lunes, 27 de septiembre de 2010

2 por el precio de 1

Un día después de la escala del AidaAura el puerto ha recibido la visita del Regatta, otro de los asiduos a la ciudad herculina. El buque es propiedad de la naviera Oceania cruises, que tiene otras dos naves, el Nautica y el Insignia, que nos visitó el pasado 22 de agosto. Las tres naves son gemelas.
Construido en Francia bajo el nombre de R Two para la Renaissance cruises, el Regatta tiene una eslora de 181 metros y 25,5 metros de manga con un registro bruto de 30.277 toneladas. Tiene capacidad para 702 pasajeros.

El Regatta llegó atracó en el muelle hacia las siete y media de la mañana.
El Regatta llegó a A Coruña hacia las 7 de la mañana procedente del puerto de Bilbao y permaneció en la ciudad por espacio de 12 horas. Ésta era su segunda escala del año en nuestro puerto tras la que realizó el pasado 25 de mayo. En aquella ocasión compartió muelle con el portaaviones Príncipe de Asturias.

 El Regatta visto desde la cubierta de vuelo del Príncipe de Asturias.

Su salida de la bahía coincidió con la del Saga Pearl II, que pasó el día en Ferrol, con lo que desde las inmediaciones de la Torre de Hércules se pudo ver navegando a ambos barcos en ruta hacia su siguiente destino.

No es que el Regatta sea muy grande; es que el Saga Pearl II está más lejos.


CURIOSIDADES:

El Regatta forma parte de un conjunto de 8 naves gemelas. Su "familia" la componen, además de los ya citados Insignia y Nautica, el Azamara Journey, el Azamara Quest, El Royal Princess, el Ocean Princess y el Pacific Princess.

 
Alguien se ha dejado sin quitar el banderín rojo de señalización del bulbo. 
¡Las prisas!...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Las sonrisas que no falten...

Otro miembro de la familia de Aida cruises nos visitó este pasado 23 de septiembre. En esta ocasión se trataba del AidaAura, que realizaba su segunda visita a la ciudad en lo que va de año. El Aura es muy similar al Aidacara, que nos visitó el pasado día 18; de hecho se trata de una evolución del mismo proyecto en el que se añadieron más camarotes y se aumentó el espacio en algunas zonas comunes, si bien la disposición general de la nave es similar.


El AidaAura tiene un registro bruto de 42.289 toneladas, 203 metros de eslora, 28 metros de manga y puede transportar a 1.687 pasajeros en capacidad máxima, lo que supone una diferencia de 500 personas con respecto al AidaCara.
El Aura arribó hacia las 8 de la mañana procedente de Santander y zarpó hacia las 7 de la tarde con rumbo a Lisboa.

El AidaAura (abajo) es una versión actualizada del aidaCara (arriba), construido 7 años antes.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Cara a cara con el "cara"


Este pasado sábado 18 se septiembre recibimos la visita del AidaCara, la segunda parada que realiza esta nave en la ciudad en lo que va de año tras la realizada el pasado 17 de abril. El AidaCara atracó hacia las 8:00 procedente de Le Havre y permaneció en puerto hasta las 19:00 cuando puso rumbo hacia Lisboa.
Se trata de un buque con un registro bruto de 38.531 toneladas, 193 metros de eslora y 27,5 metros de manga que puede albergar hasta 1.230 pasajeros y que, tras haber enarbolado la bandera de Liberia y del Reino Unido, desde 2004 navega bajo pabellón italiano.

 

El AidaCara fue el primer barco de la naviera Aida cruises y el "pionero" en llevar esa enorme cara pintada en el casco. Más tarde vendrían los AidaVita y AidaAura, que son versiones ampliadas de este buque. De esta manera el AidaCara es el benjamín de la compañía.
El "cara" fue botado el 4 de junio de 1996 y tan sólo 11 días después hizo escala en A Coruña en su viaje inaugural. Como prueba de ello es la siguiente foto que saqué aquel día desde el mismo muelle de trasatlánticos y en la que se puede ver al buque cuando en su costado sólo lucía el nombre de Aida (perdonen la calidad de la foto y el encuadre pero ni la cámara ni el fotógrafo, que por aquel entonces contaba con 15 años, tenían mucha experiencia).

Mi abuelo, mi madre y el Aida.

CURIOSIDADES:

Su nombre original iba a ser Das Clubschiff pero la naviera P&O absorbió la Arkona reisen,  compañía propietaria de la nave y le cambió el nombre por el menos teutón de Aida. Tras aprobarse el proyecto para la construcción de un segundo buque (el AidaVita) en diciembre de 2001 se le añadió lo de "cara".

El AidaCara "humedeciéndose" los labios a la salida de la ciudad.

lunes, 20 de septiembre de 2010

No te fíes nunca durante una tormenta


El protagonista de la historia de hoy es el Ventura. Ya sé que no nos ha visitado estos últimos días (su última visita fue en junio), pero es que navegando por la red me he encontrado un vídeo "la mar" de bonito.
Quien lo haya visto en alguna de las 5 escalas que ha realizado hasta ahora en A Coruña habrá comprobado que se trata de un buque espectacular, y sus cifras no lo son menos: casi 110.000 toneladas de registro bruto, 290 metros de eslora, 36 de manga y la ristra de números colosales se incrementaría hasta el infinito. En fin, que una imagen vale más que mil palabras así que un vistazo a la foto del encabezamiento les servirá para ver la magnitud del "angelito".
Ahora fíjense en la siguiente foto:


No es de las mejores que he sacado pero es la que ilustra bien lo que quiero darles a entender: Ahora claven su mirada en la cubierta que discurre bajo los botes salvavidas, la cubierta 3 y que recibe el nombre de cubierta promenade porque, empezando a contar desde abajo es la primera que permite el acceso al exterior. Es un excelente lugar para ver las maniobras de atraque o como el barco navega suavemente en mitad del océano. Un mirador tranquilo, diáfano y seguro.
¿Seguro?. Con una altura de aproximadamente 20 metros sobre el nivel del mar cabría pensar que si, pero en mitad del golfo de Vizcaya y con temporal toda precaución es poca; si no que se lo digan a este grupo de personas que contemplaban el espectáculo del mar embravecido y que desde ese día tienen una buena anécdota que contar a sus conocidos.
Lo curioso es que tras el susto ni se apartan. Definitivamente hay gente que no aprende.




Otro "viajero" descansa en la ciudad

 

El día anterior fue el Voyager; el Seven Seas Voyager y el pasado viernes fue el Voyager; el Delphin Voyager quien nos hizo una visita, pero a pesar de un cierto parecido en el nombre en poco más coinciden ambas naves.


 El Delphin Voyager pertenece a la naviera germana Delphin kreuzfahrten, que opera con este único buque cruceros orientados al mercado germano por los mares de todo el mundo
Construido en el año 1990 en los astilleros japoneses IHT, bajo el nombre de Orient Venus, fue remodelado en 2006 y rebautizado con su actual nombre. Tiene174 metros de eslora, 24 metros de manga, 23.287 toneladas de registro bruto y navega bajo bandera de las islas Bahamas. Su capacidad máxima de pasajeros es de 650.

domingo, 19 de septiembre de 2010

de dos en dos


Este jueves hemos recibido a 2 nuevos visitantes en el puerto de A Coruña: Se trata del Seven Seas Voyager, que realiza su primera escala del año, y del Prinsendam, que toca puerto por tercera vez.
Ambos buques ya habían visitado la ciudad pero como el Voyager es menos habitual por estos lares empezaré por él.


Procedente de Bilbao, el Seven Seas Voyager tomó prácticos hacia las seis y media de la mañana permaneciendo en la ciudad hasta pasadas las siete de la tarde, cuando soltó amarras para poner proa a Leixoes. El buque, construido en los astilleros genoveses Mariotti en el año 2003 pertenece a la lujosa naviera norteamericana Regent Seven Seas cruises, una de las compañías más lujosas que surcan las aguas y que ofrecen toda clase de lujos a sus afortunados (y adinerados) clientes, desde la gastronomía más cuidada y elitista hasta un mayordomo personal por camarote. Un indicativo de su lujo es que la nave, a pesar de tener un tamaño medio-grande sólo alberga a 760 pasajeros en capacidad máxima (el Empress de Pullmantur, que tiene un tamaño similar, puede albergar 2.000 pasajeros en capacidad máxima)


El Seven Seas Voyager  tiene un registro bruto de unas 46.000 toneladas, 216 metros de eslora y 26,8 metros de manga. Navega bajo pabellón de Bahamas.


No menos lujoso que el Seven Seas Voyager es el otro protagonista del día; el Prinsendam de Holland America Line. La estampa de este buque en la ciudad es ya clásica y raro es el año en el que no realice un par de escalas, o tres, como ocurre en este 2010. Salvo cambios de última hora esta es su última escala del año.


El Prinsendam entró hacia las nueve de la mañana procedente del puerto francés de Le Havre y zarpó a las cinco de la tarde rumbo a Leixoes, al igual que el Seven Seas Voyager, por lo que seguirán viéndose las proas al menos una escala más. Construido en 1988, se trata de un buque algo entrado en años y pequeño en comparación con los grandes y modernos colosos que conforman la flota de Holland America Line, pero no se lleven a engaño: en lujo no tiene nada que envidiar al Seven Seas Voyager.
Con 37.845 toneladas de registro bruto, el Prinsendam tiene 204 metros de eslora y 28,9 metros de manga y transporta, o mejor dicho, hace las delicias de 843 pasajeros en capacidad máxima. Como todos los buques de su naviera, el Prinsendam también navega bajo bandera holandesa y luce orgulloso bajo su nombre el del puerto de Rotterdam.




CURIOSIDADES:

Cuando se botó, el Seven Seas Voyager era el segundo crucero en todo el mundo que contaba con balcón privado en todos sus camarotes. El primero fue su gemelo, el Seven Seas Mariner y a día de hoy pocas naves pueden igualar esta característica tan exclusiva.

El que las características del Prinsendam no concuerden con lo que es habitual en su naviera se debe a que es el único barco de la flota de Holland America Line que no fue construido para ellos (digamos que es de "tercera mano")

miércoles, 15 de septiembre de 2010

MSC sigue "interpretando" en A Coruña

MSC cruceros sigue empeñada en llenar de música A Coruña. Si hace unos días la ciudad recibía al MSC Orchestra, este domingo 12 de Septiembre ha sido el turno del MSC Opera.
El buque de la naviera italiana atracó hacia las 11 de la mañana bajo la supervisión del remolcador Sertosa 28 y permaneció en la ciudad herculina hasta las 7 de la tarde, cuando soltó amarras y puso rumbo a Lisboa.



El MSC Opera es un gran conocido en los muelles ya que desde su primera escala en 2007 es muy frecuente su presencia en A Coruña y a partir del 2011 lo será más, ya que MSC ha programado para el próximo año 9 escalas para el MSC Opera en la ciudad dentro de un recorrido que tocará Southampton, Amsterdam, Cherburgo, La Rochelle y Bilbao. Además y como gran novedad se podrá embarcar desde A Coruña, algo que supone un hito en nuestro puerto tras la experiencia puntual de este año con el buque Empress de la naviera Pullmantur.


Construido en 2004 en los astilleros Chantiers de l´Atlantique de St. Nazaire el MSC Opera tiene un registro bruto de 59.058 toneladas, con 251 metros de eslora y 28,8 metros de manga. Navega bajo bandera panameña.

Curiosidades:

El MSC Opera es gemelo idéntico al MSC Lirica y muy similares ambos a los MSC Armonia y Sinfonia. No obstante todos forman parte del mismo proyecto y se engloban dentro de la clase Mistral, cuyo primer buque fue el renombrado ahora Grand Mistral y que pertenece a la naviera española Iberocruceros.


Aunque muy parecidos, el MSC Opera (abajo) es una evolución del MSC Armonia (arriba) 
a pesar de considerarse a ambos como buques de la clase Mistral. 

Oh mein gott!


Patidifusos se quedaron muchos en la mañana del sábado al ver venir la enorme mole que asomaba tras el castillo de San Antón. Y es que el Mein Schiff no pasa desapercibido, con su casco pintado en azul oscuro y garabateado por doquier como si una manada de gamberros se hubiera cebado en él. Es, en cuanto a diseño exterior, de lo más original que se puede ver surcando las aguas.


El Mein Schiff ("mi barco" en alemán) es un buque perteneciente a la naviera teutona TUI cruises y navega bajo pabellón de Malta. Tiene 77.713 toneladas de registro bruto,
con 264 metros de eslora, 32,2 metros de manga (el ancho máximo para transitar por el Canal de Panamá) y pertenece a la compañía desde hace 2 años cuando fue transferido desde Celebrity cruises, donde operaba bajo el nombre de Celebrity Galaxy desde su botadura en 1996.

El Mein Schiff abandonó la bahía alrededor de las 8 de la tarde.

Tui cruises se engloba dentro del touroperador angloalemán TUI travel, que tiene entre otras muchas divisiones 7 compañías aéreas y 12 cadenas hoteleras. Hace ya varios años se introdujeron en el mercado crucerístico con otros buques y compañías, pero como marca propia TUI cruises opera desde 2008 con este buque, por el momento el único de su flota, aunque ya hay planes de expansión: El gemelo del Mein Schiff y que ahora opera como Celebrity Mercury será transferido a la naviera alemana el próximo año y será rebautizado como Mein Shiff 2 (Desde luego en el nombre no se han matado mucho).

domingo, 12 de septiembre de 2010

Si se marean, no lo vean.


 (Foto: Wikipedia)

Tómense una biodramina antes de ver este vídeo porque la van a necesitar. Lo que van a ver ocurrió hace unos meses a bordo del Pacific Sun de la naviera P and O Australia, pero hasta hace ahora nada había trascendido, hasta que el portal Liveleak.com colgó este vídeo y en unos pocos días se ha convertido en uno de los más vistos. En él se puede ver el efecto del temporal a bordo de la nave donde pasajeros y tripulación son zarandeados de un lado a otro junto con parte del mobiliario tratando de buscar un lugar al que agarrarse.
En el momento de la grabación el Pacific Sun realizaba un crucero por tierras neozelandesas y era azotado por olas de 7 metros y vientos que alcanzaron los 50 nudos.
Viendo las imágenes cuesta creer que la travesía se saldase tan sólo con varios heridos, el más grave de ellos con una rotura de pelvis.
Afortunadamente estos casos son muy aislados y los cruceros, además de muy seguros suelen evitar zonas con condiciones meteorológicas tan adversas.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Tropezar 2 veces en la misma piedra (o 3, o 4....)


Atlantic Star amarrado en el puerto de Lisboa. (foto: Ian Boyle)


A Pullmantur le va la marcha. Sólo así se explica el tomar una decisión tan arriesgada como la de recuperar un "barco" (y el entrecomillado no es por casualidad) con semejante currículo. El lío empezó hace unas semanas cuando el Pacific Dream ( otro buque que está dando bastantes dolores de cabeza a la naviera española) comenzó a tener problemas mecánicos hasta que uno de sus motores dijo basta en Lisboa. La compañía se vio obligada a suspender el crucero y sustituir la nave por otra para cubrir así los cruceros restantes en esa ruta y el elegido no fue otro que el Atlantic Star, amarrado en Marsella a la espera de una decisión sobre su futuro (desguace o venta a otra naviera, aunque no se quien querrá tirar el dinero en este barco). Igual el nombre no les suena a muchos, pero si les digo que bajo las letras pintadas en el casco y si rascamos un poquito aparece el Sky Wonder, entonces ya empezamos a tragar saliva. (por ahí ya se le conoce como el barco de los horrores).
El caso es que han bastado unos pocos días para que pasara lo que tenía que pasar, es decir, lo que ya ha pasado en multitud de ocasiones con este barco. Esta vez ha sido a 1.400 personas distintas y en un puerto diferente pero el resultado casi siempre es el mismo: miles de sueños rotos, miles de personas cabreadas y miles de euros (aquí serán millones) gastados en reparaciones e indemnizaciones.
El lugar ha sido Arrecife, Lanzarote donde este pasado miercoles 8 de septiembre y tras unos días de penosa navegación el Atlantic Star ha dicho "hasta aquí hemos llegado" y se ha negado a seguir arrastrándose por el Atlántico, dejando compuestos y sin vacaciones a 1.504 personas.
Los responsables de la compañía manifestaron que se trataba de un fallo eléctrico puntual pero muchos de los cabreados pasajeros relataron a diversos medios de comunicación que el estado del buque era lamentable, con goteras en algunas partes y con cisternas que desbordaban en algunos camarotes, y que desde el día anterior el problema eléctrico supuso la inutilización de las planchas de la cocina y del aire acondicionado.
Como en casi todos estos casos Pullmantur devolverá el dinero a los afectados además de poner a su disposición varios aviones para llevarlos de vuelta a sus ciudades de origen, pero el daño ya está hecho y a esa gente no se le devolverán las vacaciones de sus sueños ni Pullmantur recuperará el crédito que ha perdido en este nuevo desastre, el enésimo protagonizado por esta nave.

El Atlantic Star en Arrecife el pasado jueves antes de poner rumbo a Marsella donde será reparado (Foto: Lancelot digital.com)


El historial del paciente asusta:

Marzo 2006 - Cientos de pasajeros que disfrutaban de un crucero de siete noches se quedaron tirados durante unas 30 horas después de que el buque se rompiera en el Estrecho de Malaca. Unas cinco horas después de salir de Singapur, la nave experimentó problemas con su motores y se detuvo con más de 1300 pasajeros a bordo. La tripulación trató de arreglar el problema, pero no tuvieron éxito.

Enero 2007: El Sky Wonder encalla en un banco de arena Rio de la Plata con 1.600 pasajeros a bordo. Trs varios intentos por parte de los remolcadores se logra rescatar la nave en la pleamar varias horas después. La causa del accidente parece ser un error de navegación de su capitán.

Marzo 2008: El Sky Wonder "atraca" en Kusadasi pero no donde debe: El buque encalla en unos fondos arenosos y tras varios intentos durante días la compañía se ve obligada a suspender el crucero. El fallo se debió a los fuertes vientos y a un fallo de uno de los remolcadores durante la maniobra de atraque, pero tampoco ayuda la falta de maniobrabilidad del crucero. La falta de información y el secretismo de la tripulación y la naviera colma la paciencia de los pasajeros que se amotinan, exigiendo explicaciones y una indemnización económica. Finalmente los viajeros abandonan el buque 3 días después de tener lugar el accidente.

agosto de 2008: El Sky Wonder se ve obligado a navegar a medio gas y retrasar 12 horas su llegada a El Pireo. Lo peor es que el fallo eléctrico provocó que los pasajeros se quedaran sin luz, aire acondicionado ni poder utilizar las cisternas de los baños (mmmmm!).

...Y estas son las más "gordas" porque en numerosas ocasiones el buque ha sufrido perdidas de su planta eléctrica que le han obligado a navegar a media potencia renunciando a alguna escala o a prescindir de los servicios más básicos a bordo.

Espero que Pullmantur saque conclusiones de esta chapuza para que en el futuro no se vuelva a repetir. Eso, si todo este follón no la hunde (tocada va a quedar, desde luego). No sería la primera vez que una naviera se va al traste por cosas de éstas así que esperaremos acontecimientos...

El Sky Wonder y su "peculiar" sistema de fondeo
en Río de la Plata (arriba) o de atraque en Kusadasi (abajo).

domingo, 5 de septiembre de 2010

AidaBlu: Capítulo 3



Siempre es un placer volver a ver esa simpática cara en aguas de la ciudad. La del AidaBlu o la de cualquiera de sus compañeros de naviera, con esa enorme sonrisa que ilumina toda la bahía. La de ayer es la 3ª y última visita del año para este buque germano, el último en llegar a la moderna flota de la naviera Aida Cruises.
Procedente de Le Havre, el AidaBlu llegó este pasado sábado sobre las 9:oo horas y permaneció en la rada coruñesa hasta las 20:oo, cuando puso proa hacia Lisboa. Es muy común que los barcos de esta naviera realicen escalas muy largas cuando tocan A Coruña.



Con 71.000 toneladas de registro bruto y 252 metros de eslora el AidaBlu al igual que sus compañeros de naviera navega bajo bandera italiana.


El AidaBlu amarrado en el muelle de trasatlánticos 
el pasado mes de febrero.


En breve tendremos oportunidad de ver de nuevo estas cálidas sonrisas por la ciudad ya que dos de sus hermanos, el AidaCara y el AidaAura tocarán puerto este mes de septiembre.



Los más fotogénicos surcando los mares:
AidaCara (arriba) y AidaAura (abajo) nos visitan este mes.

viernes, 3 de septiembre de 2010

Algo diferente en el puerto



Estar a la sombra de un gigante como el MSC Orchestra podría hacer palidecer a cualquier otro barco de pasaje. Pero el Sea Cloud II es diferente: Una apuesta distinta en una industria, la crucerística, en la que la competencia es feroz y sólo ofreciendo una apuesta de calidad u original se puedes hacer uno con un pedazo de la tarta. La naviera Sea Cloud cruises combina ambas propuestas: Una esmerado cuidado en los detalles más lujosos y la originalidad que otorga la navegación a vela.



La naviera de origen germano cuenta con 2 naves: El Sea Cloud original, un buque del año 1931 y con una historia de película en la que desempeñó diversos papeles, tales como el de estación meteorológica o yate privado de un dictador entre muchos otros.


El USS Sea Cloud (o sea el Sea Cloud original) en octubre de 1942 cuando "trabajaba" como estación meteorológica para los E.E.U.U. (foto: autor desconocido).


El Sea Cloud II se construyó a imagen y semejanza de su antecesor en 2001 y con el propósito de ofrecer los mismos principios presentes en su alma mater (la combinación del lujo más sofisticado con la experiencia de la navegación clásica) pero con un estilo renovado. El negocio parece que funciona y, si dificultades de última hora no lo impiden, la naviera contará en breve con una tercera unidad: El Sea Cloud Hussar.


El Sea Cloud II puso rumbo a Vigo hacia las 5 de la tarde.

2560 afortunados pasajeros llegaron este miércoles a A Coruña a bordo de 2 naves: 2500 en el MSC Orchestra y 60 en el Sea Cloud II. Sería increible viajar en cualquiera de ellos, pero personalmente si me dieran a elegir, preferiría la experiencia de surcar los mares a toda vela. (foto con parche y loro incluida, of course)


MSC Orchestra y Sea Cloud II: 2 formas distintas de entender el mismo negocio.

CURIOSIDADES:

El Sea Cloud II tiene genes españoles: Fue construido en los astilleros Gondan de Castropol aunque navega bajo pabellón de Malta.

...Y la orquesta tocó en A Coruña



Este jueves 2 de septiembre el puerto recibió la visita de un gran coloso de los mares: el MSC Orchestra.



El buque de bandera italiana y propiedad de la naviera MSC llegó a las instalaciones coruñesas sobre las 7 de la mañana y permaneció atracado hasta las 2 de la tarde, cuando puso rumbo a Lisboa.
No es la primera vez que este gigante nos visita. Su escala inaugural en la ciudad tuvo lugar el 16 de mayo del pasado año y con la escala de este jueves completa su 3a visita a la ciudad.
Construido en el año 2007 , tiene 89.600 toneladas y unos impresionantes 293 metros de eslora, los mismos que el mítico Queen Elizabeth 2, ya retirado.




La naviera MSC, aparte de tener una de las mayores flotas de portacontenedores de todo el mundo, se jacta de tener una de las flotas de cruceros más modernas del mundo (de hecho ese es el eslogan de la compañía), con 10 naves y una media de edad de unos 4 años). Su comienzo en el mundo de los cruceros fue como el de otras muchas navieras: Barcos procedentes de otras compañías algo entrados en años, pero con los que supieron ganarse a una clientela fiel. El gran cambio tuvo lugar a partir del 2003, con la compra de 2 slots a la naviera Festival cruceros. Un slot es un contrato que una naviera firma con un astillero, mediante el cual la naviera se reserva el derecho sobre la construcción de nuevas unidades navales de un proyecto ya realizado. (por ejemplo, mi naviera firma un contrato de construcción de un barco con un astillero y un slot de la misma, es decir, me reservo el derecho de mandarles construir una nave gemela a la que les he encargado dentro de un periodo de tiempo estipulado en el contrato). Así nacieron los MSC Lírica y MSC Ópera.
En 2004 la quiebra final de Festival cruceros, supuso la venta de toda su flota. MSC no desprovechó la oportunidad de pescar en aguas revueltas y compró por unos 440 millones de euros el European Vision y el European Stars bautizándolos como MSC Armonia y MSC Sinfonia, respectivamente.


El MSC Orchestra pertenece a la clase Música, una serie de 4 barcos gemelos (el Música, el Orchestra, el Poesía y el Magnífica) y que supuso en 2006 el primer proyecto completamente nuevo para la naviera.
El MSC Orchestra es el 2º de una saga que se cerró este año con la entrada en servicio del MSC Magnífica.

He aquí un vídeo de la ceremonia de bautizo del MSC Orchestra, con Ennio Morricone a cargo de la música y Sophia Loren como madrina: