NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 23 ABRIL: El AidaDiva cumple hoy 10 años.
  • 23 ABRIL: El Henna (ex-Carnival Jubilee) será desguazado en Alang.
  • 18 ABRIL: Viking Ocean Cruises construirá dos nuevos buques de cruceros ampliando su flota hasta los 8 navíos en 2022.
  • 18 ABRIL: El MSC Magnifica sufre un incidente sin consecuencias al golpear contra el muelle de Civitavecchia por culpa del fuerte viento.
  • 29 MARZO: El nuevo buque de Saga Cruises se llamará Spirit of Discovery.

sábado, 24 de septiembre de 2011

Luce un Sol espléndido





El puerto de A Coruña fue escenario el pasado sábado de uno de los debuts más importantes del año en cuanto a naves de crucero se refiere. El protagonista fue el AidaSol, la última adquisición de la naviera germana Aida Cruises y el octavo barco en sumarse a su flota.




El AidaSol llegó procedente de Le Havre a las 9:00 horas, momento en el cual su gran sonrisa apareció tras el castillo de San Antón, y con un grácil giro de 180 grados atracó marcha atrás en el muelle de trasatlánticos junto al Discovery, que había llegado un par de horas antes a la ciudad.


los labios más famosos de los siete mares...


El AidaSol es el quinto componente de una serie de naves gemelas que se agrupan bajo el nombre genérico de "Sphinx-Klasse" tras la construcción del AidaDiva, el AidaBella, el AidaLuna, y el AidaBlu, que aunque idénticos difieren un poco en tamaño en el caso del Blu y el Sol debido a la adición de una cubierta y media más. Una sexta unidad de esta clase ya está en construcción en los astilleros Meyer Werft; se llamará AidaMar y vendrá a A Coruña en 2012.




Construido este mismo año en los mismos astilleros alemanes donde se construyeron el resto de naves gemelas, el AidaSol tiene un registro bruto de 71.304 toneladas, con una eslora de 251.9 metros, una manga de 32.2 metros y 7.5 metros de calado. En su interior puede acomodar a 2.198 pasajeros en capacidad máxima atendidos por una dotación de 634 tripulantes.


La enorme pantalla de LEDS en la cubierta superior es otro de los signos 
distintivos de la barcos de la clase Sphinx.


El AidaSol, al igual que su gemelo AidaBlu pueden presumir de dos rasgos que lo diferencian del resto de la oferta crucerística actual. Por un lado son los únicos barcos de crucero que cuentan con su propia cervecería a bordo donde se elabora una cerveza única que sólo se puede degustar a bordo de estos sorprendentes navíos. Con motivo de la última visita a nuestra ciudad del AidaBlu ya hablé de esta instalación tan particular así que por no repetirme mucho para todo aquel que quiera saber algo más de ella les invito a que lean ese post:  una rubia alemana con buen cuerpo


En el interior de la Brauhaus, una auténtica fábrica de cerveza flotante.
(Foto: Meyer Werft)


Además de con su propia fábrica de cerveza a bordo el AidaSol presume de contar con el mayor spa presente en alta mar. Con un área total de 2.600 metros cuadrados el Body & Soul Spa del AidaSol se extiende a lo largo de las cubiertas 12, 14 y 15 (la cubierta 13 no existe, por aquello de la mala suerte) y su cuidada decoración recuerda a alguna isla del mediterráneo con grandes murales, esculturas clásicas, ánforas y mosaicos decorativos con azulejos. La decoración tiene como objetivo crear la sensación de hallarse en una zona de retiro, una especie de isla dentro del propio barco.
En su vasta extensión se incluyen sauna finlandesa, baños de vapor, sauna de aromas así como la posibilidad de recibir mil y un tratamientos distintos: desde masajes suecos o con piedras calientes hasta shiatsu. Todo ello en cabinas con paredes acristaladas hasta el suelo donde podremos relajar la mente contemplando el mar.


A bordo del AidaSol puedes disfrutar de un relajante baño de burbujas mientras
contemplas unas agradables vistas. La chica no está incluida en el paquete.
(Fuente: aida.de)


En el centro del Body & Soul Spa se encuentra la auténtica joya de la corona; el Wellness-Oase (el oasis del bienestar). Tan evocador nombre nos introduce en una estancia a  modo de invernadero donde los huéspedes de tan original nave se pueden relajar contemplando el cielo en sus cómodas tumbonas acolchadas o darse un baño en su jacuzzi central, todo ello rodeado de árboles incluyendo un enorme olivo real de 6 metros. Si todo esto no fuese suficiente para relajarse el techo de este "oasis artificial" es retráctil y se abre cuando la climatología es buena.


Un paraiso en alta mar; Así podría definirse el Wellness-Oase
Los árboles son de verdad y la cubierta del techo es retráctil.
(Foto: Meyer Werft)


Asociados a esta zona tan exclusiva del barco aparecen 34 camarotes y 5 suites que incluyen acceso directo a estas instalaciones. Las 5 suites se situan a proa del barco, justo por encima del puente de mando y ofrecen una panorámica espectacular además de un espacio envidiable; las tres centrales tienen 28 metros cuadrados, pero las dos de los extremos alcanzan los 54 metros cuadrados.



Arriba: Una de las cinco "wellness suites" situadas en la proa del AidaSol.
(Foto: Meyer Werft)

Abajo: Las flechas señalan la ubicación exacta de las "wellness suites", justo 
encima del puente de mando.



A las 20:00 el AidaSol soltó amarras para dirigirse hacia Lisboa. En poco más de 2 semanas tendremos la oportunidad de ver a su hermano gemelo, el AidaBlu mientras que nuestro protagonista de hoy volverá el próximo año en una fecha muy simbólica: el 15 de abril de 2012, día que se cumple el 100º aniversario del hundimiento del Titanic.


El AidaSol atracado en el muelle de trasatlánticos.  Por detrás de él asoma 
el Discovery mientras zarpa rumbo al puerto de Leixoes.


el barco del amor (o casi)





Muchas películas han pasado a la historia por ser auténticas obras maestras del séptimo arte o por haber significado una auténtica revolución en su época. Con las series de televisión pasa lo mismo; Algunas se convierten en auténticos iconos que son recordadas aún cuando han pasado muchos años desde su emisión, en algunos casos parecen superar los límites de la ficción para convertirse en fenómenos culturales capaces de revolucionar toda una industria.
Eso es lo que ocurrió con la serie "The Love boat" o como se tradujo en España "Vacaciones en el mar", la producción de Aaron Spelling ambientada en un barco de crucero en la que se narraban las peripecias de pasaje y tripulación en alta mar. La serie comenzó a emitirse en el año 1977 y a pesar de que finalizó en 1986 su popularidad a dia de hoy no ha disminuido un ápice; baste como prueba que cuando se realiza un reportaje sobre algún barco de cruceros en televisión en casi el 100% de los casos la música usada para ambientarlos es la sintonía de cabecera de esta serie (el colmo de la originalidad).


 El elenco principal de "Vacaciones en el mar" 
con el icónico Capitán Stubing al frente.
(Fuente: sensacine.com)


La importancia de esta ficción televisiva reside en el momento en el que fue rodada. A finales de los 70 la industria crucerística daba aún unos pasos dubitativos y a ojos del gran público viajar por placer a bordo de un barco era visto como algo elitista y al alcance de unos pocos. En sus 9 años de emisión esta serie de tv contribuyó a crear una nueva imagen de la industria crucerística como algo más cercano y supuso el despegue definitivo del crucero como opción vacacional. Tal es su importancia que sin "Vacaciones en el mar" resulta imposible entender la industria actual.




¿A que viene todo este rollo histórico-catódico?. Pues está relacionado con el visitante del pasado sábado, al menos con uno de ellos (el otro fue el AidaSol, al que le dedico un post enterito). El buque en cuestión es el Discovery, de la naviera Voyages of Discovery.




En la serie la acción transcurría a bordo del "Princesa del Pacífico". Tal barco existía en realidad; el Pacific Princess pertenecía a la naviera Princess Cruises, que vio en la serie una oportunidad de oro para hacerse una publicidad enorme, así que cuando los creadores le propusieron la idea a la compañía, tras ciertas reticencias iniciales, éstos accedieron y le "prestaron" a los productores una de sus naves.


El Discovery durante su salida de la ciudad.


Por regla general el citado buque era el protagonista de la serie pero en muchas ocasiones se usaban otras naves, sobre todo el gemelo del Pacific Princess, el Island Princess que resulta practicamente indistinguible del primero a simple vista. Pues bien; el Discovery que nos visitó el pasado sábado es el mismo que hacía de "doble" en la serie "Vacaciones del Mar". Una fotocopia del "barco del amor", si lo prefieren.



El Discovery (arriba), anteriormente llamado Island Princess, es el buque 
gemelo del anterior Pacific Princess (abajo), el original "barco del amor" 
de la serie Vacaciones en el mar.

(Foto Pacific Princess: Wikipedia)


El Discovery llegó a A Coruña sobre las 7:00 horas procedente del puerto de Bilbao en lo que era su primera visita a nuestros muelles en 2011. Realmente la del pasado 17 de septiembre debía de ser la segunda porque esta nave tenía una escala programada el pasado 25 de abril, pero en aquella ocasión la coincidencia de 5 navíos en la ciudad hizo que el Discovery y el Independence of the Seas tuvieran que "emigrar" hacia Ferrol (donde les trataron de rechupete, eso si).


El Discovery atracado en Ferrol el pasado 25 de abril, donde estuvo acompañado 
por el Independence of the Seas (que aparece maniobrando en la foto).


Construido en el año 1972 en los astilleros alemanes Rheinstahl Nordseewerke el Discovery ha quedado como uno de esos elegantes ejemplares clásicos que cada vez empiezan a ser más escasos por nuestros mares; Con un registro bruto de 21.186 toneladas, 168.74 metros de eslora y 24.6 metros de manga suple sus discretas medidas con lo de tener un hermano famoso.


El Discovery estuvo acompañado toda la jornada del pasado sábado por
el debutante en la ciudad AidaSol.


Tras una carrera desarrollada en varias navieras, en mayo de 2003 Gerry Herrod compró la nave y fundó la naviera Voyages of Discovery, dirigida principalmente al mercado británico. El buque, rebautizado como Discovery, sufrió una profunda remodelación para modernizarlo y adaptarlo a los gustos ingleses y tras unos meses de reforma y una factura de 10 millones de dólares, de los astilleros surgió un barco completamente renovado cuya principal novedad fue la inclusión de una cubierta retráctil en la piscina principal del Discovery que permite su uso y disfrute en dias con meteorología adversa. Es de los barcos más antiguos en presentar un ingenio mecánico de este tipo.


El Discovery tiene dos piscinas. En la foto aparece la cubierta Riviera donde 
se ubica la más pequeña, mientras que la principal se situa en lo alto de la 
nave y tiene la particularidad de contar con un techo retráctil.


Tras una escala de algo más de 10 horas en A Coruña durante las que estuvo acompañado por el enorme AidaSol, a las 18:00 horas el Discovery soltó los cabos que lo amarraban al muelle para poner proa al sur y dirigirse al puerto de Leixoes, no sin antes deleitarnos con una sonora despedida al pasar por delante del buque alemán e intercambiar bocinazos a modo de despedida entre los aplausos de la concurrencia que disfrutaron del improvisado "concierto". A continuación les dejo el vídeo de tan particular interpretación realizada por estos dos colosales instrumentos de viento:


lunes, 19 de septiembre de 2011

Estos alemanes están locos...



AidaBella. Un barco de récord.


A bordo de una nave de crucero se pueden practicar numerosos deportes: Minigolf, baloncesto, tenis, footing, una sesión de gimnasio, etc, etc.. ¿y por que no practicar surf? pues también. Desde hace unos años gracias a la naviera Royal Caribbean se puede "simular" la práctica de este deporte en sus piscinas preparadas para tal efecto (el famoso Flowrider)


El Flowrider o simulador de surf, presente en algunos buques de la naviera 
Royal Caribbean.
(Foto: lynx-travel.com)


Vamos un paso más allá: ¿y practicar (y digo "practicar" y no "simular") Sky acuático?... ¡Por supuesto que si!
Repitiendo la experiencia que ya realizara con exito el año pasado, el AidaBella de la naviera germana Aida Cruises ha vuelto a entrar en el libro Guiness de los récords esta semana al convertirse en la embarcación más grande en propulsar a una persona para practicar sky acuático. Durante 6 minutos y veinticinco segundos el navío alemán ha tirado del deportista Jan Schwidereck a 14 nudos de velocidad. El espectáculo fue seguido por los pasajeros del AidaBella que se agolpaban en la popa para ver la inusual estampa.


¡Qué ocurrencias tienes estos alemanes!.
(Foto: Aida Cruises)



A continuación les dejo el vídeo de la proeza:


Solo de Orquesta





 Tras la espantá del día anterior provocada por Adonia y Braemar, que anularon sus escalas previstas para este pasado miércoles, el jueves llegó a aguas coruñesas un nuevo coloso de los mares. Este 15 de septiembre ha sido el turno del MSC Orchestra, que toma el relevo del MSC Opera como representante de la naviera  MSC Cruceros en nuestro puerto, si bien su presencia va a ser puntual y no se prolongará más en el tiempo como hiciera su compañero de flota.




En una semana con gran abundancia de cruceros practicamente todos ellos han venido a pares, la única excepción ha sido el MSC Orchestra que ha hecho escala en solitario en nuestro puerto aunque sus casi 300 metros de largo se bastan y se sobran para llenar el muelle de trasatlánticos y crear una estampa soberbia en la zona portuaria.


 Al igual que la mayoria de naves de crucero modernas, el MSC Orchestra 
sigue la tendencia de incorporar una megapantalla en la cubierta de piscinas.


El MSC Orchestra llegó a la ciudad hacia las 7:00 horas procedente de Southampton en la que supone su cuarta escala en el puerto herculino y la primera (y única) en este 2011. Construido en el año 2007 en los entonces astilleros franceses Aker Yards de la ciudad de St. Nazaire se trata del segundo de una serie de 4 buques gemelos agrupados bajo el nombre de clase "Música". El MSC Orchestra tiene un registro bruto de 92.409 toneladas con 294 metros de eslora, 32,2 metros de manga y un calado de 7,7 metros.


No lo parece pero está ahí.  La densa niebla que cubría la ciudad ocultó 
al MSC Orchestra durante su salida.


Sus 12 cubiertas de pasaje reciben cada una de ellas el nombre de un instrumento musical en italiano; son de abajo hacia arriba la cubierta Pianoforte, Violino, Saxofono, Arpa, Viola, Lira, Flauto, Clarinetto, Mandolino, Chitarra, Xilofono y Sport (la cubierta superior por su temática se aparta de la tendencia musical). El conjunto de todos estos "instrumentos" forma esta gran "Orchestra".




En su interior podemos descubrir suntuosas estancias todas ellas decoradas con el gusto exquisito ya habitual de esta naviera y que se repite en cada una de las unidades de su flota. En los barcos de la clase Música hay una estancia que tiene especial relevancia; se trata de un salón situado hacia la proa cuya decoración varía en cada uno de los 4 buques que componen esta clase (el Musica, el Orchestra, el Poesia y el Magnifica) pero que tienen como punto en común una temática "salvaje" ya que todos ellos están decorados con motivos que hacen referencia a animales salvajes. Siendo en mi modesta opinión el del MSC Poesia, con el espectacular Zebra Bar, el más destacado de los cuatro, el del MSC Orchestra tampoco pasa desapercibido y se denomina The Savannah Bar.


 The Savannah Bar.
(Foto: Vitor Costa)


Su decoración nos traslada a la sabana africana con sus tapizados en piel de leopardo y los murales con siluetas de elefantes. La cuidada iluminación hace el resto para convertir The Savannah Bar en uno de los rincones con más encanto a bordo del MSC Orchestra.


 Leopardos presidiendo las mesas en The Savannah Bar.
(Foto: cruise.about.com)


Tras una breve estancia en el puerto, a las 14:00 horas y enmedio de una densa niebla que comenzaba a cubrir la ciudad herculina el MSC Orchestra soltó amarras para dirigirse hacia su siguiente destino, el puerto de Lisboa. Su nave gemela, el MSC Magnifica tiene previsto hacer escala el próximo año en A Coruña. Le esperamos con impaciencia...


 Las flechas azules señalan la situación del The Savannah Bar, en la 
cubierta Violino.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Fuego en el Nordlys



 (Fuente: Wikipedia)


El pasado 15 de septiembre el buque de crucero Nordlys sufrió un aparatoso incendio mientras navegaba por la costa noruega. El accidente se ha cobrado la vida de 2 miembros de la tripulación y al menos 9 personas están heridas, 2 de ellas de gravedad de gravedad, al sufrir quemaduras graves. 


 (Fuente: sfexaminer.com)


El suceso tuvo lugar durante la mañana del pasado martes cuando el buque navegaba cerca de la localidad noruega de Aalesund, en la costa oeste de Noruega y obligó a desalojar el barco en el que viajaban 262 personas. Según declaraciones de algunos miembros de la tripulación la nave se llenó de humo en cuestión de minutos por lo que los pasajeros fueron conducidos a las cubiertas superiores de inmediato para iniciar la evacuación de forma ordenada. Parece ser que con toda probabilidad el incendio se originó en la sala de máquinas aunque de momento no se han confirmado las causas del fuego.


 (Fuente: odin.tc)


Tras ser remolcado al puerto de Aalesund varias dotaciones de bomberos trataron de extinguir el fuego, que no quedó controlado hasta la tarde, pero como consecuencia del incesante bombeo de agua al interior, el Nordlys fue escorando hasta alcanzar una situación crítica al superar los 20º de inclinación que hicieron temer que el barco zozobrase. Para evitarlo se comenzó a achicar agua del interior del Nordlys mediante la colocación de bombas de achique pero la labor de las mismas se vio dificultada debido a que continuamente se atascaban por la presencia de objetos extraños.


Como consecuencia del agua bombeada para apagar el fuego el Nordlys 
escoró peligrosamente.
 (Fuente: vosizneias.com)


El Nordlys es un buque de pequeño tamaño construido en el año 1994 y pertenece a la naviera noruega Hurtigruten. Tiene 11.204 toneladas de registro bruto, 122 metros de eslora, 23.8 metros de manga y un calado de 6.4 metros. Curiosamente el Nordlys ya había sufrido un incendio este año, el pasado mes de marzo, si bien en aquella ocasión se trató de un incidente menor.


El Nordlys, ya atracado en Aalesund con el fuego ya controlado y antes de 
empezar a escorar.
(Fuente: sfexaminer.com)


De momento el calendario del Nordlys, cuya ruta habitual es entre los puertos de Bergen y Kirkenes, ha sido suspendido hasta mediados de octubre. A continuación les dejo un vídeo en el que se puede ver al Nordlys durante el accidente:


Doble despedida





La presencia del MSC Opera y el Insignia el pasado13 de septiembre supuso el pistoletazo de salida a la semana grande de escalas en A Coruña cuya previsión apuntaba a un total de siete cruceros en siete días en la ciudad herculina. A pesar de las muchas diferencias que podemos encontrar entre ambas naves una coincidencia les unió el pasado martes (dos, si contamos lo de coincidir el mismo día en la misma ciudad) y es que para ambos esta escala supone una despedida, aunque de un modo bien distinto para cada uno de ellas.




El Insignia fue el primero en llegar a A Coruña sobre las 7:00 horas procedente de Bilbao, de hecho ambos buques procedían del mismo puerto y realizaron la travesía practicamente en convoy desde la capital vizcaína. El MSC Opera entró apenas unos minutos más tarde.


El Insignia se dirige hacia su punto de amarre en el muelle de trasatlánticos. 
A la izquierda de la foto se puede ver al MSC Opera asomando tras el dique 
de abrigo.


Poco puedo decir del MSC Opera que no haya dicho ya en anteriores posts, y es que con esta recalada el barco de MSC Cruceros suma su novena escala en la ciudad herculina en 2011, ostentando un record que dificilmente le podrán arrebatar en mucho tiempo. La diferencia de esta escala con las 8 anteriormente realizadas hasta la fecha es que ésta supone la despedida del Opera de nuestra ciudad al menos por este año, poniendo punto y final a la exitosa experiencia de utilizar A Coruña como puerto de embarque iniciada a mediados del mes de julio. En principio la iniciativa se mantiene para 2012 con un calendario de escalas muy similar en fechas (de momento hay 8 llegadas confirmadas para el próximo año) si bien la naviera está valorando traer una nave de mayor tamaño en vista del exito conseguido con esta ruta.




El Insignia por su parte tampoco es una gran novedad por nuestra bahía ya que sin ir más lejos el buque de Oceania Cruises ya nos había visitado el pasado 5 de junio, pero la de hoy es especial por un motivo y es que es la última que este buque realizará en la ciudad con su actual nombre. El Insignia dejará la flota de la naviera Oceania Cruises y pasará a formar parte de la naviera alemana HAPAG-Lloyd a partir de abril de 2012 y será rebautizado como Columbus 2.




El coqueto buque de la naviera norteamericana pertenece a una serie de 8 naves gemelas siendo este barco el primero de la serie en ser construido. El Insignia fue botado en julio de 1998 pasando a su actual compañía en abril de 2004. Tiene un registro bruto de 30.277 toneladas, 181 metros de eslora, 25,5 metros de manga y un calado de 6 metros.



Arriba: Vista frontal de la proa del Insignia con el banderín rojo señalizando la presencia del bulbo.
Abajo: Detalle del escudo de la proa.



Como buen representante de una naviera "premium", el número de pasajeros que puede alojar el Insignia es más reducido del que se pudiera esperar para una nave de su tamaño y en capacidad máxima alberga a 824 pasajeros contando con una dotación de 386 tripulantes. Estas cifras le otorgan un ratio pasajero/tripulante de 2.1 realmente sensacional, aunque puede alcanzar un 1.7 cuando el barco no se encuentra a plena capacidad.




Tras más de 9 horas de escala, a las cinco de la tarde el  MSC Opera puso fin a su gran aventura en A Coruña poniendo rumbo al puerto de Cherburgo, en el noroeste de Francia. El Insignia por su parte dijo adiós una hora más tarde y tras soltar amarras y realizar un giro de 180 grados apuntó con su proa hacia el sur para dirigirse a tierras portuguesas, concretamente hacia el puerto de Leixoes.


El MSC Opera durante la maniobra de desatraque. El Insignia aparece 
por su popa, todavía amarrado.


viernes, 16 de septiembre de 2011

Eclipse total





Espectacular, grandioso, soberbio... Es difícil describir con palabras a nuestro protagonista de hoy porque cualquiera de las que utilicemos se quedará corta, y posiblemente la afirmación "una imagen vale más que mil palabras" cobra todo su sentido en el caso que nos ocupa.
El Celebrity Eclipse realizó su debut en tierras herculinas el pasado 10 de septiembre y ciertamente las expectativas que se habían creado desde que se conociera su presencia en nuestra ciudad fueron superadas con creces por el que se ha convertido ya en uno de los navíos más espectaculares que se recuerden amarrados en los muelles coruñeses.




La función dio comienzo hacia las 10:30 horas. A esa hora la proa del coloso pasaba por delante de la Torre de Hércules, dando la bienvenida por primera vez al gigante norteamericano que se llegaba a A Coruña procedente del puerto de Cartagena de donde zarpó dos días antes. Los pasajeros que viajaban a bordo del Eclipse tenían ganas de pisar tierra firme tras una jornada entera de navegación.
A medida que la mole se acercaba más y más a los muelles aumentaba el porcentaje de viandantes que se quedaban con la boca abierta, y no es para menos porque el Eclipse provoca de todo menos indiferencia. Se puede decir con toda propiedad que el buque de Celebrity Cruises lo "eclipsó" todo y a todos...




Construido en el año 2010 en los astilleros alemanes Meyer Werft se trata del tercero de una serie de 5 buques gemelos, todos ellos con nombres muy "celestiales" y que se agrupan bajo el nombre genérico de clase Solstice por ser éste el nombre de la primera unidad construida. El Celebrity Eclipse hace palidecer con sus números a casi todo objeto flotante que haya tocado el puerto coruñés alguna vez: Con 315 metros de eslora, 36,9 metros de manga y un calado de 8,3 metros tiene un registro bruto de 122.000 toneladas. En A Coruña tan sólo ha habido 3 barcos de pasaje más grandes que él (Queen Mary 2, Navigator of the Seas e Independence of the Seas).




Semejante mastodonte es movido por un diesel que transmite 41.000 KW a 2 pods azimutales capaces de propulsar al Eclipse a una velocidad máxima de 24 nudos. Los pods sustituyen al tradicional sistema de hélices y timón y permite a los barcos que los llevan mejorar en maniobrabilidad y disminuir el ruido y las vibraciones generados por la hélice al girar, ventajas muy importantes tratándose de embarcaciones de pasaje. Un día dedicaré un post a explicar como funciona este tipo de propulsión, cada vez más extendida entre las naves de crucero.


¡Vaya bicho!.  La lancha de prácticos se lanza al "abordaje" del Eclipse para 
realizar la maniobra de entrada en el puerto.


De la apariencia externa del Celebrity Eclipse se podrían comentar mil detalles, más allá de lo impresionante de su tamaño y es que si éste ya es suficiente motivo para contemplar esta maravilla flotante, su diseño tampoco pasa desapercibido ni mucho menos. Siendo la proa algo más convencional (si es que hay algo "convencional" en este barco), las miradas se centran sobre todo en la popa y en la particularidad de sus dos chimeneas situadas en línea, todo un guiño al pasado, a los tiempos de aquellos grandes y afamados trasatlánticos de principios y mediados del siglo XX, y cuya tendencia recuperan muchas navieras hoy en día en el diseño de sus naves para alegría de shipspotters. De la "X" que corona la chimenea delantera hablaré con más detenimiento en las posteriores escalas del Eclipse en la ciudad ya que resulta una historia bastante curiosa y a tenor de lo que se escuchaba por los muelles a la gente le intrigaba bastante el significado de tal símbolo.



La doble chimenea recuerda a los antiguos barcos de pasaje (arriba). 
La "X" de la chimenea delantera  (detalle foto abajo)  llamó mucho la 
atención entre los paseantes.



La popa por su parte tiene un diseño de lo más original. Comenzando desde abajo sorprende la base plana tan marcada, necesaria para la utilización de propulsión mediante pods, además de la mejora de estabilidad y ahorro de combustible que proporciona este tipo de forma, conocida en el argot marítimo como "ducktail" (o cola de pato). Subiendo nos encontramos con un cinturón completamente acristalado en azul oscuro en la cubierta Entertainment, y que en su interior alberga el Tuscan Grill, un restaurante especializado en platos italianos y carnes que permite saborear una buena comida mientras se contempla la estela del barco avanzando en alta mar. Las siete cubiertas siguientes albergan camarotes con balcón exterior y se van superponiendo en grada creando un gran impacto visual.


La espectacular popa del Celebrity Eclipse.


El conjunto lo cierran otras 2 cubiertas; justo por encima de los camarotes la cubierta Lido, que a popa alberga el Oceanview Café, en opinión de los expertos el mejor buffet de cuantos se pueden encontrar a bordo de cualquier nave de pasaje. Por encima de la cubierta Lido y para coronar la popa (aunque el Celebrity Eclipse aun tiene un piso superior) se encuentra la cubierta The Lawn Club que a popa desemboca en el Sunset Bar. Esta cubierta alberga uno de los grandes rasgos de este barco pero también voy a mantener el secreto hasta la próxima entrada porque verdaderamente de The Lawn Club se podrían escribir largas parrafadas de como la capacidad de provocar sorpresa por parte de la industria crucerística parece no tener freno.




Durante unas 10 horas los pasajeros que viajaban a bordo del Celebrity Eclipse tuvieron la oportunidad de conocer la ciudad y sus alrededores y los coruñeses por su parte pudieron disfrutar de la presencia del gigante amarrado casi toda la jornada en el muelle de trasatlánticos. Muchos fueron los que se acercaron para ver el coloso pero la realidad era que no había necesidad de aproximarse en exceso puesto que el Celebrity Eclipse era visible desde muchos puntos de la ciudad y muchos se sorprendieron al ver como un nuevo edificio había brotado en el centro mismo de la urbe.


Celebrity Eclipse: Rascacielos móvil.


La salida del Eclipse también levantó gran expectación. Decenas de personas se agolparon en las inmediaciones del Parrote para despedir al navío, cuya salida estaba prevista para las 21:00 horas. Minutos antes de alcanzar la hora fijada todo parecía dispuesto para la salida, con los amarradores a la espera, la lancha de prácticos en posición y la tripulación del crucero esperando órdenes. Con el último cabo arriado el Celebrity Eclipse comenzó a separarse del muelle ayudado por sus tres hélices auxiliares de proa, y cuando el buque se hallaba distanciado del mismo una decena de metros.... se paró.


Tras soltar amarras el Eclipse se separó unos metros del muelle...
y ahí se quedó.


Era evidente que algo pasaba. Tras un par de minutos en "stand-by" el Eclipse invirtió la maniobra, sus auxiliares empujaron a favor de muelle y los operarios volvieron a lanzar cabos a tierra; era la confirmación de que algo no iba bien.
tras varios minutos el misterio se resolvió cuando en la lejanía apareció una ambulancia haciendo sonar su sirena. La escala se volvió a situar en el costado del navío para desembarcar a una persona que necesitaba asistencia médica y que tras ser examinada por el personal sanitario fue llevada al complejo hospitalario de A Coruña.


La tripulación del Celebrity Eclipse realiza la maniobra de atraque bajo las 
órdenes del práctico desde el ala de babor del puente de mando.


El incidente se saldó con un retraso aproximado de unos 30 minutos, tras los cuales el Celebrity Eclipse volvió a soltar amarras esta vez si de forma definitiva para poner rumbo a Southampton, punto y final a un cuento de hadas de 17 días con inicio y fin en la ciudad del sur del Reino Unido.




Tras su exitoso debut en A Coruña, el Celebrity Eclipse volverá a visitarnos el próximo día 26 de este mes coincidiendo con la escala del Independence of the Seas que será obligado a atracar en Ferrol por razones de espacio. Será una nueva oportunidad de volver a gozar con las maniobras de este fabuloso barco, uno de los más bellos que surcan los mares hoy en día.