viernes, 11 de mayo de 2012

¡Todos a bordo!





Procedente del puerto portugués de Leixoes el buque Empress arribó el pasado viernes 4 de mayo sobre las 8:00 horas y en la que supone ya su cuarta visita a la ciudad herculina. Quizás pueda parecer una escala más de tantas y pueda pasar desapercibida entre las visitas de tantos colosos con dimensiones cada vez mayores, pero la presencia de este buque en aguas de A Coruña es especial por un motivo.




Con la escala del Empress se inicia la temporada de embarques desde el puerto de A Coruña, que en este 2012 sumará un total de 10 salidas contando las 2 que realizará Pullmantur Cruises con este buque (le queda una más) además de las 8 que realizará la naviera MSC Cruises con el ya habitual por nuestras aguas MSC Opera. De esta manera se confirma la tendencia ascendente de este tipo de práctica, experiencia que comenzó en el año 2010 con el protagonista de hoy y que aumentó de manera notable el pasado año cuando MSC se sumó a la iniciativa realizando en la ciudad un total de nueve embarques.




En total fueron 200 personas las que comenzaron el crucero desde A Coruña el pasado viernes atraidas sobre todo por las ventajas que supone el ahorro en desplazamientos a otros puertos, una cifra realmente importante para este tipo de travesías. Otra ventaja de los cruceros posicionales, como el que estos dias realiza este buque de Pullmantur es que  los barcos no suelen ir al 100% de su capacidad con lo que la atención al pasaje es mejor. Sumando las personas que embarcaron en A Coruña el número de personas que viajaban a bordo del Empress apenas alcanzaba las 1.200 personas, muy por debajo de su capacidad máxima, que ronda los 2.000 pasajeros.




El recorrido del Empress para aquellos afortunados que embarcaron en nuestra ciudad resulta de lo más atractivo; se trata de un crucero de 7 días visitando los puertos de Bilbao, Cherburgo (Normandía-Francia), Tilbury (el considerado puerto de Londres), Ijmuiden (Holanda), Hamburgo y final en Copenhague.




Fuentes de la naviera española afirman estar muy contentos con esta experiencia y que están estudiando la posibilidad de ampliar el número de embarques en próximos ejercicios, con nuevas rutas por el Atlántico y el Cantábrico.


La "Ñ" preside la chimenea del Empress, símbolo de la españolidad de 
su naviera, Pullmantur Cruises.


A las 17:00 horas el Empress soltó amarras para continuar viaje, o iniciarlo en el caso de los recién embarcados, poniendo rumbo hacia el puerto de Bilbao. El próximo 23 de septiembre el Empress repetirá experiencia, en esta ocasión para embarcar pasajeros en un crucero con final en el puerto de Valencia y que tocará los puertos de Lisboa, Casablanca, Gibraltar y Almería.





1 comentario:

  1. Muy buenas imagenes amigo aqui ya casi termino la temporada saludos

    ResponderEliminar