NOTICIAS DE CRUCEROS

  • 14 MARZO: El Legend of the Seas parte desde Dubai en su última singladura bajo los colores de Royal caribbean antes de pasar a manos de Thomson Cruises.
  • 14 MARZO: Celebrity Cruises desvela los primeros detalles sobre su nueva generación de buques, los Edge Class.
  • 08 MARZO: Los dos nuevos buques de expedición de la naviera Hapag-Lloyd serán bautizados como Hanseatic Nature y Hanseatic Inspiration.
  • 08 MARZO: El ex-Saga Ruby inicia su viaje final hacia la India, donde será desguazado.
  • 28 FEBRERO: El Silver Muse finaliza con éxito sus pruebas de mar.

viernes, 25 de febrero de 2011

Hasta la monarquía pasa por "estrecheces"


Foto: George Hutchinson

Y no es por la crisis. Buceando por internet me he encontrado un vídeo de lo más interesante y que me viene que ni al pelo, puesto que su protagonista es (o será) uno de los destacados de este año en nuestro puerto. Se trata del Queen Elizabeth, que si las previsiones se cumplen , hará su debut en aguas coruñesas el próximo 22 de diciembre. El vídeo muestra en imágenes su paso por primera vez a través del Canal de Panamá hace ahora poco más de un mes.
Por resumirlo mucho, este navío destaca en muchos aspectos pero a grandes rasgos lo hace por:

A) Pertenecer a la Cunard line, la naviera más mítica de la industria crucerística, con más de 150 años a sus espaldas.
B) Llevar en su amura uno de los nombres más legendarios de cuantos surcan los mares.
C) Ser un bicharraco enorme.

 (Foto: Wearecunard.com)

Me centraré en el punto C. Cuasigemelo del Queen Victoria (son facilmente distinguibles observando la popa) el Queen Elizabeth desplaza unas 90.000 toneladas, con una eslora de 294 metros y una manga de 32,2 metros. Y precisamente estos 32,2 metros son los protagonistas de la historia de hoy.
Ese ancho se repite en un montón de cruceros de eslora variada y no lo hace por casualidad; es el límite que marca la diferencia entre un buque Panamax (aquel que puede atravesar el Canal de Panamá) de un buque Post-Panamax (el que no puede hacerlo).

(Foto: Wearecunard.com)

Pues hasta ver este vídeo no había caído en la cuenta de lo literal que es afirmar que esos 32,2 metros son el límite MÁXIMO para cambiar de océano sin "visitar" el Cabo de Hornos, puesto que el margen de paso que queda es escasísimo pero suficiente para ahorrarse el gasto de combustible (y de tiempo) que supondría rodear todo el continente americano para alcanzar el Atlántico o el Pacífico.
Eso si, pagar hay que pagar, y en el Canal de Panamá hay un peaje que va en función del tamaño del buque. Para un barco como el Queen Elizabeth la factura supone más de 300.000 dólares.

(Foto: Wearecunard.com)

El vídeo está colgado en wearecunard.com,  un blog creado por Alastair Greener, director de espectáculos de la compañía,  para los entusiastas de la histórica naviera británica (ahora americana) y allí encontré estas fotos del Queen atravesando las esclusas, a cada cual más espectacular, pero si me tengo que quedar con una, es ésta:

Ajustando al máximo en las esclusas de Miraflores. 
(Foto: Wearecunard.com)


Parece increible como se puede llevar a cabo la maniobra de un objeto tan grande con una precisión digna del mejor de los cirujanos.


El oficial Maguire y el práctico del canal observan la maniobra 
de paso de una de las esclusas por los paneles de cristal instalados 
en el suelo de las alas del puente del Queen Elizabeth.  
(foto: wearecunard.com)


Detalle del margen con el que el Queen Elizabeth "salva" 
una de las esclusas. Los discos de goma sirven para 
minimizar los arañazos en el casco de los barcos.
(foto: wearecunard.com)

Aquí os dejo el vídeo :


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada