lunes, 3 de octubre de 2011

La nave prodigiosa





Aquí está de nuevo, dispuesto a provocar las mismas caras de asombro entre los coruñeses que las que surgidas hace ahora casi un mes cuando hizo su escala inaugural en tierras herculinas. Este pasado lunes el Celebrity Eclipse realizó la segunda de las cuatro escalas previstas para este 2011 en aguas de Marineda.




En esta ocasión el ingenio flotante "eclipsó" al mismísimo Independence of the Seas, que por problemas de espacio se vio obligado a recalar en el puerto de Ferrol para alegria de nuestros vecinos que recibieron a pasajeros y tripulación con un despliegue de medios impresionante que incluyó desde gaiteiros a pie de escala a salvas de despedida durante la maniobra de salida, pasando por una selección de productos típicos de la zona en el mismo muelle.


Es dificil "eclipsar" al Eclipse pero durante la estancia del gigante en 
la ciudad le salió un duro competidor.  El galeón La Pepa,  recién llegado, 
desvió la mirada de muchos curiosos.


El Celebrity Eclipse repitió el mismo protocolo realizado durante su escala inaugural en aguas coruñesas y sobre las 10:30 pasó por delante de la Torre de Hércules donde aminoró su velocidad para permitir el embarque del práctico que lo conduciría hasta su amarre en el muelle de trasatlánticos.


Momento en el que el práctico sube a bordo del Eclipse.


Dificil buscarle defectos, quizás y por ponerle alguno sería la imposibilidad de pasar desapercibido porque es dificil no girar la cabeza para observar a este prodigio naval maniobrar con una facilidad pasmosa y más propia de un utilitario que de un gigante de acero de 315 metros de largo. A continuación os muestro el fantástico vídeo de la llegada del Celebrity Eclipse a la ciudad por segunda vez, obra de Jose Montero:







No me canso de destacar la popa de esta nave y es que el Eclipse es sin duda uno de los diseños exteriores más logrados de los últimos años en la industria crucerística siendo en la popa donde realmente han dado en el clavo con la disposición en grada de las cubiertas. En ella uno de los rasgos destacados es la marcada base plana donde se asientan sus dos propulsores. Dicha forma, que se conoce como popa "ducktail", es cada vez más común en los diseños de los nuevos buques de pasaje y supone importantes ventajas en estabilidad y sobre todo en ahorro de combustible.


Un barco con cola de pato.


No sólo eso. Todo a bordo del Eclipse está orientado hacia el ahorro de combustible: desde su sistema de iluminación, completamente formado por leds, hasta la utilización de paneles fotovoltaicos que aprovechan la luz solar . Todo esto unido a la estudiada forma de su casco hacen del Celebrity Eclipse una máquina enormemente eficiente en cuanto ahorro de carburante y en comparación con otras naves de un tamaño similar el Eclipse consume un 30% menos.


Celebrity Eclipse: Bello y ahorrador.


Y si su aspecto externo provoca admiración, por dentro es absolutamente sublime y a medida que vayamos ascendiendo por las cubiertas  descubriremos espectaculares rincones que atraeran nuestra mirada hasta llegar a su culminación en la cubierta 12, denominada "The Lawn Club" donde inevitablemente nos llevaremos las manos a la cabeza preguntándonos que nos queda ya por ver en un nave de pasaje.
Y es que el suelo de "The Lawn Club" está cubierto de césped, y no hablamos de imitación (el llamado astroturf) si no que se trata de césped real, un auténtico símbolo de distinción sólo presente en el Celebrity Eclipse y sus tres hermanos gemelos (el Solstice, el Equinox y el Silhouette).


Imagen aérea del insólito "The Lawn Club". 
Césped real a bordo de una nave de cruceros.
(Foto: cruise.about.com)


¿Y que se puede hacer en "The Lawn Club"?  Pues de todo: Desde dar una voltereta a hacer un picnic, pasando por jugar al minigolf, a los bolos o al jenga gigante (la torre formada por piezas en las que hay que ir quitándolas una a una evitando que se nos caiga todo el conjunto).



Arriba: El cartel que se ve en la parte inferior de la foto advierte del especial cuidado que hay que tener con el césped, como por ejemplo evitar el uso de calzado de tacón alto.
Abajo: Por el mismo motivo el mobiliario se sitúa a los márgenes del césped.

(Foto arriba: cruise.about.com)
(Foto abajo: Mateo Pages)


Si se cansan de estar en el campo a pocos metros de allí en la misma cubierta se encuentra otra auténtica innovación de la clase Solstice: El Show de soplado de vidrio. Aquí podrás aprender a fabricar tus propias figuras de cristal o ver como lo hacen los expertos del Museo del cristal de Nueva York, que ofrecen cursos gratuitos para todo el que lo desee. Como particularidad hay que decir que los tradicionales hornos necesarios para trabajar el cristal han sido sustituidos por hornos eléctricos ya que las estrictas normativas de seguridad marítima impiden instalaciones de ese tipo a bordo de los buques de pasajeros. Los objetos creados en este particular taller son subastados durante el crucero.


Al tratarse de césped real los cuidados por parte de la tripulación son enormes.
Al fondo y bajo la chimenea de proa se sitúa el show de soplado de vidrio.
(Foto: gastronomydomine.com)


A las 21:00 horas, ya con noche cerrada, el Celebrity Eclipse soltó amarras poniendo rumbo a su siguiente destino, el puerto de Southampton, donde sus 2.850 pasajeros pondrán fin al cuento de hadas y podrán contar a sus familiares y amigos "yo he caminado sobre el césped en mitad del océano"


Las flechas señalan la situación de "The Lawn Club" a popa junto a las chimeneas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario