede suponer grandes dividendos.


¿Pero ahi no ponía Southampton?: Una placa de acero con la palabra Hamilton, 
su nuevo puerto de registro, se puede ver ahora en la popa del Queen Victoria.


Evidentemente lo de celebrar bodas en alta mar es un filón importante y Cunard no podía quedarse sin un pedazo de tan apetitosa tarta (nupcial), aunque ello suponga mandar a paseo una tradición que se remonta casi dos siglos atrás; ya saben, del romanticismo no se come...


El Queen Victoria a su salida de la ciudad.


Muchas parejas se ven atraidas por tan romántica iniciativa y no es para menos; El paquete nupcial Cunard incluye además de la ceremonia en alta mar oficiada por el capitán de la nave, los arreglos florales de la sala de ceremonias, el ramillete nupcial, la tarta de bodas, la música, las invitaciones de boda para los asistentes y una botella de Champagne Veuve Clicquot (o sea, la leche). Los contrayentes, tanto los que lo hacen en primeras nupcias como los que renuevan votos, también tienen otra serie de ventajas como la prioridad en el check-in y en la entrega de equipaje asi como en el embarque y en el desembarque.
   




Evidentemente el caprichito no es que salga muy asequible y el paquete de bodas básico sale por 2.500 euros aproximadamente, aparte del pasaje del crucero y los gastos derivados de él, asi que si tienen la idea en mente vayan preparando la cartera; nadie dijo que casarse saliera barato...


(Foto: Manuel Candal)


Tras reinar por unas horas en nuestros muelles a las 15:00 horas su graciosa majestad decidió hacer mutis y tras tres sonoros bocinazos (sonido patentado por Cunard y que imita a los antiguos transatlánticos) el Queen Victoria puso rumbo al sur para enlazar varias jornadas de navegación sin tocar tierra hasta su próximo destino, el puerto de Argóstoli en la isla griega de Cefalonia. Como culturilla general les diré que Cefalonia es una de las siete grandes islas del archipiélago de las Jónicas, entre las que figuran otras conocidas como la de Corfú o la de Ítaca, la patria de Ulises (se lo cuento por si les sale en el trivial...)




Tras este rollo geográfico-histórico que les acabo de soltar y para acabar con el post, sólo me resta darle las gracias a mi habitual colaborador en el tema fotográfico, Manuel Candal, que como es costumbre en él, me ha suministrado un buen puñado de sensacionales instantáneas de este honorable miembro de la realeza.


(Foto: Manuel Candal)



miércoles, 13 de junio de 2012

Willkommen!! (de nuevo)




Nuevo debut en aguas coruñesas. El pasado domingo 3 de junio tuvo lugar la escala inaugural de un nuevo buque de cruceros en el muelle de transatlánticos de la ciudad herculina. En esta ocasión se trató del Columbus 2 de la naviera alemana HAPAG-Lloyd Kreuzfahrten que llegó a última hora de la mañana procedente del puerto de Lisboa.



Detalle de los nuevos colores corporativos del Columbus 2.



Eso si, hay que aclarar que lo de "debut" en A Coruña tiene truco; los más habituales a presenciar estos buques a la vista de las fotos observarán una imagen bastante familiar. y es que el recién estrenado Columbus 2 no es otro que el anterior Insignia de la naviera Oceania Cruises, todo un clásico en nuestros muelles.



Antes y después: Pese a que sólo hay unos meses de diferencia, el apecto exterior del Columbus 2 (abajo), 
el anterior Insignia (arriba) ha cambiado sustancialmente.
 


Ambas navieras acordaron un contrato de charter de la nave por espacio de dos años, prorroglable a un tercero. El buque comenzó operaciones con su nueva compañía a mediados de abril con un viaje inaugural de 12 días por el mediterráno con salida desde Mallorca. Precisamente fue en Palma de Mallorca donde se celebró la ceremonia de bautizo de la nave.


(Foto: Jose Montero)


El Columbus 2 viene a ocupar el hueco que hasta el pasado mes ocupaba el Columbus, otro buque habitual en nuestros muelles y que acaba de dejar la compañía germana para operar a las órdenes de Plantours bajo el nombre de Hamburg.


(Foto: Jose Montero)


De esta manera HAPAG-Lloyd Kreuzfahrten opera en este 2012 con 4 buques: el mencionado Columbus 2, el Bremen, el Hanseatic y su buque estrella, el sensacional Europa. Se da la coincidencia que este año los 4 visitarán nuestros muelles.




Tras seis horas en la ciudad, finalmente cuando el reloj marcaba las 19:00 horas el Columbus 2 soltó amarras y tras un giro a la altura de la dársena puso proa al norte con rumbo al puerto de St. Malo, en la Bretaña francesa. Si las previsiones se cumplen el Columbus 2 volverá a hacernos una visita de cortesía el próximo 30 de agosto.


(Foto: Manuel Candal)


Una vez más mis agradecimientos a Jose Montero y a Manuel Candal por las estupendas instantáneas prestadas y que ilustran este post.


(Foto: Jose Montero)



domingo, 10 de junio de 2012

Grande a su manera





Junio empieza a lo grande. Si mayo fue el mejor mes de la historia en el puerto de A Coruña en cuanto a número de escalas de cruceros se refiere con un total de 17, el mes que marca el ecuador del año no quiere quedarse a la zaga. Si bien los meses de junio siempre suponen una disminución en el número de recaladas de este tipo de tráficos en comparación con los meses precedentes hay que decir que las expectativas del de este año son realmente altas, con un total de 6 escalas previstas, muchas de ellas protagonizadas por naves de gran porte o inéditas hasta ahora en la rada herculina.


(Foto: Jose Montero)


Para muestra un botón: Para abrir el mes como se merece, por todo lo alto. el pasado 1 de junio tuvimos la oportunidad de disfrutar de uno de los buques de pasaje más nuevos y lujosos del mundo, el Marina de la naviera Oceania Cruises.


El Marina atracado el pasado dia 1 en A Coruña. En primer término 
aparece la F-102 Almirante Juan de Borbón.
(Foto: Manuel Candal)


El navío de la compañía americana hacía su entrada en las instalaciones portuarias hacia las 08:00 horas procedente del puerto de Leixoes en la que supone su segunda parada en tierras herculinas tras su debut en agosto del año pasado.





Construido en 2010 en los astilleros Fincantieri Sestri Ponente de la ciudad de Génova, su viaje inaugural tuvo lugar el 22 de enero de 2011. El Marina tiene un registro bruto de 66.084 toneladas, 238.35 metros de eslora, 32 metros de manga y un calado de 7.32 metros. Quizás sus medidas pueden aparentar cierta discrección en su tamaño si las comparamos con las tendencias actuales de la industria, pero si lo vemos todo en su contexto veremos que definir su tamaño como "discreto" tampoco es del todo exacto. De hecho para Oceania Cruises. la entrada en servicio de una unidad del tamaño de nuestro protagonista ha supuesto duplicar las dimensiones de los buques de su flota actual, ya que el Regatta y el Nautica apenas superan las 30.000 toneladas de registro bruto por lo que su debut el año pasado supuso una auténtica revolución en el pequeño mundo de la compañía americana. ¿Pequeño entonces?, de eso nada: El Marina es todo un gigante dentro de Oceania Cruises.


Seña de identidad: El Marina, al igual que todos los barcos de la flota 
Oceania Cruises está abanderado en las Islas Marshall.
(Foto: Manuel Candal)
 

El Marina es el primero de una serie de buques gemelos denominada Oceania-Class, que en principio iba a contar con tres unidades pero donde finalmente se decidió prescindir de la última. La Oceania-Class basa su diseño en las líneas maestras de los buques de la R-Class, que ya componían la flota de la compañía pero dando un salto de tamaño que se traduce en un mayor número de instalaciones a bordo. Precisamente hace unos días tuvo lugar el debut del gemelo del Marina, que recibe el nombre de Riviera y cuyo bautizo tuvo lugar en la ciudad de Barcelona el pasado 11 de mayo. El evento tambien casi coincide en tiempo con la salida de la flota de una de las 4 unidades con las que hasta ahora operaba Oceania Cruises, el Insignia, todo un habitual en nuestro puerto y que en este 2012 ha cambiado de propietario pasando a operar para la alemana HAPAG-Lloyd bajo el nombre de Columbus 2.


 El Marina en el muelle de transatlánticos con el BAC Cantabria 
atracado por su popa.
 (Foto: Manuel Candal)


El Marina cuenta con un total de 626 camarotes (que practicamente podriamos llamar suites) y el 90% de ellos presenta balcón privado. Puede albergar a un total de 1.252 pasajeros en capacidad máxima y su dotación está compuesta por 800 personas.




A diferencia de la tendencia más extendida en las nuevas construcciones, el Marina no cuenta con un sistema de propulsión mediante pods si no que presenta uno más convencional mediante hélices y timones. Quizás pueda parecer un sistema menos avanzado que el primero pero tampoco conviene llevarse a engaño; Las 2 hélices del Marina son de tipo CPP o hélices de paso controlable, en las que la inclinación de cada aspa de la hélice se puede modificar desde el puente de mando en función de las condiciones de navegación aumentando asi eficacia de propulsión y el ahorro de combustible. Y es que la ingenieria naval parece no tener límites...


(Foto: Jose Montero)


Tras una escala que se prolongó hasta las 18:00 horas, el Marina finalmente soltó amarras para seguir ruta hacia su siguiente destino, el puerto de Bilbao. A mediados de septiembre si las previsiones se cumplen volverá a hacernos una visita con lo que podremos volver a deleitarnos con su espectacular estampa surcando la bahía.


 El Marina durante la maniobra de atraque.


Una vez más (no me cansaré nunca de hacerlo) les doy las gracias tanto a Jose Montero como a Manuel Candal por las fotos prestadas, cada vez más espectaculares, y que me obligan a romperme la cabeza para decidir cual poner y de cual prescindir, tarea titánica viendo la calidad de las mismas. Muchas gracias compañeros, sin vosotros este blog no sería lo mismo.



El Marina desde la cubierta de la fragata Almirante Juan de Borbón.
(Foto: Jose Montero)