NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 29 MARZO: El nuevo buque de Saga Cruises se llamará Spirit of Discovery.
  • 14 MARZO: El Legend of the Seas parte desde Dubai en su última singladura bajo los colores de Royal caribbean antes de pasar a manos de Thomson Cruises.
  • 14 MARZO: Celebrity Cruises desvela los primeros detalles sobre su nueva generación de buques, los Edge Class.
  • 08 MARZO: Los dos nuevos buques de expedición de la naviera Hapag-Lloyd serán bautizados como Hanseatic Nature y Hanseatic Inspiration.
  • 08 MARZO: El ex-Saga Ruby inicia su viaje final hacia la India, donde será desguazado.

lunes, 30 de mayo de 2011

Rey de reyes




Destacar a veces no es fácil. Destacar por encima de algo realmente bueno puede ser complicado en extremo. Pero destacar sobre algo ya de por sí excelso constituye toda una proeza al alcance de muy pocos. En el mundo de los cruceros, donde la calidad y el lujo parece no tener límites, el Silver Spirit es de las pocas naves capaz de alcanzar tal hazaña.



Y hay que reconocer que su caso es digno de elogio puesto que su naviera, Silversea, constituye junto a Seabourn la apuesta por el lujo más extremo que pueda existir en alta mar y pretender superar los estándares de calidad presentes en el resto de la flota de esta compañía parecía imposible....
Imposible hasta que llegó el Silver Spirit ya que con esta nave han vuelto a redefinir el concepto lujo.



El coqueto buque italiano llegó a la ciudad hacia las 07:30 procedente del puerto de Southampton. En su primera escala en A Coruña durante la maniobra de atraque ya exhibió dos de sus características más destacadas: su agraciada imagen externa y su extraordinaria insonoridad que hizo que tan sólo se escuchara un imperceptible zumbido mientras el barco realizaba un grácil giro para atracar dando atrás en el muelle de trasatlánticos.



Construido en 2009 en la sede que los astilleros Fincantieri tienen en la ciudad italiana de Ancona, desde el inicio del proyecto todo los parámetros estuvieron orientados a la búsqueda del lujo extremo. Se trata de una nave de 36.000 toneladas de registro bruto, cifra que quizás consideremos pequeña viendo la tendencia crucerística actual con unidades que rara vez se quedan por debajo de las 100.000 toneladas, pero si tenemos en cuenta el tamaño de los barcos que componen la flota Silversea (el Whisper y el Shadow eran hasta ahora con 28.000 toneladas los más grandes de la naviera) estamos hablando de un buque que supera en cuanto a tamaño todas los cifras marcadas hasta ahora por la pequeña naviera de origen italiano.
No sólo el tamaño constituye una nuevo hito dentro de Silversea. La disposición interna de la nave supone una nueva vuelta de tuerca en cuanto a calidad (y créanme cuando les digo que esa tuerca, en el caso de esta Silversea se encontraba ya muy apretada) y sus instalaciones a bordo simplemente se pueden calificar como sublimes.



Su capacidad máxima es de 540 pasajeros alojados en 270 camarotes. ¿He dicho camarotes?. Perdón, ha sido lapsus. A bordo del Silver Spirit no hay de eso; Sólo hay suites. Con varios tamaños, que se inician en los 29 metros cuadrados, pero con una misma disposición general: una zona independiente a modo de sala de estar, baños con acabados en mármol, televisión de pantalla plana incrustada detrás de un gran espejo y un sistema de iluminación que varía dependiendo de la hora del día. El 95% de esos "camarotes" cuentan con balcón privado. La guinda que redondea a estas magníficas estancias es la presencia de un servicio de mayordomo en cada una de ellas las 24 horas del día; una esquisitez que el Silver Spirit se puede permitir gracias a una dotación de 376 personas y que le otorgan un ratio pasajero-tripulante bestial: ¡1,4! (por debajo de 2 ya es una animalada).

No te preocupes. Si alguna vez tienes la suerte de alojarte en uno de los 
"camarotes" del Silver Spirit es perfectamente comprensible que no bajes 
a tierra en alguna de las escalas.
(Foto: Crucerosblog.com)

Claro que todo esto tiene un precio; en un crucero de 7 días con salida desde Barcelona en una compañía estándar los precios arrancarían sobre los 600 euros, mientras que para "vivir la experiencia Silver Spirit" con un recorrido similar de la misma duración habría que empezar en los 3.000 euros. Como consuelo les diré que no hace falta sumar las propinas ya que éstas no se admiten.



El Silver Spirit "disfrutando" del mar de fondo coruñés.



Con una hora de retraso sobre el horario inicialmente previsto, el Silver Spirit soltó amarras a las 19:00 horas para dirigirse hacia el puerto de Vigo, continuando así la tournée por tierras gallegas. Por aquí esperamos verlo de nuevo lo más pronto posible, aunque desgraciadamente no será este año.



sábado, 28 de mayo de 2011

Sólo para aventureros




Hoy comenzamos el repaso a la semana más "espirituosa" del año (en la próxima entrada entenderán el entrecomillado) y lo hacemos hablando de la visita que el Spirit of Adventure realizó a nuestra ciudad el pasado 19 de mayo.
Absténganse aquellos que estén pensando contemplar la singladura tranquilamente desde el balcón de su camarote. Lo que ofrece el Spirit of Adventure es completamente diferente. Es la experiencia de visitar algunos de los lugares más exóticos del planeta como pueden ser Brunei, Borneo, India, Islandia, Sri Lanka o Tasmania. De ahí que lo de verlo por nuestra ciudad constituya una auténtica rareza.




Claro, que a veces la aventura comporta ciertos riesgos. A principios de este año nuestro protagonista sufrió un intento de abordaje por unos piratas mientras se encontraba en las que hoy por hoy son las aguas más peligrosas del mundo mientras viajaba de Madagascar a Zanzíbar. En el momento en el que los pasajeros desayunaban placidamente en las cubiertas superiores, el capitán informó de que estaban siendo seguidos por una embarcación sospechosa a unas 2 millas por lo que ordenó al pasaje bajar a los salones interiores y sentarse en el suelo además de dar las oportunas instrucciones por si la situación se ponía delicada. Tras encargarse de los pasajeros, el capitán alertó a las autoridades y puso rumbo a toda máquina hacia Zanzíbar. El incidente se resolvió sin mayores problemas.




El Spirit of Adventure llegó a A Coruña hacia las 7:00 horas procedente del puerto de Leixoes para permanecer casi 12 horas en la ciudad. El buque pertenece a la naviera británica Saga Cruises y el motivo de que su nombre no guarde relación con sus otros hermanos de flota, como el Saga Ruby o el Saga Pearl II (incluso con el desaparecido Saga Rose) obedece a que la compañía buscó crear una nueva marca dentro de la naviera; así nació la Spirit of Adventure Cruises que se centra en un nuevo "target" de crucerista muy alejado del cliente-tipo de Saga Cruises, con una edad superior a los 50 años. Los planes indicaban que tras el Spirit of Adventure se sumaría el Quest of Adventure (el antiguo Astoria) pero finalmente el buque se quedó en la compañía matriz bajo el nombre de Saga Pearl II para sustituir al retirado Saga Rose. A finales de este año con la incorporación del actual Bleu de France, que pasará a llamarse Saga Sapphire, el Saga Pearl II adquirirá su nueva identidad para acompañar al Spirit of Adventure.




Construido en 1980 en los astilleros Howaldtswerke Deutsche Werft (Alemania) con el nombre de Berlín, el Spirit of Adventure tiene un registro bruto 9.570 toneladas. Su eslora se vió incrementada en 1986 al añadírsele una sección central de 20 metros que dejó la longitud en sus actuales 139.3 metros. La manga no se vio modificada y alcanza los 17,52 metros mientras que su calado es de 4,8 metros. La capacidad máxima de pasajeros es de 352 mientras que su dotación alcanza los 168 tripulantes. Esto le otorga un excepcional ratio pasajero/tripulante de 2.0; una cifra realmente destacable.




Quizás su aspecto exterior no llame especialmente la atención debido a sus discretas dimensiones en comparación a los grandes megacruceros que nos visitan cada vez con más asiduidad, unido a unas líneas que denotan sus más de tres décadas de vida comercial pero posee el encanto propio de las naves ya entradas en años, con unas líneas de verdadero barco y no de los actuales "cajones flotantes".
De los interiores se pueden destacar varias cosas pero por no extenderme mucho comentaré dos particularidades de los camarotes:
1.- Que no hay ni uno solo que tenga balcón. (raro en el mundo de los cruceros)
2.- Que un 30 % de esos camarotes son individuales. (raro, raro raro en el mundo de los cruceros)




Pasadas las 18:30 el buque soltó cabos y puso rumbo hacia su siguiente destino, el puerto de Tresco en las británicas Islas Scilly.




Si les gusta la aventura, no lo duden. Este es el barco con más espíritu aventurero de la flota crucerística.


Caídos, no olvidados




(Los lectores sabrán perdonarme por desviarme del tema principal del blog, pero se trata de un acto de justicia.)

A veces los merecidos homenajes llegan tarde. Pero si después de 35 años éstos se llevan a cabo, todo el tiempo que haya habido que esperar no habrá importado porque una injusticia habrá quedado enmendada.
Esta es la historia de una de esas injusticias corregidas. La de aquella que enterraba bajo el paso del tiempo una de las mayores heroicidades sucedidas en nuestra ciudad.


(Foto: Naviera Artola)


La historia protagonizada por unos héroes reales. Personas de carne y hueso, de esas que nos podemos cruzar a diario por la calle y no de falsos ídolos encumbrados por gestas tan banales como pueda ser marcar un gol. Que apostaron su vida, perdiéndola en uno de los casos, para evitar la mayor catástrofe en la historia de A Coruña.
El pasado día 12 de mayo y con motivo del 35 aniversario de la catástrofe del petrolero Urquiola el ayuntamiento de A Coruña descubrió una placa conmemorativa en Punta Herminia con la que se pretende honrar la memoria de todas aquellas personas que se involucraron para minimizar el desastre en el accidente del petrolero.
En el acto estuvieron presentes María Isabel Rodriguez, la viuda del Capitán Castelo, que pereció en el accidente, así como Benigno Sanchez, el práctico que permaneció con él en cubierta hasta el último momento y que milagrosamente salvó su vida llegando a nado hasta la costa.


Esta instantánea sobrecogedora fue sacada segundos después de la potente
explosión que partió al Urquiola en dos. A bordo se encontraban todavía 
el Capitán Castelo y el Práctico Benigno Sánchez. 
(Foto: Blanco)


Lo reconozco; no pude evitar derramar una lágrima al leer el contenido de la placa y comprobar que, si bien el paso del tiempo borrará de la memoria de muchos los hechos ocurridos aquel fatídico día, el monumento erigido a pocos metros de donde tuvo lugar aquella tragedia hará perdurar el recuerdo de los héroes que en aquella jornada antepusieron sus vidas para salvaguardar las nuestras. Cada vez que paso por delante del monolito de piedra me detengo a leer su texto,es mi forma de darle las gracias al Capitán Castelo, al práctico Benigno Sanchez y a todas y cada una de las personas que aquel día lo dieron todo (hasta la vida) para evitar una auténtica hecatombe. Gracias de todo corazón. Les estaremos eternamente agradecidos.




Durante el descubrimiento de la placa, la viuda del Capitán Castelo dijo: "las cosas buenas nunca llegan tarde". Que gran verdad. Y es que nunca es demasiado tarde para los merecidos homenajes...


El Urquiola días después de la tragedia.
(Foto: ER Gundlach)

Para los interesados en saber más sobre aquel desgraciado accidente que nunca debió ocurrir les recomiendo la lectura de un artículo escrito por Luis Jar Torre en el que narra de manera excepcional lo ocurrido aquel 12 mayo. Les dejo aquí el enlace del mismo (y si tienen tiempo lean todos sus artículos porque ninguno de ellos tiene desperdicio).


lunes, 16 de mayo de 2011

MSC Opera a la deriva




El pasado 14 de mayo el MSC Opera sufrió un incidente durante uno de sus travesías por el Mar Báltico. Hacia las 11 de la mañana del sábado el buque de la naviera MSC Cruceros sufrió una súbita pérdida total de energía mientras navegaba, provocando la pérdida de propulsión y que la nave quedara a la deriva a unos 10 kilómetros de la isla de Gotland (Suecia). La pérdida de suministro eléctrico provocó que tanto las cocinas como los baños quedaran inutilizados, aunque varias horas después se reestableció la energía por lo que la tripulación pudo volver a servir comidas calientes al pasaje. El barco ha permanecido a la deriva durante casi un día, hasta la llegada de los remolcadores.




El MSC Opera llegó remolcado al puerto de Nynamshamn, cerca de Estocolmo, hacia las 11:00 horas de este lunes. Un equipo de los astilleros STX France, constructores de la nave, se han sumado a la tripulación para tratar de determinar la causa de la avería. Mientras esto sucede el próximo crucero, que debía salir de la ciudad inglesa de Southampton este martes, ha sido cancelado. Los 1.800 pasajeros que iban a bordo en el momento del incidente, entre ellos 60 españoles, se encuentran en perfecto estado y serán repatriados a sus respectivos países tras reembolsarles el dinero que podrán usar en cualquier otro crucero de la naviera MSC hasta diciembre de 2012.
El MSC Opera había iniciado un crucero de 10 noches el pasado día 7 en la ciudad inglesa de Southampton en un itinerario que le llevaría a Estocolmo, Helsinki, San Petersburgo, Copenhague y vuelta al punto de inicio.





Son cosas que pasan de vez en cuando en este tipo de buques que raramente ponen en peligro la seguridad de sus ocupantes, pero que provocan una gran fiasco a sus pasajeros que de pronto ven truncadas en muchos casos las vacaciones de su vida. El hecho de hacerme eco de la noticia se debe a que el MSC Opera es uno de los destacados en nuestro puerto este 2011 al utilizar A Coruña como puerto de embarque por primera vez para esta compañía, sumándose así a la experiencia iniciada el pasado año (y continuada en este ejercicio) por Pullmantur Cruises con el buque Empress. A diferencia de la apuesta de la naviera española, la de MSC es mucho más arriesgada al tratarse de un total de 9 cruceros que ofrecen la posibilidad de embarque tanto en nuestra ciudad como en la de Bilbao.
Espero que todo se resuelva en la mayor brevedad de tiempo y que este problema no afecte a su primera escala en nuestro puerto, prevista para el próximo 11 de junio. Cruzaremos los dedos...


Foto del interior del MSC Opera en la que se aprecia claramente la falta total 
de suministro eléctrico.
(Foto: Anónimo)


Empress se escribe con Ñ...




...Con "Ñ" de Pullmantur. Ya sé que para los que no sepan de qué estoy hablando ésto sonará a un auténtico galimatías pero tiene su lógica y a continuación trataré de explicarlo.
Queda claro que el protagonista del día es el Empress, el buque de la naviera española Pullmantur  que realizó su primera escala del año en este atípico mes de mayo. Atípico porque si bien en este 2011 volverá a ser pródigo en escalas (es el mes de mayor afluencia de cruceros en nuestra ciudad) lo extraño de este año es el tamaño de los mismos; y es que el Empress supone el techo en cuanto a toneladas. Un techo bastante pequeño (no llega a la categoría de buque grande) en comparación con los grandes mastodontes que nos visitan cada vez con mayor asiduidad.




El Empress tiene un desplazamiento de 48.563 toneladas, una eslora de 211 metros y 30, 7 metros de manga con una capacidad máxima de 2.020 pasajeros y es precisamente ahí donde reside el verdadero talón de Aquiles de esta nave; Con una tripulación de 685 personas el Empress tiene un ratio pasajero/tripulante, (es decir el número de pasajeros que hay por cada tripulante) de 2'9, una cifra demasiado alta. Además el alto número de personas que puede llegar a alojar provoca un pequeño problema de "masificación",  haciendo que algunas de sus instalaciones estén demasiado saturadas, tales como las piscinas del buque o algunos salones.




Personalmente no es que me parezca un nave especialmente bonita, pero me atrae la idea de que, a pesar de su pabellón maltés el Empress es un barco "español" (al menos lo es su naviera) y que pasea orgulloso esa condición gracias al logo que se ha convertido desde hace unos años en la imagen corporativa de Pullmantur Cruises: La gran "Ñ" grabada sobre la chimenea roja que presentan todos los componentes de su popular flota.

Presumiendo de "espaÑolidad".

La nave recaló en la ciudad hacia las 8:00 horas procedente del puerto de Leixoes. No es habitual ver un barco de  Pullmantur en nuestro puerto y el Empress se convirtió hace ahora un año en el primer representante de la compañía española en llegar a nuestros muelles. Lo hizo además de una manera muy especial ya que su debut en 2010 no fue uno más; Aquel 3 de mayo este buque se convertía en el primer crucero en utilizar A Coruña como puerto de embarque desde los tiempos en los que la emigración obligó a muchas familias a dejar Galicia en busca de una nueva vida al otro lado del Atlántico.
La experiencia del año pasado, si bien no fue un rotundo éxito, pareció satisfacer a los representantes de Pullmantur toda vez que en este 2011 vuelven a repetir la jugada, además por partida doble ya que tras la escala de este pasado día 6 está previsto que el Empress recale de nuevo en la ciudad el próximo 25 de septiembre.




Construido en el año 1990 para la Royal Caribbean con el nombre de Nordic Empress ("la emperatriz nórdica") en los astilleros Chantiers de l´Atlantique de Saint Nazaire, más tarde armonizó su nombre conforme al del resto de la flota y pasó a denominarse Empress of the Seas ("emperatriz de los mares"). Con el paso del tiempo el progresivo aumento de las nuevas unidades integrantes de la flota Royal Caribbean dejó al actual Empress como el más pequeño de la compañía americana por lo que la naviera tomó la decisión de transferir el barco (no se trató de una verdadera venta puesto que Pullmantur Cruises pertenece al grupo Royal Caribbean International) a la filial española que decidió no marear mucho la perdiz con el asunto del nombre y simplemente lo acortó para quedar como "emperatriz" (en mi opinión algo soso).


Primer plano de la pared de escalada situada a popa del Empress. 
Otro detalle: el barco navega bajo bandera maltesa.

Tras una estancia de unas 9 horas en nuestra ciudad hacia las cinco de la tarde el Empress inició la maniobra de desatraque para poner rumbo a su siguiente destino, el puerto de Bilbao.




Lo dicho, si les seduce la idea de embarcarse en un crucero sin la molestia de desplazarse hasta otra ciudad para coger el barco, a mediados de septiembre podrán acercarse hasta el muelle de trasatlánticos maleta en mano (bermudas opcionales) y embarcarse en el Empress para disfrutar de una maravillosa experiencia de 6 noches viendo ciudades como Oporto, Lisboa, Casablanca, Gibraltar y Málaga, y todo ello a un precio muy competitivo. Oportunidades así se presentan pocas veces, así que aprovéchenla.


El Empress abandonando el puerto y cruzándose con el mercante Coral Favia.



viernes, 13 de mayo de 2011

El príncipe que tuvo que abdicar




Este pasado jueves 5 de mayo estaba prevista la escala del Prince Albert II en nuestra ciudad pero al final no apareció y en su lugar tuvimos a un barco llamado Silver Explorer. Igual el nombre no les suena, pero no se preocupen. Les diré que no se trató de ninguna cancelación ya que Prince Albert II y Silver Explorer son el mismo barco. Hace apenas unos días durante los trabajos de mantenimiento que se realizan periodicamente en la nave y que tuvieron lugar en los astilleros Lisnave de Setúbal la compañía Silversea, propietaria del barco, tomó la decisión de realizar  el cambio de nombre. La razón esgrimida por los responsables de la compañía de lujo italiana es que con este cambio se le da a la nave una mayor identidad (lo de "explorer" sirve para marcar su estilo aventurero) además de reforzar la imagen de marca de la naviera al iniciar los nombres de toda su flota por la palabra "Silver", una tendencia muy extendida en el mundo crucerístico. El cambio de nombre coincide con el inicio de su temporada de viajes por el círculo polar ártico.


El Silver Explorer recién "re-bautizado" durante los trabajos de mantenimiento 
llevados a cabo en Setúbal.
(Foto: Ruí Pais)

Esta "abdicación forzosa" supone que la naviera italiana dejará de pasear el nombre del monarca del principado de Mónaco por todo el mundo (la naviera está muy unida al Principado, no obstante allí se encuentra su sede) pero los responsables de la compañía han afirmado que la naviera seguirá colaborando con la Fondation Prince Albert II y no descarta volver a usar el nombre del monarca en futuros buques.




Ser rebautizado no supone una experiencia nueva para este buque. A lo largo de su carrera comercial el Prince Albert II (perdón) el Silver Explorer ha lucido en su amura un buen número de nombres distintos; tantos que sin haberlo comprobado me arriesgaría a afirmar es la nave de crucero con mayor promedio de nombres respecto a los años de vida del barco. Con el de Silver Explorer suma ya ¡9 nombres en 23 años!, y es que parece que lo de las supersticiones (se dice que cambiar el nombre de una nave atrae la mala suerte) no va con este barco.

Atracado en el muelle de trasatlánticos en abril de 2010 cuando todavía 
lucía el nombre de Prince Albert II.

La lista parece interminable; desde Delfin Clipper, pasando por Sally Clipper, Baltic Clipper, Delfin Star, Dream 21, World Discoverer, World Adventurer, Prince Albert II hasta llegar a su denominación actual. Resulta dificil seguirle la pista.


Múltiples identidades. Aquí como Sally Clipper.
(Foto: Raimo A. Wirrankoski)

Construido en el año 1989 en los astilleros Rauma-Repola de Finlandia, el Silver Explorer es un barco diseñado para transitar por las zonas más inhóspitas del planeta, de hecho su clasificación en el Lloyd´s register es como buque A-1, la categoría más alta que se le puede dar a un barco para navegar por el hielo. Su tamaño reducido obedece a la realización de ese cometido. Tiene 6.130 toneladas de registro bruto con una eslora de 108 metros y puede albergar a un total de 150 pasajeros.
A finales de 2007 la naviera de lujo italiana Silversea decidió comprar este barco con el objetivo de diversificar su oferta crucerística mediante un producto dedicado exclusivamente al turismo de expedición con recorridos por las zonas más extremas del planeta. Su oferta, compuesta en la actualidad por 5 buques además del Silver Explorer forma una de las flotas más selectas de cuantas surcan los mares.



El Silver Explorer llegó a A Coruña hacia las 11:00 de la mañana procedente de Leixoes y pasó toda la jornada del jueves amarrado en nuestros muelles, con lo que su reducido número de pasajeros pudo disfrutar de toda la jornada para descubrir la ciudad herculina. Hacia las 23:30 horas el buque de expedición soltó amarras para dirigirse al puerto de Bilbao donde sus huéspedes podrán seguir disfrutando de un itinerario atípico para este barco y que forma parte de los llamados cruceros de reposicionamiento en su búsqueda del Polo Norte, al igual que hiciera el Fram en la visita que realizó a A Coruña hace ahora cosa de un mes.


Quédense bien con la imagen porque puede ser que la próxima vez que nos visite lo haga ya con otra identidad...

sábado, 7 de mayo de 2011

La alternativa se llama Boudicca




Parece que el Boudicca es el único "valiente" que le quiere plantar cara al todopoderoso Independence of the Seas que se ha adueñado de la rada coruñesa en este primer semestre del año. Con la de este pasado 3 de abril el buque de la Fred. Olsen Cruise Lines ha hecho su tercera escala del año en nuestros muelles y se acerca un poquito a las 4 que ostenta hasta ahora el megabuque de Royal Caribbean.


Hacia las 12:00 horas el Boudicca enfilaba la entrada del puerto procedente de la ciudad irlandesa de Dublín. Es increíble la variedad de itinerarios de la naviera británica, y es que rara vez el Boudicca toca nuestro puerto 2 veces con el mismo lugar de procedencia.


Arriba: Observatory Lounge. Unos de los lugares más destacados del Boudicca.
(Foto: P.Massey)
Abajo: Las flechas señalan la ubicación del Observatory Lounge, justo bajo la chimenea.


Construido bajo el nombre de Royal Viking Sky para la Viking Line en 1972 en los astilleros finlandeses Wartsila con un coste aproximado de 22,5 millones de dólares, el Boudicca era el segundo de una serie de tres buques (los otros 2 son los actuales Black Watch y Albatros) de 177 metros de eslora destinados a cruceros de larga distancia. Si sus medidas de entonces no coinciden con sus 205 metros actuales se debe a que en 1982 el barco "pegó el estirón" gracias a la adición de una sección central de 27,7 metros que le otorgó el aspecto estilizado que luce en la actualidad. Para los que nunca hayan visto una foto de como se realiza este proceso les diré que basicamente se corta el barco por la mitad (literalmente), se añade el trozo nuevo y se vuelve a soldar. Suelen ser fotos muy espectaculares, la verdad, pero desgraciadamente no he encontrado ninguna de nuestro protagonista.


El Boudicca cuando todavía lucía su nombre original de Royal Viking Sky 
entrando en el puerto de Sydney. La foto es anterior a 1982 puesto que 
aún no había sufrido el incremento de eslora.
(Foto: Fred-V45)

Tras algo más de 6 horas de estancia en A Coruña el Boudicca hizo sonar su sirena anunciando su inminente partida y tras girar a la altura del Parrote puso rumbo a su siguiente destino, el puerto de Leixoes, donde los pasajeros tendrán la oportunidad de visitar la bella ciudad de Oporto.




Próxima "actuación" del Boudicca en nuestras aguas: 19 de octubre.


CURIOSIDADES

Simple culturilla general. Ya comenté en otras entradas del barco, que el nombre de Boudicca hace referencia a una antigua reina del pueblo iceno que le plantó cara a los romanos allá por el siglo I. La leyenda dice que su cuerpo se haya enterrado bajo el andén 10 de la estación londinense de King´s Cross.




Magnifique!




Posiblemente pocas naves más bellas pueden verse amarradas en un puerto como Le Boreal, el protagonista del pasado 2 de mayo en A Coruña. Sus líneas vanguardistas, combinadas con la acertada combinación de colores de su casco hacen que este crucero no pase desapercibido allí donde va.


El pequeño buque galo recaló en nuestra dársena en una breve escala de apenas 2 horas procedente de Vilagarcía donde a primera hora del día desembarcó a gran parte de su reducido pasaje para realizar excursiones a diferentes puntos de la geografía gallega.




No sólo es bello por fuera. Sus interiores están a la altura de su imagen externa y muestran un aspecto vanguardista y sobrio a partes iguales allá donde se mire, difícil de superar por otras naves de pasaje. Y es que resulta complejo nombrar alguna característica que sobresalga por encima de las demás.


 
Estilo vanguardista a bordo de Le Boreal. 
(Foto: Compagnie du Ponant)

Todo en él es digno de mención. Para empezar su reducido tamaño. Sus 12.500 toneladas de desplazamiento y 142 metros de eslora convierten a Le Boreal es un mega-yate más que en un mini-crucero. Sus contenidas dimensiones le permiten hacer escalas en lugares inaccesibles para la mayoría de naves y esa es quizás la principal característica de la naviera a la que pertenece.
A pesar de este pequeño tamaño Le Boreal es el más grande de la naviera francesa de superlujo Compagnie du Ponant cuya flota está exclusivamente formada por yates, al estilo Seabourn, y todos ellos con una misma característica; el lujo extremo presente en cada una de las unidades.
Otra de las características más llamativas de  la Compagnie du Ponant es que el puente de mando de todas sus naves está abierto a las visitas por parte de los pasajeros en todo momento y tanto el capitán como los oficiales atienden a todas las posibles dudas que puedan surgir. En Le Boreal sucede lo mismo.




Tiene capacidad para 264 pasajeros atendidos por una tripulación compuesta por 132 miembros, lo que le otorga un ratio de 2 (2 pasajeros por cada tripulante). Este cálculo es uno de los indicativos más utilizados para reflejar cuantitativamente el lujo y exclusividad de un barco, y una cifra de 2, como la que consigue el Le Boreal es una de las más bajas de toda la flota crucerística (cuanta más baja es esta cifra, más exclusivo es el buque).


Bandera gala y registrado en la Polinesia francesa. Mata-Utu 
es la capital de las Islas Wallis y Futuna. (Por si sale en el trivial...)


Construido en 2010, el Le Boreal es el último buque en llegar a la naviera francesa (en unas semanas se botará su gemelo que llevará por nombre Le Austral) y cuenta con excepcionales avances tecnológicos. Por ejemplo su prodigioso sistema de estabilización que, a pesar del pequeño tamaño de la nave, minimiza el efecto de balance en condiciones de mala mar, o su sistema de posicionamiento dinámico capaz de mantener la nave fija en una posición  sin necesidad de utilizar el ancla para fondear. Otro de sus "gadgets" es un sistema bajo la línea de flotación para la detección de ballenas o de témpanos de hielo, muy útil si tenemos en cuenta que los itinerarios de este buque surcan en muchas ocasiones zonas como Groenlandia o Ushuaia.



No tiene ni casino, ni discoteca y es que el cliente-tipo de esta compañía gala no busca de esta clase de diversión a bordo si no que se centran más en los itinerarios y el relax y la gastronomía a bordo. Es ahí donde Le Boreal roza la perfección.

Todos los camarotes a bordo del Le Boreal son exteriores 
y de ellos el 94%  tienen balcón privado.

Pasadas las 21:00 horas el superyate francés soltó amarras y tras girar sobre si mismo puso rumbo hacia el puerto de Gijón, escala no muy habitual para los cruceros estandar y que demuestra que Le Boreal es algo diferente a todos los demás.




Hacia finales de este mes de mayo Le Boreal pasará 6 días en Mónaco con motivo del GP de Montecarlo de Fórmula 1 así que cuando los monoplazas entren en el túnel si agudizan la vista podrán verlo al fondo de la imagen casi con toda seguridad. Para los que quieran participar en este crucero tan especial, que sepan que hay que rascarse el bolsillo: los precios parten de los 3.000 euros y llegan hasta los 12.000 euros. Oh là là! Quizás mejor ver la carrera desde el sofá...


 Trabajo cumplido: El Práctico desembarca tras finalizar la maniobra de 
atraque del Le Boreal.